Remedios Orrantia, presidenta de HAZ, Alianza por la Educación y la Fundación Vodafone España.

La llamada a la acción de cinco grandes empresas en torno a la educación se hizo realidad el pasado 29 de octubre. Se presentó en público ‘HAZ, Alianza por la Educación’, una iniciativa que nació de una “inquietud común” sobre este ámbito. “Lo teníamos dentro de nuestras prioridades y era una preocupación”, sentencia la presidenta de esta alianza, Remedios Orrantia, a Innovaspain.

Durante el acto, los representantes de la Fundación “la Caixa”; la Fundación Endesa; Google España; ISDI y la Fundación Vodafone España (de la que también es presidenta) hicieron hincapié en la “energía” que Orrantia transmitió a todos ellos. La misma que permitió ir asentando las bases sobre las que se lanzaría el proyecto. Ni el contexto de pandemia pudo frenar esas conversaciones. La presidenta quita hierro al asunto: “es la fuerza de la creencia lo que te hace a veces mover ordenadores, pantallas o teléfonos”.

“Era necesario hacer una reflexión dentro de la sociedad civil sobre qué queremos como país en torno a la educación. Sobre todo porque creemos que esta es la mejor política económica que puede tener ningún país”, sentencia Orrantia.

Una preocupación que se refleja también en los datos que arroja España a nivel educativo: “tenemos un 40% de paro juvenil”. A ello se suman los resultados de los sucesivos informes PISA y los datos que sitúan a España a la cola de la educación en el conjunto de la OCDE. Desde HAZ están convencidos que los niños y niñas españoles "son tanto o más listos que los de otros países".

Por eso otro de los objetivos de la alianza es formar a las actuales y futuras generaciones para que encajen en lo que buscan las empresas, tanto pequeñas, como medianas y grandes.

“Tenemos que provocar esos perfiles. Y la manera de hacerlo es trabajar desde el principio en esos contenidos. Nuestra pretensión es ayudar y colaborar con cualquier administración pública de cualquier ideología. Porque nuestros niños y niñas se van a enfrentar a un entorno más global, si cabe, que el que hay ahora”, prosigue Orrantia.

Así, la presidenta señala la importancia de la colaboración público-privada en aras de conseguir jóvenes con un perfil atractivo para el tejido empresarial. El Covid fue la gota que colmó el vaso de esa aspiración. “Ha puesto de manifiesto la necesidad, como ha pasado en todos los sectores. Hemos evolucionado en pocos meses lo que estaba previsto que hiciéramos en años”.

“HAZ viene a complementar, no a sustituir”

“La alianza no nace para suplir a ninguna administración pública competente”, zanja Orrantia. Desde las propias fundaciones ya se trataban programas relacionados con la educación en colaboración con las administraciones autonómicas, recuerda la presidenta.

Con el horizonte definido, los integrantes de HAZ saben que serán un complemento de las políticas en materia educativa. “Nosotros salimos con la intención no de sustituir sino de colaborar de una manera transversal. Lo que intento decir es que salimos con una vocación como su nombre indica de hacer propuestas reales. Poner el debate de la educación en el marco donde debe estar y que preocupa a la sociedad, a los padres, a los niños, niñas y jóvenes”.

Y no es otro que, en opinión de su presidenta, tener una formación “tanto en contenido como en habilidades” que en el futuro les permitan encontrar opciones de trabajo y de futuro “para que puedan optar a un desarrollo personal y profesional. Es ahí donde nos vamos a focalizar”.

En estas semanas tras la presentación, Orrantia desvela que varias empresas se han puesto en contacto con HAZ, una iniciativa que ha causado “bastante impacto”, confiesa. “Es una alianza que no pretende ser exclusiva ni excluyente para los miembros que están. Cuantos más mejor, siempre que compartan esta visión, quieran contribuir y colaborar”.

La educación pública, primer objetivo de la alianza

Estos esfuerzos irán destinados a dos ámbitos del sector educativo: el público y aquellos centros que tutelen a niños en riesgo de exclusión. Sobre la escuela pública, desde HAZ se cree que “ahí es donde se da la igualdad de oportunidades para todos los niños”, por eso apuesta Orrantia por una escuela que “tiene que ser de calidad”.

En segundo lugar, los menores en riesgo de exclusión. “También serán una de nuestras prioridades. Lo que queremos es ayudar en general a niños y jóvenes donde estén”.

Dichas propuestas de la alianza tendrán dos características: “serán escalables e implantables en toda España”, debido al modelo descentralizado que existe en el país.

Conversaciones con el espectro político

La primera toma de contacto de HAZ con los representantes públicos ya tuvo lugar, comenta Orrantia. “Hicimos ronda con todos los grupos parlamentarios”, aunque matiza que no pudo ser posible con la formación Podemos. El próximo paso será mantener conversaciones con los partidos políticos “de ámbito más autonómico”, añade.

“Insisto: vamos sin ideología política, solo con la intención de ayudar, de colaborar y de ser capaces de aportar nuestro pequeño granito de arena. Quien lo quiera ver así encontrará en HAZ un aliado, y el que no, seguiremos con nuestra labor que en algo contribuirá”.

Si bien desde los grupos parlamentarios se tiene constancia de las intenciones de HAZ, queda la otra pata de la mesa: los gobiernos autonómicos. “Tenemos buena relación con las iniciativas que podemos tener cada uno con nuestras áreas de fundación, y no creo que nos resulte difícil, pero de momento solo lo hemos hecho con los grupos parlamentarios”.

Orrantia: “Soy una defensora de los valores y fortalezas que tiene este país”

‘HAZ, Alianza por la Educación’. Esa es la llamada a la acción que su presidenta espera que suponga el comienzo de un debate ayudado “por las administraciones públicas, asociaciones, comunidad educativa” y, sobre todo, “los alumnos”. Es a ellos a quienes quieren llegar para que entiendan la “necesidad de querer seguir aprendiendo y formarse”, subraya.

“Queremos empezar ese camino, pero no para que se diga lo bonito que fue, sino que los datos reales mostraron que las tendencias se van mejorando. Soy una persona muy orientada a resultados. No únicamente a poner propuestas, hablar de cosas bonitas y no hacer”, se define Orrantia. De ahí la energía que indicaban sus compañeros. Por eso está convencida de la necesidad de iniciativas como esta que permiten “pasar por momentos de zozobra con mayor optimismo y capacidad de superación. Es lo que me gusta y lo que intento hacer”.

De ahí que estos proyectos le llenen “personalmente” por la connotación social que tienen. “Soy una gran defensora de los valores y fortalezas que tiene este país. Creo que tenemos que tener la ambición de posicionarnos siempre en el número uno en todo lo que hacemos”.

HAZ que también se traduce como haz de luz. “Ahora lo estamos pasando mal, es un momento complicado. Con lo cual es todavía más halagador poner iniciativas que les den esperanza ahora que todo es tan confuso y hay tanta incertidumbre”, concluye Orrantia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here