Con la colaboración de
Institución Educativa Sek

La soberanía tecnológica en Europa, reto transversal y colectivo

La Universidad Carlos III presenta una nueva edición de ‘Retos I+D+I para innovar juntos’. Un programa que une a universidad, empresa y organismos públicos para identificar tendencias y superar desafíos
Retos UC3M

La soberanía tecnológica es uno de los grandes retos que afronta la Unión Europea. Y no es casualidad. Este martes, en la presentación de los ‘10 Retos en I+D+I UC3M para innovar juntos’ en el Parque Científico UC3M, un grupo de expertos ha explicado las claves del sector productivo en un momento en el que la pandemia de la covid-19, y la crisis económica que trajo consigo, ha dejado claro que Europa depende tanto a nivel de suministros como digital de otras grandes potencias como Estados Unidos, China o Japón. Esta gran dependencia, sumada la necesidad imperativa de la participación de mercados extranjeros, ha dejado a la región expuesta a cortes en la cadena de suministros, problemas para abordar las demandas ciudadanas, o que las empresas europeas queden a expensas de las reglas, formas de pensar y de actuar de terceros.

La necesidad de conseguir una soberanía tecnológica se hace aún más apremiante en España que, a diferencia de vecinos como Alemania o Francia, no cuenta con una proyección exterior tan consolidada. “España es el undécimo país en publicación de papers. No solo publicamos muchos, sino que los que publicamos tienen un alto impacto. No obstante, cuando miramos los índices de innovación estamos en el puesto 29-30 y estamos en una situación en la que debemos hacer algo”, ha asegurado Teresa Riesgo, secretaria General de Innovación, en la presentación de la cuarta edición de los 10 nuevos Retos en I+D+I UC3M 2023.

Entre los nuevos retos que ha destacado Carlos Blanco, vicegerente de Investigación y Transferencia UC3M, figuran: la soberanía tecnológica; la era cuántica de las comunicaciones y la computación; la mejora de las capacidades humanas mediante exoesqueletos y robótica inmersiva e híbrida inclusiva; la sostenibilidad energética y eléctrica; la biometría como respuesta ante el fraude online; las nuevas industrias culturales; la ciencia del metaverso; la inteligencia artificial para una logística más eficiente; la amplificación del IoT para la interconexión; y la innovación en las organizaciones para la retención del talento y evitar la ‘gran renuncia’.

Estos 10 desafíos importantes se relacionan directamente con 12 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. En el proyecto han participado 57 expertos de la UC3M, de las cuales el 40% mujeres, pertenecientes a diferentes ámbitos del conocimiento de la UC3M, que representan a 52 grupos de investigación.

¿Cómo impulsar el despegue tecnológico?

Investigadores y representantes institucionales han coincidido en que para alcanzar esa autonomía de la que todo el mundo habla, primero es importante responder a estas preguntas: ¿Cuáles son los retos que España tiene por delante? ¿Por qué no se produce el despegue tecnológico? ¿Cómo se puede impulsar a España y a Europa para que sean potencias tecnológicas a nivel mundial?

“En España tenemos una grandísima oportunidad porque estamos a la par con Europa y nos estamos planteando cosas que antes no hacíamos. No obstante, nos queda por desarrollar toda la parte de ejecución, y seguir avanzando con la transferencia, la innovación y el talento, que es lo que más nos está costando”, ha subrayado José Bayón, CEO de Enisa, que ha insistido: “estamos avanzando mucho con este parque tecnológico y con estas jornadas. Ese es el camino que tenemos que seguir, todos esos retos que aquí planteamos son los que están alimentando los nuevos mercados”.

“La innovación surge de la interconexión y eso para mí es uno de los grandes problemas que tiene el sistema público, que no tenemos buena interconexión de conocimiento”, ha asegurado, por su parte Javier Ponce, director General del CDTI. Y ejemplificó: “Un científico del departamento de fotónica de la UC3M, debido a su dedicación exclusiva en ese ámbito, probablemente tenga problemas para conectar con otras disciplinas para poder utilizar esa fotónica de la manera más innovadora posible, y esa es una dificultad que todavía creemos que en el sistema español de ciencia/empresa no está bien resuelto. Ese es uno de los retos”.

Por otro lado, Pedro Mier, presidente de AMETIC, a pesar de tener una visión positiva del futuro, también considera que queda mucho por revisar para llegar a tener la deseada soberanía tecnológica. “Estamos mejor de lo que nos pensamos y mucho peor de lo que deberíamos estar. Se ha hablado de industria, de interconexión, pero el gran ausente de las políticas de innovación en España son las políticas de demanda. Eso es vital. Hay que hablar de autonomía en el sentido de poder responder ante las circunstancias previstas o imprevistas y ser interlocutor a nivel internacional para poder aportar, y para eso hay que tener conocimiento, tecnología y hay que tener industria”.

“Las cosas necesitan consolidarse y para eso necesitamos talento, un poco de suerte, tener un entorno agradable de vida, estabilidad y tiempo. Si no consolidamos aquí las empresas, y si no pagan impuestos aquí, no habrá aportación pública que mantenga el sistema”, ha destacado, por último, Javier Ponce.

Deja un comentario

Recomendadas