Óscar Roldán, manager de Innovación de Grupo Thales

"Innovar no vale de nada si no hay una salida al mercado"

Óscar Roldán Thales

Óscar Roldán (Madrid, 1975) lleva veinte años trabajando en servicios y tecnologías de la información: ha pasado de desarrollador de software y diferentes sistemas de seguridad a la dirección de proyectos, aunque, actualmente, es el manager de Innovación del Grupo Thales, y la cara visible del proyecto Horus, una de las iniciativas más ambiciosas de Thales España.

Recientemente galardonado por su compañía con el premio Innovation Spirit, por apostar “hoy más que nunca por la I+D+i en la empresa con un proyecto muy completo”, Roldán siempre pone por delante a las personas con las que ha trabajado. “Cuando hablamos de innovación se nos olvida que las personas son las que innovan. El secreto de Horus ha sido un equipo de gente fantástico y que, de hecho, siguen trabajando con él. El otro día leía que el principal factor del éxito de un proyecto es el compromiso del equipo. Dicho así parece obvio, pero siempre es bueno recordarlo”, analiza.

Para explicar Horus, Roldán siempre se remite a las películas de guerra, “donde hay salas de mando, donde se ven a todos los militares con los mapas, tropas y demás. La digitalización de todo, el software, es el sistema de mando y control: la digitalización del campo de batalla. Eso es Horus, una herramienta con la que podemos dirigir misiones de guerra, y también de paz”.

No es única solución, ya que se divide a su vez en Horus Link (el corazón, el núcleo sobre el que gira todo el software), Horus Pro, Horus Web y Horus Joint. Pero por sí misma es capaz de integrar distintos sensores: radares, sistemas optrónicos (cámaras), drones, sensores desatendidos. El secreto de Horus es que da la información y la visión global del estado de vigilancia del entorno. Asimismo, puede detectar una amenaza, seguirla, clasificarla e incluso neutralizarla. De hecho, como asegura Roldán, el nombre de Horus, al principio, surgió como “el ojo que todo lo ve”.

Diseñado con una arquitectura de sistema modular que es capaz de integrar un radar en mes y medio, gracias a esta arquitectura de base, lo más innovador es que integra cualquier tipo de sensor a Horus de forma “relativamente sencilla”. No hace falta tocar todo el sistema para integrarlos. Del mismo modo, han sido capaces de llevar la realidad aumentada “un paso más de lo que están haciendo las demás empresas”, subraya. “Sobre un vídeo, somos capaces de geoposicionar directamente la información táctica que está en el mapa. Podría compararse con el famoso Pokémon GO, pero a otros niveles mucho más complejos”.

Pero no solo sirve para objetivos militares. Su aplicación en el mundo civil, siempre como herramienta de protección, es amplia. Sobre todo, si se trata de UAVs (Vehículo Aéreo no Tripulado, en español). Funciona perfectamente como elemento de protección contra estos dispositivos (estadios de fútbol, visitas importantes, aeropuertos, terrorismo contra multitudes, etc.) y además, vigila infraestructuras críticas como centrales petrolíferas o campos militares. “En cualquier sitio donde haya que detectar amenazas, estaría Horus”, apunta.

Roldán no cree que la innovación tenga límites. Todo lo que ahora nos parece imposible está mucho más cerca de lo que pensamos. Y en España estamos en la vanguardia de estos tipos de sistemas. De hecho, Thales España es el “centro de competencia mundial” de este tipo de software.

Aun así, según él, queda mucho que hacer todavía: “hay mucha gente que no distingue I+D+i y la innovación. Hay pymes que innovan y no tienen red comercial para vender estos productos. En este sentido ayudamos a estas empresas para que salgan adelante, pero falta algo. Si no estás creando productos que puedan poner en valor y que aumenten los ingresos de tu compañía, no estás innovando. De nada vale innovar si no hay una salida al mercado”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here