Letras y ciencias, hermanadas en La Palma para homenajear a Stephen Hawking

En el I Festival Hispanoamericano de Escritores

Asistentes al primer Festival Hispanoamericano de Escritores en La Palma frente al Gran Telescopio Canarias (GTC). Crédito: Iván Jiménez (IAC).
Asistentes al primer Festival Hispanoamericano de Escritores en La Palma frente al Gran Telescopio Canarias (GTC). Crédito: Iván Jiménez (IAC).

Científicos y escritores han homenajeado a Stephen Hawking en el marco del primer Festival Hispanoamericano de Escritores. En la mesa redonda celebrada en el Museo Arqueológico Benahorita de Los Llanos de Aridane, se ha profundizado en las aportaciones a la astrofísica del investigador inglés, profesor honorario del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) por sus importantes contribuciones a la cosmología.

“La conversación ciencia-literatura entre los cuatro que participamos fue interesante en cuanto a comparaciones entre los dos quehaceres, diferencias y proximidades (las hay), y necesidad de puentes”, afirma la escritora y periodista mexicana Mónica Lavín. Ella fue una de las participantes en la mesa redonda junto a Rafael Rebolo, cosmólogo y director del IAC; Jorge Casares, investigador del IAC y experto en agujeros negros (descubridor del primer agujero negro estelar, desde el Observatorio del Roque de los Muchachos), y Carmen Posadas, premio Planeta en 1998.

La literata mexicana, profesora-investigadora en la Academia de Creación Literaria de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México, celebra “que en un lugar como la isla de la Palma, con un observatorio tan importante, un festival literario incluya a la ciencia”. “Es un diálogo necesario y enriquecedor”, añade.

En su opinión, literatura y astronomía “comparten la curiosidad, la sed de conocimiento aunque en esferas distintas. La ciencia aceita nuestro asombro permanentemente y allí hay un esfera de horizonte, optimismo y responsabilidad nunca lejos de las decisiones sociales e individuales”.

“La literatura se ha nutrido de la ciencia en muchos momentos: Frankenstein, de Shelley; Un mundo feliz, de Huxley; Solar, de Ian McEwan… No se diga la ciencia ficción que se montó sobre los avances científicos y tecnológicos”, señala en declaraciones a Innovaspain. “La literatura tiene una cualidad óptica, de lente que acerca, que magnifica el detalle, que mira lo invisible, que comparte con los métodos de observación y adquisición de datos de la astrofísica”.

Mesa redonda en honor a Stephen Hawking, en el Museo Arqueológico Benahorita de Los Llanos de Aridane. Crédito: Alejandra Rueda (IAC).
Mesa redonda en honor a Stephen Hawking, en el Museo Arqueológico Benahorita de Los Llanos de Aridane. Crédito: Alejandra Rueda (IAC).

VISITA AL OBSERVATORIO

El homenaje a Hawking, quien estuvo en Canarias en dos ocasiones con motivo del festival multidisciplinar Starmus 2014 y 2016 –en las que impartió dos conferencias en Tenerife y visitó La Palma, inaugurando el Paseo de las Estrellas de la Ciencia–, ha sido una de las actividades finales del Festival Hispanoamericano de Escritores, celebrado en los Llanos de Aridane (isla de La Palma), la pasada semana.

De forma previa al debate, los participantes han visitado el Observatorio del Roque de los Muchachos, en el municipio palmero de Garafía. Los escritores han podido conocer algunas de las instalaciones científicas situadas en la cumbre de la Isla, como el Gran Telescopio Canarias (GTC), el mayor telescopio óptico-infrarrojo del mundo, acompañados por su director, Romano Corradi, y el administrador del Observatorio, Juan Carlos Pérez Arencibia, así como los telescopios MAGIC y el LST1, el primer prototipo de la Red de Telescopios Cherenkov (CTA, por sus siglas en inglés), acompañados por Victor Accari, investigador de la Colaboración MAGIC.

BALANCE DEL FESTIVAL

“Hemos partido de cero y hemos llegado mucho más lejos de lo que cualquiera hubiera imaginado”, afirma el director del Festival Hispanoamericana de Escritores, Nicolás Melini, quien califica esta primera edición como un “éxito de público, de difusión y, sobre todo y muy especialmente, literario”.

En su opinión, “el nivel de los actos y la felicidad que se ha transmitido en todo momento es inédita por estos lares y supera a tantas manifestaciones de este tipo que hemos podido vivir fuera de Canarias, y ha sido con la isla de La Palma como protagonista y la ciudad de Los Llanos de Aridane como decorado impagable”. “El Festival Hispanoamericano de Escritores ha sido emocionante y divertido”, añade.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here