‘Mapa del emprendimiento 2018’: las startups como apuesta de país

María Benjumea, fundadora de Spain Startup-South Summit, presentó los resultados de este estudio que "refleja la madurez del ecosistema emprendedor español"

mapa del emprendimiento south summit

La startup española se ha dado cuenta de que su media naranja es la corporación. Es una de las principales conclusiones que arroja el ‘Mapa del emprendimiento 2018’, estudio realizado por Spain-Startup South Summit que vislumbra datos como que un 80% de los emprendedores tiene entre sus objetivos prioritarios cerrar acuerdos de negocio con una corporación (el mismo porcentaje que persigue generar visibilidad para su startup), mientras que un 72% busca lograr inversión para el proyecto.

“Avanzamos a una velocidad de vértigo”, señaló durante la presentación del estudio María Benjumea, fundadora de Spain Startup-South Summit, recordando que “en los primeros pasos de South Summit, y en concreto de este estudio, la convicción de que España era un país emprendedor era más que dudosa”. En este sentido, y la vista de los últimos datos, las startups españolas se han hecho mayores: un 66% sobrevive al primer año y de media, los emprendedores ya han soplado las velas de los 2,3 años de edad de sus proyectos, superando la cifra de 2017, que se situaba en 1,87.

[Te puede interesar: La guía que identifica a los emprendedores españoles]

Para Benjumea, esto es señal de que “esta tendencia demuestra que el modelo de innovación abierta se va asentando en el ecosistema español, sobre todo debido a un aumento de la demanda de innovación rápida en las corporaciones”. También se ha consolidado la startup en temas de negocio, un 17% cuenta con un EBITDA (cuyas siglas significan ‘Beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización positivo’), frente al 14% que lo registraban en 2017. Y, por otro lado, las startups también han aumentado el número de contrataciones y han creado equipos más sólidos, con una media de siete profesionales en su plantilla, frente a los seis integrantes observados en el informe del año pasado. Asimismo, a corto plazo, un 83% de proyectos está buscando nuevos miembros.

“UNA SORPRESA QUE NO DEBERÍA SORPRENDER”
Así definió Benjumea al repunte del emprendimiento femenino según los datos de este reciente ‘Mapa del emprendimiento’. Por primera vez, crece el porcentaje de mujeres fundadoras de startups en España, que se sitúa en un 22% frente al 18% de 2017. Además, las startups lideradas por mujeres tienen menor índice de fracaso (22% frente al 51% de proyectos que tienen a hombres al frente) y sobre todo están enfocadas en emprender en el sector de la educación. “Es una gran noticia que por primera vez en cinco años veamos que las mujeres avanzan en su camino emprendedor”, celebró.

Pese a ese avance de la mujer, el retrato robot del emprendedor español responde mayoritariamente a un hombre de 35 años de media con estudios universitarios (93%) y una sólida trayectoria profesional, que es emprendedor recurrente, en concreto, un 46% ha creado ya más de una startup. Sólo uno de cada diez emprendedores estaba antes en situación de desempleo, lo que demuestra la constante de los últimos años de emprender por oportunidad y no como necesidad para obtener un trabajo.

De hecho, entre los motivos que apuntan los emprendedores para la creación de una startup, 6 de cada 10 reconocen que siempre quisieron emprender y un 23% se unió a un proyecto en el que creía. A la hora de poner en marcha su proyecto, los emprendedores en serie lo tienen claro: mejor acompañados. Sólo un 18% de startups tiene detrás a un único fundador. Un 35% cuenta con dos fundadores y un 29% ha sido creado por tres emprendedores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here