La llegada de las energéticas a Extremadura, sinónimo de formación innovadora

Gracias a Endesa, más de 900 personas se beneficiarán de una tendencia al alza en la región: la eficiencia energética. Los cursos para su formación, aseguran, han sido gratuitos

Extremadura Endesa formacion

Tras el reciente anuncio de Iberdrola, en el que avisaban su intención de situar a Extremadura en el centro de su estrategia renovable en Europa, llega otra noticia que tiene mucho que ver con esta nueva época sostenible que promete poner a la región en el mapa de la innovación. Ahora, la energética Endesa quiere construir en este territorio seis plantas fotovoltaicas que, según la compañía, hará que más de 900 personas se especialicen en operaciones y mantenimientos sostenibles. 

Para promover la creación de puestos de trabajo entre las personas desempleadas del entorno, Endesa, ha llevado a cabo acciones formativas y educativas en los lugares que albergarán estas seis plantas –los municipios de Logrosán (Cáceres), donde se sitúan tres de ellas, y Casas de Don Pedro y Talarrubias, en Badajoz–. Los cursos, que han alcanzado ya un grado de inserción de en torno al 50%, han beneficiado ya a 260 desempleados, “que han recibido formación de manera gratuita y han obtenido no solo la posibilidad de conseguir un empleo, sino también la oportunidad de aprender un oficio técnico en un sector en auge en Extremadura en particular y en España en general”, declaran desde Endesa. 

Asimismo, además de esta formación en montaje de paneles, está previsto realizar en los próximos meses dos cursos dirigidos a mejorar la empleabilidad de personas con cierto grado de formación (FP medio de electricidad) enfocado a personas que puedan trabajar en la operación y mantenimiento.

De momento, ya son 660 personas las que se encuentran trabajando en las obras, si bien las cifras aumentarán hasta los 900 puestos de trabajo en las próximas semanas, cuando los proyectos alcancen su pico máximo. La inversión conjunta de Endesa entre las seis plantas se sitúa en torno a los 200 millones de euros y la fecha de finalización está prevista para diciembre de este año.

Cabe decir también que las construcciones incorporarán iluminación eficiente y de bajo consumo, “así como un manejo responsable de los residuos e información a la ciudadanía, a través de un panel informativo y de datos de contacto para posibles consultas, sobre las acciones sociales que acompañan a la construcción de plantas”. Además, avisan que, al término de las obras, “las placas instaladas para la dotación de renovables a la propia construcción serán donadas a los municipios para darles uso público. Previa a la donación, se realizarán auditorías energéticas en los edificios públicos (entre otras la residencia de mayores de Logrosán de FEMAR) que recibirán las donaciones con el objeto de fomentar la eficiencia energética”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here