Metauniverso

Las marcas y la publicidad en el meta universo de Zuckerberg

Por Daniel Casanovas, director general de IMAGINA

Mucho y poco se está hablando estos días del meta universo que quiere construir Mark Zuckerberg. Mucho porque es el nuevo nombre tras el que la compañía va a englobar todos sus servicios, que incluyen tres de las plataformas y aplicaciones más usadas en el mundo: Facebook, Instagram y Whatsapp. Poco, sin embargo, de las implicaciones que puede tener esta propuesta.

De momento, estas implicaciones han quedado resumidas en tres puntos: socialización, entretenimiento y trabajo. Un internet dentro de internet. Queda en el aire, sin embargo, un aspecto muy importante: la publicidad que es hoy el principal pilar de la compañía ahora llamada Meta, antes conocida como Facebook.

El nuevo universo quizá tenga más dimensiones, pero seguirá basado en el mismo modelo de negocio. ¿Qué espera a las empresas y marcas, por lo tanto, en el metauniverso que propone Facebook? La publicidad en un metauniverso puede ser revolucionaria porque se basará en el producto y la interacción. No creo que se base en la publicidad como la conocemos hoy, donde un impacto se puede convertir en una venta. La publicidad se basará en el propio proceso de compra. Zuckerberg quiere que, con unas gafas de realidad aumentada, veas y sientas como te quedan 20 pares de zapatillas en 5 minutos.

Por lo tanto, te podrás comprar un coche/mueble/ropa a través de una experiencia inmersiva a través de dispositivos de realidad virtual y realidad aumentada, que incluso te permita ver cómo queda un mueble en un espacio determinado antes de comprarlo.

¿Cómo va a afectar esto a las marcas? ¿Cómo se tienen que preparar? Lo fundamental es que la publicidad dejará de ser solo visual. Será una publicidad 360º, que nos envolverá. En ese sentido, ganan espacio y poder los contenidos, y también los canales digitales. Es probable, además, que como ya está pasando con fenómenos como el shoppertainment –poco conocido en Europa pero muy extendido en Asia− la realidad virtual incremente enormemente el consumo online y el consumo en general, favoreciendo cierta compra impulsiva.

Si se establece como paradigma, la realidad virtual empujará al resto de actores digitales. Especialmente, a las Redes Sociales, que serán también inmersivas para poder competir con Meta. Lo que ofrecerá la experiencia inmersiva al usuario será que cada persona, con su propio avatar, pueda estar físicamente en otros lugares e interaccionar allí con otras personas, de manera realista.

El éxito dependerá de la capacidad de Meta y otros actores para generar contenido agradable para los usuarios. Pero si esto sucede, para las marcas y el consumo puede suponer un gran impulso, pues no es lo mismo, por ejemplo, hacer una compra por Internet viendo los productos en una lista que “viajar” virtualmente al súper, llenar tu carro y tener esos alimentos en la puerta de tu casa a los pocos minutos.

Más T-EX