Ikea pide “salvar los muebles” en Cataluña y País Vasco

Ikea Cataluña Pais Vasco economia circular

Ikea Barakaldo y otras tres tiendas de la compañía en Cataluña (Badalona, L’Hospitalet y Sabadell) se han sumado al proyecto #SalvemosLosMuebles, una iniciativa que apuesta por orientar el modelo de negocio de la compañía hacia la economía circular. El objetivo es el de identificar nuevas oportunidades a lo largo de toda la cadena de valor, desde la materia prima hasta nuevos servicios a sus clientes.

[Lea también: Ikea abre en Madrid su tienda del futuro]

“Esta nueva orientación viene a implantarse en un contexto social que está marcado por datos de expertos que estiman que cada hogar en España guarda de media 2.000 euros en productos que no usan; además el 4% de los residuos que acaban en el vertedero son muebles y solo el 10% se recicla”, explican desde la compañía mediante datos oficiales de la UEA.

Por ello, esta nueva estrategia pretende tener un reflejo en el día a día de la compañía dando a las siguientes partes de la cadena: ‘cuida’, ‘repara’, ‘customiza’, ‘dona’ y ‘recicla’. Por otro lado, en estas cuatro tiendas han presentado una nueva parte de esta cadena, el ‘vende’: buscar un nuevo hogar para los productos que ya no se usan.

De esta manera, los productos Ikea que se engloben en una de las categorías seleccionadas (cajoneras, mesas, sillas, vitrinas, escritorios, estanterías, armarios y cómodas) y cumplan una serie de requisitos indicados en la web podrán ser adquiridos por la compañía que, posteriormente los venderá en la sección ‘El Desván de las Oportunidades’ ubicado en las diferentes tiendas. Según datos del estudio de IKEA, el 9,5% de las personas ya vende los muebles que no usa.

[Lea también: Una nueva vida para los muebles de segunda mano de Ikea]

Cabe decir que en Ikea tienen además un acuerdo en Cataluña con la Fundación Formaciò i Treball para dar un fin social a aquellos muebles y textiles que no pueden ser vendidos pero pueden ser donados y utilizados una vez se han puesto a punto. “En lo que va de año esta colaboración ha evitado que 30 toneladas de muebles, textiles y colchones ser conviertan en residuos y puedan ser utilizados por familias en riesgo de exclusión”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here