Los servicios de Neurología y Medicina Física y Rehabilitación del Hospital Universitario La Princesa de Madrid y Roche han puesto en marcha un estudio en el que se aplica la realidad virtual inmersiva en la rehabilitación de pacientes con esclerosis múltiple. Y lo hacen a través de técnicas de gamificación que permiten jugar en dos ambientes: un mundo paradisiaco y otro medieval.

El proyecto trata de demostrar el valor añadido que proporciona esta tecnología a los programas de rehabilitación convencional en los que deben realizar los pacientes. Se trata de mejorar su calidad de vida “proporcionándoles herramientas que les permitan hacer frente a las consecuencias de la enfermedad que más limitan su día a día, la discapacidad y el deterioro cognitivo”, ha explicado Jorge Mauriño, del departamento médico de Roche Farma España.

El nuevo programa piloto, presentado en el día de ayer, ha sido desarrollado por un equipo multidisciplinar integrado por neurólogos, neuropsicólogos, rehabilitadores y fisioterapeutas. Se basa en una herramienta para realizar realidad virtual tanto en el hospital –bajo la supervisión del fisioterapeuta–, como en el propio domicilio, a través de unas gafas Oculus Quest –con ejercicios programados para que el paciente pueda optimizar su tiempo–.

Misiones en distintos mundos

Mediante la realidad virtual inmersiva, el paciente se adentra en dos mundos: el paradisiaco y el medieval, en cuyas narrativas cada ejercicio de rehabilitación adquiere un significado. De esta manera, los participantes se sienten dentro de una aventura, lo que ayuda a disipar la sensación de estar en rehabilitación.

“Se han creado unos ‘mundos’ en los que el paciente se puede sumergir y hacer los ejercicios del programa de rehabilitación en forma de ‘retos’ o ‘misiones’, de modo que el cumplimiento del programa se hace mucho más agradable y sencillo”, ha explicado la doctora Virginia Meca, responsable de la Unidad de Enfermedades Desmielinizantes del Servicio de Neurología del Hospital Universitario La Princesa, de Madrid.

“La adherencia al programa de entrenamiento y su cumplimiento son los puntos fuertes de este proyecto –ha continuado la profesional del sistema sanitario–. Queremos conseguir un buen cumplimiento para alcanzar la mejoría”,

A través de la gamificación

Además del cumplimiento, según ha explicado la doctora Aránzazu Vázquez Doce, médico rehabilitador del mismo hospital, el programa ayuda a dar continuidad a los programas de rehabilitación, algo esencial cuando se trata de pacientes con esclerosis múltiple.

“Muchos estudios han demostrado que la rehabilitación es importante y beneficiosa para los pacientes con déficits funcionales en relación con EM: reduce el grado de discapacidad, la dependencia, y mejora la sintomatología de la enfermeda –ha señalado esta especialista–. Asegurarse una continuidad en los programas de rehabilitación es fundamental para el éxito a medio plazo, objetivo fundamental considerando que hablamos de pacientes por lo general muy jóvenes”.

Este nuevo sistema de realidad virtual que se probará en La Princesa integra tanto ejercicios físicos como cognitivos y hace que, a través de la gamificación, el paciente pueda sentir una mayor motivación y, por tanto, aumente su adherencia al programa de rehabilitación con los consecuentes beneficios.

La esclerosis múltiple afecta en España a 47.000 personas de entre 20 y 40 años y es la principal causa de discapacidad no traumática en jóvenes. La rehabilitación juega un papel esencial en su abordaje, ya que un 75 % de los casos presentan problemas de movilidad y fatiga; y entre un 40 y un 70 % de ellos manifiesta alteraciones cognitivas que alteran su velocidad de procesamiento, su atención y su capacidad ejecutiva.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here