blockchain santander

El 23 de marzo del 2018, Banco Santander sentaba las bases de su apuesta por el blockchain desde dentro. Es decir, fueron sus propios accionistas quienes votaron por primera vez mediante esta tecnología las propuestas de su consejo de administración. Casi un año después de aquel hito, blockchain se ha convertido en pieza clave de la estrategia digital de la entidad, que actualmente es socio fundador de la Enterprise Ethereum Alliance (EEA) junto con otros grandes bancos internacionales y otras empresas y, simultáneamente, también de Alastria, red blockchain específica de España.

Para Santander, 2019 es un año clave en el impulso blockchain. Sistemas que han empezado en 2018 su implantación inicial, como el One Pay FX o la plataforma de comercio We.trade pasarán a volúmenes de uso masivos. De acuerdo con la consultora tecnológica IDC, si en 2017 el uso de blockchain por el sector financiero era del 4%, en este año que acaba de comenzar será del 60%. En 2020, al menos el 20% de todas las transacciones mundiales incorporarán algún tipo de blockchain. De hecho, se prevé que los sistemas clásicos de usuario y contraseña, la verificación en dos pasos (recibir un código al teléfono móvil para ratificar una transacción), los formularios CAPTCHA (los que piden identificar las letras de un cartel o los coches que hay en una foto dividida en cuadros), la huella digital o la biometría facial, entre otros, empezarán a ser sustituidos por propuestas de seguridad basadas en blockchain.

La confianza que quizá aún falta

Es uno de los aspectos relevantes en el mundo online. La confianza es una característica que hace de blockchain, probablemente, la innovación más relevante para Internet desde la creación de las redes sociales, dado que va a aportar al mundo digital la confianza a nivel general de sus usuarios. Puesto que Internet es, en gran medida, una colección de base de datos, incertidumbres como el saber si las identidades con las que alguien interactúa son reales o no, si las transacciones están a salvo de los ladrones virtuales o incluso si la suplantación virtual de identidad puede llegar a producirse se convierten en algunos de los recelos por parte de los usuarios.

Blockchain quiere acabar con todo esto. La tecnología no crea, al contrario que los sistemas convencionales, una base de datos única y central cuando se desarrolla una nueva aplicación informática (una página web, una app, un foro…), sino que ésta genera un innumerables bases de datos idénticas unas a otras. O lo que es lo mismo: no se puede robar, vulnerar o falsificar. Como demuestra la historia del movimiento de criptomonedas, los registros blockchain hacen inmutables y seguras sus transacciones, especialmente porque solo pueden modificarse si todos los participantes están de acuerdo.

Dos soluciones que marcan el camino

¿Qué otras situaciones podrían beneficiarse de blockchain, aparte de las operaciones financieras? Por ejemplo, los puertos de todo el mundo, que es el principal objetivo de la plataforma we.trade. En ellos, los barcos cargan y descargan sus productos. Se hace a toda velocidad. Cargar un barco con contenedores para exportación se hace rápido. Sobre todo en casos como la fruta, cuando perder tiempo afecta a la calidad del producto. Sin embargo, la mayor pérdida de tiempo sucede con el papeleo burocrático. Un contenedor de fruta puede acarrear que unas 30 personas firmen y sellen los documentos: aduana, agencia tributaria e inspectores sanitarios, por ejemplo. Además de esta dificultad, es muy fácil manipular estos documentos, y permitir que se desvíe una parte de los productos o se catalogue incorrectamente para obtener un precio mayor. 

Si en lugar de documentos en papel existiesen transacciones digitales y los cambios se hiciesen en blockchain sería imposible manipular los datos. Se puede gestionar las firmas de forma más eficiente y existe un registro histórico de cada paso que da la fruta durante su recorrido. El sistema ya gana adeptos: IBM y Maersk, la empresa de transporte por contenedores, acaban de probar un sistema piloto de estas características. En el puerto de Dubai hay otro proyecto funcionando para que todas las transacciones se lleven a cabo con tecnología blockchain en los próximos años.

El hecho de que blockchain sea una tecnología de código abierto permite que esté en continuo desarrollo y se actualice de modo constante. Los 'contratos inteligentes' serán próximamente otra de las innovaciones basadas en blockchain, ya que en ellos en lugar de añadir datos a una cadena se activarán en la cadena blockchain unas reglas prefijadas, como que una transferencia bancaria sea inmediata aunque se haga a un banco distinto o a un banco de otro país y en otra divisa. En eso es en lo que, por ejemplo, se basa One Pay FX.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here