Objetivos 2030

Con la colaboración de

Cosentino

Valdepas: turismo accesible en plena naturaleza cántabra

Jorge Macho fundó la empresa en 2019 y, pese a la pandemia, la OMT la consideró como una de las 100 compañías capaces de cambiar el sector
valdepas turismo accesible jorge macho cantabria
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

La idea de crear Valdepas vino con una crisis. Jorge Macho se había dedicado toda una vida a a la informática. A los 50 años se vio en el paro y decidió formarse como técnico en Atención a Personas en Situación de Dependencia y trabajar en las residencias. Tiempo atrás, una una amiga que va en silla de ruedas le comentó las limitaciones que tenía para hacer turismo en ciertos espacios. Macho empezó entonces a hacerse preguntas que pretende responder con Valdepas.

“Siempre me ha gustado la naturaleza y que la disfrute cualquier persona. En Cantabria no había muchas opciones para lograrlo. Pregunté en las asociaciones y había problemas, incluso para el alojamiento”, comenta en una llamada con Innovaspain. Valdepas echó a andar para que fuera posible disfrutar del verde de los Valles Pasiegos, ofreciendo opciones turísticas accesibles y alquiler de bicicletas.

“Tú solo piensa en disfrutar, nosotros nos encargamos de todo”, anuncia en su web. Tienen experiencia en la organización de actividades al aire libre y en guiar grupos. “Disponemos de un paquete completo con el cual vamos a recoger a los turistas a la estación, les ofrecemos el alojamiento y las actividades”, explica. Macho utiliza una furgoneta adaptada de nueve plazas, o de siete plazas y dos sillas de ruedas, para poder trasladar a los viajeros.

El senderismo o la visita de cuevas, por ejemplo, son viables para cualquiera gracias a una silla especial llamada Joëlette. Para caminar entre esos paisajes cántabros tienen una tarifa que va desde los 15 euros la hora. También está la opción de otra silla llamada anfibia, disponible por 25 euros al día, que sirve para nadar, como se intuye por su nombre. La idea del creador de Valdepas es ampliar el número y tipos de dispositivos, pero poco a poco. “Solo una silla de senderismo cuesta 4.000 euros”, afirma.

En sus rutas, Valdepas también ofrece la opción de probar los alimentos de la región. La empresa promueve el contacto con productores ecológicos y artesanos encargados de trabajar con viñedos, quesos, arándanos, miel o cerveza. Además, hay una variedad de restaurantes con comida típica de la zona y un local en el mismo pueblo de Puente Viesgo.

Premiado por la innovación social

“La pandemia complicó las cosas, pero me apunté a un concurso de startups de la Organización Mundial del Turismo y fuimos elegidos entre las 100 iniciativas más innovadoras del mundo”, rememora sobre una lista que luego publicó Forbes, citando a las 22 españolas.

Macho acababa de empezar, pero el reconocimiento fue un impulso. “En 2020 tuve que cerrar, pero ese verano Cantabria se puso de moda y empecé a tener más visibilidad”, comenta.

Su plan es más a largo plazo, en la idea de que cada vez más gente pueda llegar a disfrutar de un paseo al aire libre, lejos de los ruidos de la ciudad. “Me premiaron por la innovación, pero se referían a la innovación social”, concluye en fundador de Valdepas.

Últimas noticias

Relaccionadas

Anuario de la Innovación en España 2020