madridtech

Para apoyar y respaldar institucionalmente al ecosistema innovador, la Comunidad de Madrid ha lanzado MadrIDtech, iniciativa que aspira a dinamizarlo mientras lo interconecta y lo hace más colaborativo. Este foro pone especial énfasis en tres campos: la financiación de la innovación, en especial de la originada en las mejores nuevas empresas de base científica y tecnológica; la conexión de las grandes empresas de la región con investigadores, startups y pymes de alta intensidad innovadora; y en el apoyo a las entidades que se dedican a la intermediación de la innovación y la transferencia de tecnología.

“MadrIDtech no es una nueva entidad pública, ni una nueva infraestructura o edificio para incubar o implantar empresas, tecnólogos o investigadores”, explican desde el Gobierno madrileño, “Es una iniciativa capaz de vertebrar las diversas actuaciones de los diferentes agentes del ecosistema innovador”. Conscientes de que ese universo de la I+D+i “cuenta ya con numerosas iniciativas y actuaciones en este campo, promovidas por muy diferentes agentes, públicos y privados”, se descartó optar por “un nuevo proyecto separado e independiente del sistema existente”, pues  “contribuiría a incrementar su dispersión”.

El objetivo final es el opuesto: se requieren medidas “que contribuyan a vertebrarlo y que le den más visibilidad a sus logros, a su riqueza, diversidad y potencia, atributos completamente desconocidos para quien no trabaja dentro del propio sistema y para buena parte del tejido productivo tradicional consolidado”. Por ello, el nuevo proyecto MadrIDtech incluye un programa de actividades diseñado como un plan integrado y coherente de respaldo a las mejores actividades de innovación y transferencia tecnológica realizadas por los numerosos agentes de la Comunidad de Madrid que interactúan en este campo. 

La primera actuación pasa por la creación del espacio colaborativo ‘on line’ a través del sitio web www.comunidad.madrid/inversion/innova, portal para que los emprendedores, empresas, viveros, proveedores de servicios, hubs, Organismos Públicos de Investigación (OPIs), entre otros, puedan interactuar activamente entre ellos, así como información sobre eventos de actualidad en innovación y transferencia tecnológica.

[Pincha aquí para ver el vídeo de la presentación oficial de MadrIDtech]

En una primera fase, la web pretende proporcionar un punto de encuentro en el que cada participante pueda poner sus datos a disposición del resto de usuarios integrándolos en un sistema de valorización y compartición de información. El portal dispone de información relevante con respecto a la innovación tecnológica, directamente accesible a las ayudas a su disposición en la Comunidad de Madrid. También enlaza a la información de otros organismos nacionales y comunitarios con líneas de apoyo que podrían interesar a los distintos agentes.

En la segunda fase se contempla crear un registro de participantes en el ecosistema de I+D+i. Para ello se implementa el proceso para la autorización y puesta a disposición del resto de usuarios de una ficha de datos básicos de los diferentes agentes. Así pueden ponerse en contacto por medios electrónicos emprendedores con inversores o empresas con centros científicos y tecnológicos. Un tercer paso será crear un etiquetado o distintivo dirigido a premiar o certificar su participación en MadrIDtech a las empresas de la Comunidad de Madrid en materia de innovación tecnológica. 

Estos desarrollos sucesivos del espacio virtual prevén incrementar y ampliar las posibilidades de uso de los usuarios, creando nuevas utilidades como la creación de catálogos tecnológicos de innovación abierta que permitan conocer a las empresas la oferta tecnológica del subsistema científico-tecnológico y a los miembros de éste último ofrecer sus conocimientos y desarrollos para que puedan llegar a plasmarse en el tejido empresarial en nuevos productos, procesos y servicios.

También se desarrollarán herramientas que permitan impulsar y multiplicar los resultados y transferencia tecnológica y facilitar el uso y aplicación de la innovación tecnológica en el tejido productivo de forma que la innovación llegue finalmente al mercado y, en última instancia, a la sociedad en general. En esta fase final, se pretende convertir MadrIDtech en una verdadera Red Regional de Transferencia Tecnológica.

Una auténtica Red de Transferencia Tecnológica

También pretende ser un espacio para compartir y facilitar iniciativas de aprendizaje, comunicación y difusión. Para ello se contempla respaldar, apoyar y premiar las mejores y más valiosas actividades de esta gama que realicen las empresas, fundaciones o entidades que cuenten con la condición de colaborador del programa MadrIDtech. Se dinamizarán las actividades de puesta en común de proyectos, iniciativas, retos, desarrollo de iniciativas formativas, talleres, sesiones de open-innovation, conferencias, charlas, foros, ferias y congresos o eventos de networking. La Comunidad de Madrid se compromete, además, a proporcionar su respaldo institucional y una mayor proyección social, empresarial y en medios de comunicación a las actividades de fomento de la innovación que organicen las entidades colaboradoras del programa.

[Pincha aquí para conocer todas las convocatorias]

Volviendo a las utilidades que ya ofrece el portal, hay otras secciones como la que informa sobre todos los espacios de innovación madrileños, con información y enlaces a lugares con ubicaciones disponibles para empresas tecnológicas o dónde pueden localizarse entornos empresariales tecnológicos. Parques científicos, viveros, y otros ámbitos disponibles para la innovación, como áreas de coworking y hubs, así como información de utilidad sobre disponibilidades para la localización empresarial en Parques Tecnológicos de la Comunidad de Madrid.

En la web hay datos sobre servicios de apoyo para empresas, tanto ya constituidas como en proceso de creación. Para la sociedad en general se proporcionan enlaces a la Red de Mentores de Madrid, Aceleradoras, Parques Tecnológicos, IMDEAS, ESA BIC Madrid y Red de Laboratorios e Infraestructuras. De forma específica, para los emprendedores se proporcionan links al Punto de Atención al Emprendedor y la Red EUCO de Ventanillas únicas en la UE. 

Otros contenidos de innovación que se ofrecen enlazan con la normativa que regula el marco de la innovación tecnológica del nivel autonómico al europeo, junto al marco de referencia para la innovación madrileña y datos recientes de la I+D+i en la Comunidad. Otro punto fuerte del portal es la información que proporciona sobre los distintos tipos de ayudas para la innovación tecnológica en la Comunidad de Madrid, tanto ya abiertas como el Programa Cheque Innovación, como aquellas cuyo lanzamiento está en preparación. También abre la puerta a la búsqueda de financiación con enlaces para contactar con la Red de Business Angels de Madrid (BAN, de la Fundación MadrI+D) y entidades con las que se pueden formalizar avales, como son Avalmadrid y ENISA. 

Detallan desde el Ejecutivo autonómico que las primeras actuaciones concretas en que se ha traducido dicho proyecto en 2018 han sido, en primer lugar, las ayudas para el desarrollo de startups y pymes de alta intensidad innovadora. Luego vienen las subvenciones para contribuir a la mejora de la cooperación público privada en materia de I+D+I mediante el apoyo a proyectos  de innovación tecnológica de efecto tractor elaborados por núcleos de innovación abierta (Hubs de innovación) en la Comunidad de Madrid. El tercer pilar son los apoyos para potenciar la innovación tecnológica e impulsar la transferencia de tecnología al sector productivo a través de Entidades de Enlace de la innovación tecnológica. Por último, están las ayudas para incentivar el uso de servicios de innovación por las pequeñas y medianas empresas, con el programa cheque innovación.

Con estos instrumentos, que se desarrollan mediante las correspondientes convocatorias, se logra abordar los problemas esenciales que se presentan a lo largo de las diferentes etapas del proceso de innovación e integrar a los agentes que participan en ese proceso entre sí y con el sistema regional de I+D. Empezando por empresas innovadoras de base tecnológica de reciente creación, apoyándolas tanto en sus primeros pasos como en las fases de crecimiento y consolidación, hasta su conversión en pequeñas y medianas empresas de alta intensidad innovadora, pasando por las pymes más “tradicionales”, que hay que acercar al mundo de la innovación y por los centros de transferencia de tecnología e intermediación en la innovación, hasta llegar a los consorcios, liderados por grandes entidades privadas con capacidad tractora, que desarrollen proyectos tecnológicos de futuro enmarcados en la estrategia regional RIS3.

Las ayudas para el desarrollo startups nuevas o de hasta 5 años de antigüedad, y de pymes de alta intensidad innovadora de hasta quince años apoyan el plan de negocio de estas empresas y la cuantía de la ayuda depende del punto en que se encuentre dentro de las tres categorías anteriores (creación, crecimiento o consolidación). Son gastos subvencionables los de personal, asesoramiento y consultoría de desarrollo empresarial y de mercado, costes de instrumental y materiales, costes de investigación contractual, patentes y licencias, gastos de difusión, comercialización y desarrollo de negocio, y otros gastos de funcionamiento. Con plazos de 12, 24 o 36 meses de duración, se conceden por concurrencia competitiva. Las ayudas concedidas en 2018 en esta línea de cerca de 2,2 millones a 16 start-ups. En 2019, está prevista una nueva convocatoria cuya dotación presupuestaria asciende a 3.600.000  euros y 3.662.781 euros en 2020.

Cooperación público-privada

En cuanto a las subvenciones para contribuir a la mejora de la cooperación público-privada en materia de I+D+i mediante el apoyo a proyectos de innovación tecnológica de efecto tractor elaborados por núcleos de innovación abierta (Hubs de innovación), en la Comunidad de Madrid se financian proyectos estratégicos de larga duración, realizados en consorcio. El objetivo es que al final de esos proyectos se genere un ecosistema de innovación alrededor de cada uno de ellos.

Las ayudas concedidas en 2018 en esta línea apoyaron tres hubs formados por 17 empresas, el primero alrededor de Sener, otras seis empresas y la Universidad Carlos III de Madrid; el segundo de Airbus y Temacon, con cinco empresas y la Fundación para la Investigación, Desarrollo y Aplicación de Materiales Compuestos; y el tercero liderado por Grant Thornton con otras tres empresas. Con proyecciones a tres o cuatro años la apuesta asciende a cerca de 12,8 millones. En 2019, está prevista una nueva convocatoria cuya dotación presupuestaria asciende a  1,25 millones de euros en 2019, 1,25 millones de euros en 2020 y 2,5 millones de euros en 2021.

En las agrupaciones beneficiarias deben participar una empresa tractora de grandes dimensiones, líder en su sector, al menos un grupo de investigación y al menos tres pymes, de las que por lo menos una tendrá que cumplir con las condiciones de startup. Los gastos subvencionables cubren desde los de personal a instrumental y material, investigación contractual y patentes, y costes de funcionamiento directamente derivados del proyecto, entre ellos auditorías y estudios de viabilidad. Los gastos de funcionamiento no podrán superar el 15% sobre el coste total del proyecto, que tendrán una duración mínima de 24 meses y máxima de 36. La subvención se otorga a las solicitudes que con su iniciativa logren la mayor valoración. 

La tercera gran línea son los apoyos para potenciar la innovación tecnológica e impulsar la transferencia al sector productivo a través de Entidades de Enlace: asociaciones, confederaciones, corporaciones de derecho público, fundaciones, entidades sin ánimo de lucro y agrupaciones de empresas, así como de otras entidades.

Con plazos máximos de 2 o 3 años, según el año de convocatoria, y por concurrencia competitiva; las ayudas concedidas en 2018 en esta línea  fueron de 3.149.219 millones de euros, percibidos para sus programas a tres años por universidades como la Carlos III, la Politécnica de Madrid o la Complutense; el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC); MIDE; la Asociación Madrid Plataforma Aeronáutica y del Espacio; Spain Startup and Investor Services; Fundación EIT Digital Spain; Imdea Alimentación; y la Asociación Española de Bioempresas. En 2019, está prevista una nueva convocatoria cuya dotación presupuestaria asciende a 1,85 millones de euros y 1,99 millones más en 2020.

Por último está el Cheque Innovación dirigido a financiar actuaciones y servicios concretos de innovación e I+D de las pymes, preferentemente de sectores tradicionales y no habituadas a innovar. El objetivo es facilitarles la creación de hábitos innovadores y de cooperación tecnológica con entidades públicas y privadas especializadas, universidades, centros tecnológicos o centros de investigación.

A finales de 2018, esta línea de subvenciones experimentó una reforma significativa para mejorar su eficacia y atractivo, modificando el nivel de ayuda de cada servicio y la gama de actividades financiables. Se financiarán proyectos con duración mínima de 1 mes y máxima de 12 meses, en un procedimiento de concesión directa por orden cronológico de entrada de las solicitudes y hasta el agotamiento de los fondos presupuestarios. En 2018 se concedieron ayudas de cheque innovación a 21 proyectos por un importe de 451.306 euros. En el ejercicio 2019 está prevista una dotación presupuestaria de 2.100.000 euros para esta línea de ayudas.

Este reportaje ha sido publicado en la edición impresa del Anuario de la Innovación en España 2018

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here