¿Cómo se adaptan las aseguradoras a la llegada del coche autónomo?

autonomo mapfre

Mapfre y Cesvimap (Centro de Experimentación y Seguridad Vial de la compañía) han analizado en el congreso Driverless Technologies Insurance 2016 de Londres el impacto del uso de la tecnología en los vehículos autónomos y la trascendencia que tendrá para las compañías aseguradoras y para fabricantes de vehículos y de componentes. Entre las principales conclusiones, destaca que la siniestralidad disminuirá en los próximos años debido a la ausencia de factor humano en la conducción.

Sergio Gómez Recio, adjunto a la Dirección de Innovación Corporativa de Mapfre, ha explicado las distintas implicaciones de la Responsabilidad Civil de los conductores y fabricantes de vehículos autónomos o semiautónomos, además de cómo podrían influir los sistemas de asistencia avanzada al conductor (ADAS) en el sector asegurador, así como la propiedad de los datos, un debate abierto entre fabricantes, nuevos operadores y clientes. “La llegada de los coches autónomos es consecuencia de la democratización de la tecnología. Esto nos acercará al fin de la siniestralidad”, ha apuntado Gómez Recio.

Rubén Aparicio-Mourelo, gerente adjunto de Cesvimap, ha presentado una investigación sobre la efectividad de los sistemas de alerta ante el franqueo involuntario de carril. Tanto los sistemas avanzados de ayuda al conductor (Advanced Driver Assistance Systems, ADAS), como el control de colisión o la frenada automática (AEB), están diseñados para evitar colisiones y minimizar considerablemente los riesgos en la carretera. Por ello, la compañía ha subrayado la necesidad de comprender la efectividad y el alcance de las tecnologías semiautónomas de ayuda a la conducción para apreciar su efecto sobre el número y frecuencia de los siniestros.

El congreso ha abordado también cuestiones relativas a la responsabilidad en caso de accidente, planteando el reparto de responsabilidad entre conductor, fabricante y vehículo. A su vez, se han cuestionado aspectos como las limitaciones legislativas que afectan a los sistemas de asistencia al conductor y cómo afectará el intercambio de datos. Por otro lado, Mapfre ha recalcado el papel de la DGT (Dirección General de Tráfico) ante la llegada del vehículo autónomo, donde en España ya existen normas para las pruebas de este tipo de coches, pero sin salirse del “modo prueba”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here