celulas asesinas embriones

Investigadores y científicos de la Universidad de Granada y de la Clínica MARGen han iniciado un proyecto de investigación cuyo objetivo es detectar las células que atacan embriones en la cavidad uterina y causan infertilidad. Conocidas como células asesinas naturales, éstas son componentes importantes en la defensa inmunitaria.

No obstante, y a pesar de su nombre, estas células son particularmente útiles para destruir otras ya infectadas, irreversiblemente dañadas y tumorales, por lo que pueden ayudar a salvar vidas. En opinión de Jan Tesarik, uno de los directores del estudio, “las células asesinas naturales están también presentes en el útero y participan en la reestructuración de los tejidos uterinos durante la anidación del embrión. Sin embargo, hay situaciones en las que estas ‘células asesinas’ cambian de ‘chip’ y atacan los mismos embriones al lugar de facilitar su anidación”.

El proyecto, ha explicado este investigador, tiene como objetivo conocer “por qué las células amigas de embriones, que preparan el útero para su acogida, se pueden convertir de pronto en enemigas que destruyen los mismos embriones”. En este sentido, la clave estaría en unas moléculas reguladoras llamadas citocinas, ya que bajo el efecto de algunas de ellas, “las células asesinas de tumores cambian de diana y actúan como asesinas de embriones”. Por eso, el fin último de los investigadores pasa por “desarrollar métodos para identificar la expresión de las citocinas responsables de esta transformación.”

Finalmente, los investigadores también han apuntado que las células asesinas pueden ser responsables de la mayoría de fracasos de implantación embrionaria en programas de donación de óvulos, cuando no se detectan anomalías ni en los espermatozoides del marido ni en la morfología de la cavidad uterina.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here