La Agencia Espacial Europa elige dos proyectos de la UPM para probar vuelos parabólicos

FlyYourThesis

Dos proyectos de los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio de la UPM (Universidad Politécnica de Madrid), han sido seleccionados por el programa FlyYourThesis!, de la Agencia Espacial Europea (ESA). Esta iniciativa, que ha estado inactiva durante tres años, ha elegido estas propuestas científicas de un total de cuatro. Dirigido a estudiantes de máster y posgrado, éstos deben diseñar, construir y probar un experimento para ser operado en condiciones de microgravedad.

De los 18 equipos e ideas participantes en la convocatoria, seis pasaron a la fase final, en la que se adjudicaban las cuatro plazas a bordo del A310 Zero-G. En una reunión, los equipos expusieron detalladamente sus proyectos y (atendiendo a criterios de ciencia, ingeniería y viabilidad) se escogieron los dos proyectos de la UPM: CFVib (Control of Fluids in MicrogravitywithVibrations) y TEPiM (ThermocapillaryEffects in PCMs in Microgravity). Los otros dos equipos que completan la lista de ganadores de FlyYourThesis! son: PoliTethers, de la Universidad Politécnica de Milán (Italia) y Anemoi4, de la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania).

Andrés Cobos, ingeniero aeronáutico por la ETSI Aeronáuticos de la UPM, está al frente deTEPiM, un proyecto sobre materiales de cambio de fase, materiales con un alto calor latente en su transición de sólido a líquido. Este tipo de material se emplea en el espacio en sistemas de control térmico pasivos para impedir que diversos sistemas eléctricos alcancen temperaturas que estén fuera de su rango de operatividad y consecuentemente se dañen. “Con el experimento queremos probar la mejora en la transmisión de calor durante el cambio de fase de estos materiales cuando en presencia de una superficie libre, el efecto Marangoni genere un movimiento de la parte ya licuada”, explica.

Por otro lado, el proyecto CFVib, está basado en el fenómeno del vibroequilibrio, consistente en la reorientación lenta de la superficie del fluido que es inducida por las vibraciones. Su responsable es el estudiante de doctorado José Javier Fernández. “Nuestro planteamiento es estudiar el efecto de vibraciones de alta frecuencia y pequeña amplitud en líquidos confinados en contenedores de distintas formas en condiciones de microgravedad”, afirma. “Tratamos de saber si es efectivo el uso de estos dispositivos en misiones y experimentos para controlar de manera activa líquidos como combustibles o agua contenidos en su interior”, señala.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here