Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
conocimiento ciéntifico

Conocimiento científico al alcance de todos

[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Las claves de la nueva Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación

Según Diana Morant, esta reforma traerá la Agencia Espacial Española y la dignificación de la ciencia, entre otras medidas
ley de la ciencia morant
Presentación de la Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación por parte de la ministra Diana Morant. (Imagen: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa)

Diana Morant, ministra de Ciencia e Innovación, ha presentado, tras su aprobación por el Consejo de Ministros, el anteproyecto de reforma de la Ley de Ciencia, Tecnología e Innovación del año 2011. Un texto que ahora cumplirá, asegura, con dos demandas que eran “unánimes” de la comunidad científica y la sociedad: por un lado, dignificar las condiciones de trabajo de los investigadores España. Y por otro, garantizar una financiación pública en I+D+i alineada con los requisitos de la Unión Europea.

“Esta reforma viene a reparar los fallos de un sistema de ciencia e innovación agravados durante una década de recortes que provocó la destrucción de miles de plazas públicas, precariedad en las carreras, envejecimiento de las plantillas, fuga del talento científico de nuestro país y un tapón de toda una generación de investigadores”, ha asegurado la ministra en la presentación, celebrada el pasado viernes.

Con esta reforma de ley, España da un paso “definitivo” para salir de la crisis “por la puerta del futuro”. “Para ello -ha subrayado la ministra-, antes es necesario saldar la deuda histórica de este país con las personas que investigan e innovan, que son esenciales, a quienes esta nueva ley dota de más derechos y de un horizonte de estabilidad en sus carreras basados también en una financiación estable y creciente”.

Agencia Espacial Española

Cabe destacar que una de las claves de la reforma de la Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación contempla la creación de la Agencia Espacial Española, con un componente dedicado a la Seguridad Nacional, para dirigir el esfuerzo en materia espacial, coordinar de forma eficiente los distintos organismos nacionales con responsabilidades en el sector espacial y unificar la colaboración y coordinación internacional.

“Una ley que no esté sometida a vaivenes políticos”

Esta reforma de la Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación mejorará también, en principio, el sistema incorporando medidas para reducir las cargas administrativas que, para Morant, “desbordan a los científicos, combatir la brecha de género que lastra las carreras de las mujeres, incentivar la transferencia de conocimiento a la sociedad y las empresas y establecer un sistema de gobernanza más ágil, participativo y abierto a todos los territorios”.

Para la ministra, la cohesión social y territorial pasará también por la ciencia y la innovación, alineándose con los modelos de cogestión científica más avanzados de la Unión Europea.

“Esta es la Ley de la Ciencia que nuestro sistema necesita, es fruto del diálogo con la comunidad científica innovadora y de soluciones reales con sus principales demandas. La nueva ley cumple por fin con la gran reivindicación histórica de la ciencia: garantizar una financiación pública en I+D+i creciente y estable que no esté sometida a vaivenes políticos”.

Por primera vez han incorporado por ley el compromiso de alcanzar una inversión pública en I+D+i del 1,25% del PIB en 2030, que, con el apoyo del sector privado, permitirá llegar al compromiso del 3% que establece la UE y que también consensuó con el objetivo del Pacto por la Ciencia y la Innovación de España, firmado y apoyo por más de 80 organizaciones científicas, universitarias, empresariales y sindicales de nuestro país.

Recursos y contratos

Asimismo, con esta garantía se blinda por ley que el sistema público de ciencia e innovación disponga de los recursos suficientes para seguir creciendo, modernizando sus infraestructuras y equipamientos y creando más y mejores oportunidades para los científicos.

“Lo blindamos para el futuro -ha manifestado Morant-, porque el Gobierno ya está cumpliendo ahora mismo. Estamos ya en la senda marcada por Europa. Quiero recordar que los últimos dos presupuestos aprobados por este Gobierno, los dos únicos aprobados, supusieron, el del año 2021, un aumento del 60% de la inversión en ciencia e innovación solo en el Ministerio de Ciencia e Innovación. Y el de 2022, prácticamente dobla el que encontramos heredado”.

Y ha querido recordar, de nuevo, que no solo el Ministerio de Ciencia e Innovación hace ciencia e innovación desde el Gobierno de España. “Por tanto, estamos ya cumpliendo con la senda de Europa y lo que hacemos es blindar ese compromiso por ley de cara a las planificaciones presupuestarias del Gobierno de España y de nuestro país de cara al futuro”.

Y es que esta reforma de la Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación “mejora la vida de las personas que mejoran la nuestra a través de la investigación y la innovación con la definición de una carrera científica más clara, estable, se pone fin a la precariedad endémica en el sector público de la I+D+i”, ha asegurado.

Deja un comentario