cáncer Universidad de Navarra
Los científicos de la Universidad de Navarra que descubrieron el mecanismo implicado en el desarrollo del cáncer de páncreas y de pulmón.

Investigadores del Cima Universidad de Navarra han desvelado nuevos mecanismos implicados en el desarrollo del cáncer de páncreas y de pulmón. El estudio, realizado con modelos experimentales, confirma el papel de una pequeña molécula (el microARN miR181ab1) en la formación y evolución de estos tumores.

“Nuestros estudios revelan que el microARN miR181ab1 tiene un papel crucial en el inicio del cáncer de páncreas y del cáncer de pulmón. Además, de modo más relevante, su eliminación en tumores de ambos tipos de cáncer en ratón (imitando el tratamiento que se aplicaría en pacientes) genera un efecto antitumoral muy potente”, explica el doctor Silve Vicent, investigador del Programa de Tumores Sólidos del Cima, miembro de CIBERONC y director de este estudio.

[Le puede interesar: Gloria González Aseguinolaza, subdirectora del Cima Universidad de Navarra]

KRAS es uno de los oncogenes más frecuentes en el cáncer humano. Aproximadamente un 30% y un 90% de los pacientes con cáncer de pulmón y de páncreas, respectivamente, presentan mutaciones en este oncogén.

“A pesar de su claro papel en el cáncer en general, y en estos dos tipos de tumores en particular, hasta la fecha no existen terapias efectivas aprobadas para su uso clínico en pacientes oncológicos. Por tanto, es fundamental conocer los mecanismos anómalos activados por el oncogén KRAS, de manera que podamos desarrollar estrategias terapéuticas para estos pacientes”, precisa Vicent.

El trabajo de los científicos del Cima integra modelos de ratón modificados genéticamente, cultivos celulares en 3D derivados de modelos animales y de líneas celulares humanas, y modelos in vitro, así como la información clínica de series de pacientes de ambos tipos de tumor.

Vicent explica a Innovaspain que los modelos 3D que usan principalmente en el trabajo derivan de tumores primarios originados en ratones modificados genéticamente. “La generación de estos organoides es un proceso muy rápido una vez se han formado los tumores y, en el caso concreto de nuestro estudio, este modelo 3D recapitula fidedignamente el efecto antitumoral que supone la eliminación de miR181ab1 en el ratón”, asegura.

Un aspecto relevante de este sistema es que permite la modificación genética exvivo (sin tener que incorporar dicha modificación en el ratón, lo que podría llevar de 12 a 18 meses), de modo que en el plazo de unas semanas se puede estudiar el efecto de la reconstitución de miR181ab1 u otros genes, lo que por una parte acelera la obtención de resultados y por otro reduce el uso de animales de experimentación, añade.

[Le puede interesar: Ignacio Melero: “En inmunoterapia, lo mejor está por venir”]

La investigación, publicada en la revista científica Journal of Cinical Investigation, se ha realizado en colaboración con el grupo del doctor Alejandro Sweet-Cordero de la Universidad de California, en San Francisco (Estados Unidos).

Aplicación terapéutica

Una de las conclusiones más relevantes de este trabajo es su aplicación terapéutica, según el doctor Vicent. “En concreto, hemos confirmado que si combinamos la eliminación de esta molécula y la administración de un fármaco ya aprobado para tumores hematológicos obtenemos una mayor respuesta antitumoral en cáncer de pulmón”, señala. Por tanto, este trabajo proporciona la base para el desarrollo de futuras estrategias de inhibición de miR181ab1 como potencial terapia en estos tumores.

Los investigadores del Cima están buscando financiación para estudiar las implicaciones de la inhibición conjunta de este microARN y de moduladores del sistema inmune de tumores de pulmón y páncreas. “Nuestro objetivo final es encontrar nuevas estrategias para potenciar la respuesta antitumoral del sistema inmune en ambos tipos de tumor, ya que los tratamientos actuales tienen un efecto muy limitado”, concluye Vicent.

El trabajo, desarrollado en el marco del Instituto de Investigación Sanitaria de Navarra (IdiSNA), ha contado con financiación de distintas instituciones públicas y privadas, como el Ministerio de Economía y Competitividad, la Fundación Worldwide Cancer, la Fundación CajaNavarra y Fundación “la Caixa”, la beca María Eugenia Burgos de la Iglesia y la Asociación de Novelda de ayuda a personas con cáncer.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here