Pilar López microsoft adigital
Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica. (Imagen: Microsoft).

“Espero que el desafío al que nos enfrentamos sirva para provocar una oleada de innovación y progreso”. Carina Szpilka, presidenta de Adigital abría así el ciclo de ‘Conversaciones After COVID-19’, que ayer inauguró Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica. Szpilka se refería a López como una de esas personas “capaces de construir el futuro”.

En tiempos de pandemia, el carácter global y puntero de Microsoft ha permitido la adopción de procesos más rápidamente. Pero, aún así, no ha sido sencillo. Y es que el cambio ha ido más allá de la pura logística. “Han sido dos meses de adaptación continua”, explicaba López.

Por el camino, la líder de Microsoft en España señalaba que ha sido necesario redefinir prioridades, con la salud bajo el foco principal. En segundo lugar, detallaba cómo se han “volcado con clientes y partners” para dar respuesta tecnológica a sus necesidades y a las de las organizaciones que luchan por una mejor gestión del virus en las áreas de salud, infraestructuras críticas o educación. “Hemos trabajado sin parar con la sensación de que al otro lado había gente salvando vidas”.

La urgencia provocó que Microsoft actuará todavía más rápido. “Muchos aprendizajes de la crisis nos los vamos a quedar. Nos hemos dado cuenta de que hay cantidad de cosas de las que podemos prescindir. El momento lleva a potenciar la creatividad y la innovación, al estilo startup”, apuntaba Pilar López. Un regreso a formas de trabajar más horizontales, “un retorno a cierto esencialismo”, añadía Carina Szpilka.

Varias velocidades

“Algunas organizaciones han asumido en un par de meses los cambios de los dos próximos años”. Pilar López, quien reconocía haber visto “de todo” en materia de transformación empresarial, ha destacado cómo eran muchas las empresas españolas que tenían un plan ejecutable en 48 horas con el que mandar a la gente a trabajar a casa sin que la operativa se resintiera. “Son estas organizaciones las que antes han empezado a pensar en el día después y en qué prácticas van a mantener sin mirar atrás. Han sido capaces de pasar de una fase de respuesta a otra de recuperación”.

Al hablar de las empresas menos preparadas, la presidenta de Microsoft Ibérica también ha transmitido optimismo. “Es quizá una cuestión de supervivencia, pero en tres semanas son capaces de tener a sus empleados en remoto, y de hacerlo bien. Queda mucho, pero la situación nos va a permitir perder el miedo y cambiar el chip. Esto no va de tiempos concretos, sino de querer cambiar para que ocurra rápido. Lo mismo sucede con la administración pública. Se está demostrando que, por ejemplo, es posible trabajar en la nube, y que las ventajas son indudables”.

Pymes y autónomos sufren con más virulencia las consecuencias económicas del COVID-19 (ver especial). Poco ayuda que en digitalización ambos grupos tengan que mejorar para equipararse a otros países de nuestro entorno. López ha hablado de la contribución de Microsoft y de las tecnológicas en general para darle la vuelta a esta situación. “Les hemos hecho llegar nuestra tecnología de forma gratuita. Además, profesionales se han ofrecido voluntarios para contribuir a que empresas más pequeñas se digitalicen”. Conexiones “con un gran potencial que no deberíamos parar”. Según Carina Szpilka, esta “solidaridad tecnológica” ha tenido menos visibilidad de la debida.

Nueva gestión

“Empezamos la crisis con el horizonte en los siguientes tres días; ahora pensamos en los próximos tres meses y pronto lo haremos en el próximo año”. La presidenta de Microsoft Ibérica cree que la incertidumbre ha modificado los ciclos de continuidad del negocio “también su resiliencia”.

“Ahora que nos hemos demostrado que podíamos hacer determinadas cosas, ¿qué es lo siguiente?” Pilar López considera que el escenario laboral será híbrido, con equipos divididos entre la oficina y los hogares. “Hay que consolidar el cambio de forma segura. Sin dejar las puertas abiertas a los ciberataques”. 

Microsoft Teams se ha convertido en una de las aplicaciones de referencia durante la crisis del COVID-19. (Imagen: Microsoft).

En paralelo, los clientes necesitan cerca un socio con el músculo de Microsoft para mantenerse a flote. “Llevar a los usuarios productos y servicios de manera online. Visitar a potenciales clientes por la vía telemática. Gente que siente rechazo a ir a un hospital, lo que eleva el valor de las consultas virtuales. No hay ningún escenario en el que la tecnología no vaya a jugar un papel fundamental -añadía Pilar López- y los negocios, al margen de su tamaño, pueden salir de esta vivos y más competitivos”.

La educación

Tras alabar la pujanza de las teleco españolas, cuyas redes han respondido al incremento de la demanda de conectividad en las últimas semanas, Pilar López admitía que ni todas las organizaciones educativas ni todas las familias estaban en condiciones de dar el salto a entornos virtuales. 

“El ámbito educativo es la prioridad principal de la estrategia de Microsoft. Era fundamental estar ahí con toda nuestra capacidad cloud o con la plataforma Microsoft Teams. Estamos orgullosos del resultado, pero septiembre está a la vuelta de la esquina”.

Pilar López hablaba de los beneficios que Teams -herramienta gratuita- está en disposición de ofrecer a los alumnos de toda España, desde infantil hasta la universidad. Algo que ya ha sucedido en la Comunidad de Madrid, con cientos de miles de alumnos utilizando la plataforma. 

“Necesitamos herramientas, infraestructura, contenidos y profesores. Es un cambio posible en semanas. Requiere eso sí de la colaboración de todos. El nuevo curso ya está aquí e incluirá, como mínimo, un modelo híbrido presencial-remoto. Con la ‘vuelta al cole’ viviremos momentos de escasez de dispositivos de bajo coste. Hay que estar preparados”. 

¿Y después de después?

“Nadie tienen una bola de cristal para pintar el mundo post COVID, pero insisto en que la tecnología será clave”. Pilar López concretaba que hay innovaciones que confirmarán su relevancia. “Una buena estrategia de datos para tomar decisiones ya era importante antes de la crisis”. La irrupción del coronavirus ha dejado claro “que necesitamos esa información para gestionar sin estar sujetos a otras influencias. La tecnología permite modelizarlo todo”.

Inteligencia artificial, machine learning…Hay que llegar al cliente por nuevas rutas. “No es ciencia ficción. Es oportunidad, pero también reto. Y las organizaciones se van a diferenciar más aún en base a estos procesos”. Pilar López incluye aquí a ciudades, organismos empresas o ciudadanos. “Todos, en definitiva. Hay que pelear para llevar las capacidades digitales al más alto porcentaje de población posible”. 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here