Neumáticos de invierno: la asignatura pendiente

Los neumáticos de invierno siguen siendo los grandes desconocidos en España. A pesar de que su uso en condiciones como las recientes fuertes nevadas que están afectando a todo el territorio nacional aporta un punto importante de seguridad al volante, sus ventas en España apenas rondan el 2%, mientras que en el resto de Europa superan el 30%. Por ello, la empresa Goodyear ha elaborado una serie de recomendaciones entorno a los neumáticos como alternativa a las clásicas cadenas.

Según pruebas realizadas por Goodyear, rodando a 80 km/h sobre nieve, un vehículo calzado con neumáticos de verano recorre 112 metros hasta detenerse, frente a los 70 metros de un vehículo con neumáticos de invierno. Estos 42 metros de reducción de distancia de frenado con neumáticos de invierno, pueden ser claves para evitar un accidente en caso de tener que realizar una frenada de emergencia sobre la nieve. “Podemos y debemos revisar nosotros mismos los neumáticos”, apuntan desde Goodyear en torno a “una de las claves para realizar un viaje seguro, especialmente en momentos vacacionales”.

Para Goodyear, los neumáticos de invierno son una solución siempre que la temperatura ambiente sea inferior a 7 grados, circunstancia que se da en el interior de España durante gran parte del año, mientras que las cadenas son una solución de emergencia. Montando neumáticos de invierno en los vehículos, se evitará la complicada y peligrosa maniobra de colocación de las cadenas, un remedio de emergencia que por lo general obliga a detener el vehículo en los márgenes de la calzada, que en ocasiones no cuenta con arcenes de seguridad o la iluminación necesaria, y realizar la complicada maniobra de colocación de cadenas sin apenas visibilidad y expuestos al frío.

Otro de los puntos a favor de los neumáticos de invierno frente a las cadenas es que se montan en ambos ejes y no solo en el eje motriz, lo cual garantiza el perfecto funcionamiento de los sistemas de seguridad del vehículo, tales como ABS, control de tracción, control de estabilidad y todos los avanzados sistemas que hoy en día pueden equipar los vehículos. Tanto es así que la Dirección General de Tráfico ya recomienda el uso de neumáticos de invierno como elemento principal frente a las cadenas con condiciones adversas. Hoy en día ya es habitual que tanto en los paneles luminosos de las carreteras, como en las campañas informativas que regularmente lanzan, además de las cadenas se recomienda el uso de neumáticos de invierno cuando hace frío o cuando hay previsión de nevadas.

Herramientas ágiles para innovadores

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here