[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Worldpats: el socio para iniciar una etapa laboral en el extranjero sin dejar cabos sueltos

Doctora en Inteligencia Artificial, Ángela Blanco es la cofundadora de la plataforma junto a Pablo Bárcena
angela blanco worldpats movilidad laboral trabajo recursos humanos enisa emprendedoras digitales
Ángela Blanco, cofundadora de Worldpats.

Nueva casa, nuevo barrio, nuevo colegio, visados, seguros, permisos… Irse fuera a trabajar puede ser toda una experiencia. Si nos vamos con todo ‘atado y bien atado’, evitaremos que se convierta en una pesadilla. Worldpats nació con la voluntad de concentrar, digitalizar y monitorizar todos estos procesos de manera sencilla, tanto para las empresas como para los trabajadores expatriados.

Doctora en Inteligencia Artificial, Ángela Blanco trabajó previamente en los sectores aeroespacial y alimentario, donde acumuló bagaje en la gestión inteligente de los datos y el machine learning. Estos conocimientos los aplicó en Worldpats. La plataforma actúa según las preferencias de trabajadores y compañías en base a una serie de parámetros que configuran sus algoritmos. El sistema aprende y se enriquece con cada nueva incorporación a la plataforma.

La formación tecnológica de Blanco fue complementada con el expertise de su socio en Worldpats. Pablo Bárcena no sólo había pisado profesionalmente el terreno de los viajes a medida, sino que sufrió en sus propias carnes el desconcierto al que puede llevar marcharse del país a emprender una nueva aventura laboral.

“Ambos vimos la oportunidad”, explica la emprendedora gallega a este periódico. “Mucha gente no tiene la ocasión de viajar al destino antes de partir definitivamente. Esto provoca errores y decepciones. Colaboramos con expertos locales que ayudan a los expatriados en la toma de decisiones y en su adaptación”.

Un balón de oxígenos en los departamentos de RRHH

De este primer producto validado basado en las recomendaciones, Wordpats evoluciona hacia un modelo de B2B más definido. La empresa trabaja con grandes compañías españolas cuya presencia internacional es fuerte, asegura Ángela Blanco.

“Aprendemos mucho de las empresas y de las propuestas que nos han hecho a lo largo de este tiempo. Si algo hemos constatado es que, hasta la fecha, la movilidad laboral internacional se ha gestionado de manera desagregada y descentralizada”, añade.

En este contexto, Blanco cree que, dentro de las compañías a las que prestan servicios, los departamentos de Recursos Humanos son, sin duda, los grandes beneficiados por Worldpats. “Les ahorramos una cantidad ingente de tareas al poder controlar desde un espacio común todo lo que afecta tanto a los empleados como a los proveedores del área. Ofrecemos la trazabilidad global todo el proceso, lo que dota de seguridad y certeza a cada paso. Tienen a mano una herramienta con una interfaz muy sencilla que automatiza su día a día”.

La propuesta de la startup no es baladí. Blanco se sirve de un ejemplo. “Imaginemos una gran constructora inmersa en una licitación. Determinar si embarcarse en el proyecto es o no viable depende, en parte, de prever ciertos gastos, como los ligados a los empleados a los que van a movilizar”.

"No debemos frivolizar con el tele trabajo"

Worldpats se ha adaptado a los cambios producidos en los últimos tiempos en lo que a movilidad laboral se refiere. “Queda más lejos el perfil del trabajador que se marchaba con la familia muchos años a otro país. Hoy son muy comunes los expatriados de corta duración, los viajeros de negocios o aquellos que desembarcan fuera para prestar servicios concretos en otra empresa”.

En este sentido, la compañía ha activado un subproducto que responde al impulso legal para facilitar la atracción de talento emprendedor a las empresas. “La captación de nuevos trabajadores no puede hacerse de cualquier manera. Worldpats gestiona el flujo de información que generan estos procesos, y ponemos en contacto a las partes implicadas, incluyendo, por ejemplo, abogados migratorios hasta la obtención del visado”.

La experta reflexiona sobre los nuevos hábitos de trabajo consolidados por la pandemia del COVID-19. Y lanza una advertencia. “Ser trabajador nómada -por lo general perfiles tecnológicosde sectores 100 % digitalizados- no evita que haya que establecer contacto con las autoridades laborales pertinentes. Cuidado con frivolizar en torno al tele trabajo internacional. No sólo es marcharse a un sitio con mejor clima porque tu empresa te lo permite. El trabajador debe estar bien asesorado”.

Consolidación, apoyos y hacer equipo

En 2022 y 2023, la empresa quiere consolidar el vínculo con su actual cartera de clientes. “Tenemos mucho potencial con otras empresas, las medianas-grandes, donde la herramienta resultaría de gran utilidad. Los productos que ofrecemos funcionan bien, y aunque trabajamos en algún módulo nuevo, la idea es automatizar al máximo los procesos que manejamos actualmente”.

La iniciativa de Blanco ha sido apoyada con un préstamo ENISA dentro de la línea de Emprendedoras Digitales. “Su ayuda es vital para seguir creciendo. Nos gustaría abrir nuevos mercados más allá del español ya que nacimos con vocación global. ENISA ofrece todo tipo de facilidades, han contribuido a que lleguemos a nuevos clientes y negocios”.

Wolrdplats no es la primera experiencia emprendedora de Ángela Blanco. Hace unos años fundó Belatxiki, dedicada al cultivo y mejora de especies vegetales destinadas a la alta cocina. “De mi recorrido previo en el mundo del emprendimiento me quedo con un aprendizaje: es difícil formar un buen equipo multidisciplinar. Creo sinceramente que es el punto clave de un proyecto. La elección de compañeros de viaje puede llevar al fracaso o al éxito de una idea”, concluye.

Relacionadas