Cómo innovar en la cama: ‘Mindfulness y el sexo’

Platano melón, aceites para masajes

¿En algún momento de esta semana has sido capaz de dejarte llevar al 100%? ¿De concentrarte con tus 5 sentidos en lo que estabas haciendo? Nuestra mente no acaba de estar relajada del todo al estar conectados constantemente con el trabajo, los amigos, familia, la actualidad… El mindfulness es el arte de hacer las cosas conscientemente, es decir, hacerlas sin pensar en nada más. ¿Podemos trasladar esta técnica a nuestros ratos de intimidad? La respuesta es sí. Poder disfrutar del sexo sin pensar en qué vas a hacer después es mucho más fácil gracias a unos juguetes sexuales en concreto que juegan con nuestros sentidos, nos ayudan a concentrarnos en el presente y nos echan una mano a la hora de querer innovar en la cama.

  1. El olfato

Para intensificar el sentido del olfato, anula el sentido de la vista e inmoviliza a tu pareja. Al no ver, evitamos distraernos con algún cuadro o foto, con el desorden… No necesitas más que un antifaz para conseguir intensificar el sentido del olfato. Concentrarte en oler a tu pareja te ayudará a abandonarte totalmente a la experiencia.

Un juego que os hará divertiros y concentraros en la situación, es que uno de vosotros os pongáis perfume en una parte de vuestro cuerpo y que la pareja adivine dónde… Para que sea aún mejor, puedes usar cuerdas de restricción o esposas. O también podéis jugar con velas aromáticas que dispararán vuestras sensaciones.

  1. La vista

Para excitar a tu pareja con tan solo verte, te proponemos hacerte con un juego de lencería sexy y sorprenderla. Cuando te lo pongas, te sentirás como si algo se hubiera apoderado de ti. Y es que con un conjunto sexy tendrás más consciencia de tu cuerpo y te sentirás irresistible.

  1. El tacto

La piel es el órgano más grande y con miles de terminaciones nerviosas que pueden hacerte temblar de placer. Jugad con texturas distintas para disfrutar de sensaciones nuevas que os hagan elevar el placer a otro nivel y olvidaros de todo. Probad con aceites para masajes, vibradores de tamaño pequeño para estimular todas las partes del cuerpo desde los pies al cuello, también podéis jugar con plumeros, látigos… Y es que son muchas las cosas que podéis hacer con vuestra piel más allá de las caricias.

  1. El oído

Escuchar fantasías que tu pareja quiere hacer, o que te diga lo que le gusta que le hagas y lo mucho que disfruta puede excitaros muchísimo. Decir cosas sensuales al oído, además de ser muy excitante te ayuda a desconectar de todo. También el silencio, suspiros, los gemidos y los gritos de placer son clave para conectar con tu pareja y con la situación. No tengas vergüenza de expresar lo que estás sintiendo de la manera que sea.

  1. El gusto

Disfrutar de cada parte del cuerpo de tu pareja sexual es mucho más gustoso si le damos un toque de sabor. Los lubricantes de sabores son una manera muy fácil y asequible para darle sabor al sexo y olvidarse de los pudores.

El llevar a la práctica el mindfulness en el sexo con estos pequeños trucos que, aunque pequeños, marcan la diferencia, te será más fácil concentrarte en el momento y a darlo todo en la cama.

Si al principio no consigues despejar tu mente, no te angusties. Se trata de entrenarse con este tipo de ejercicios en la cama y fuera de ella y, poco a poco notarás que te cuesta menos concentrarte en vivir el momento y disfrutar mucho más.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here