innovación tecnológica sostenible

Innovación tecnológica y sostenibilidad en la industria

La necesidad deconjugar el respeto al medioambiente con la innovación tecnológica y el consiguiente crecimiento económico es indiscutible en cualquier ámbito económico y social. No hay sector ni empresa que escape al examen casi automático que desde la sociedad se mide en términos y parámetros eco friendly. De esta forma nace el concepto de industria 4.0 basado en la sostenibilidad.

Cada vez es mayor el número de industrias que apuestan por un modelo de negocio sostenible que les ayude al mismo tiempo a ahorrar costes y a ser más rentables. De esta forma, la búsqueda de la sostenibilidad se ha convertido en una prioridad en industrias de cualquier tamaño, tipo y sector. Una industria es sostenible cuando su filosofía de trabajo se compromete a preservar el medioambiente y a garantizar el bienestar de sus empleados.

La industria 4.0 o “cuarta revolución industrial” es un término que agrupa todo el conjunto de tecnologías y procesos de producción que conforman la industria del futuro. Es por lo tanto, la transformación hacia la digitalización del sistema productivo basado en la sostenibilidad, un cambio revolucionario en la gestión de la cadena de valor, en la que se conectan todos los niveles que afectan a una empresa, como clientes, proveedores, distribuidores, logística y fabricantes.

La industria 4.0 supone nuevas oportunidades y modelos de negocio para el sector industrial y una forma de mejorar el rendimiento de una industria y sus beneficios. Para ello deberemos aplicar esta transformación a todos los departamentos de nuestra empresa así como a los sistemas de diseño, fabricación y mantenimiento.

La transformación digital 4.0 de las industrias manufactureras permite que todos los productos y procesos estén integrados en una red única de información, permitiendo de esta forma descentralizar la producción, adaptándose a cualquier imprevisto en tiempo real y anticipándose al futuro. El motor principal de esta revolución son los datos, cuyo análisis crea un importante valor.

Al mismo tiempo, la sostenibilidad en las industrias implica un consumo responsable de energía gracias al cual se reduce el consumo energético y al mismo tiempo el coste de producción, contaminando menos y ayudando a mejorar la salud del planeta.

Tecnologías que forman parte de la industria 4.0

Veamos a continuación cuáles son algunas de las tecnologías más importantes que forman parte de la transformación digital en la industria 4.0:

  • Big Data

Tecnología que aplicada a la industria permite el análisis, administración y manipulación inteligente de un gran volumen de datos mediante el uso de modelos de descripción, predicción y optimización. Esto permite tomar decisiones de una forma mucho más eficiente.

  • Internet de las cosas (IoT)

Tecnología mediante la cual todos los dispositivos de la industria pueden estar conectados a internet gracias a sensores que envían datos a través de la red. Estos datos pueden ser almacenados, procesados y gestionados con herramientas de análisis.

  • Blockchain

Tecnología que permite la transferencia de datos digitales con una codificación muy sofisticada y de manera completamente segura. Esta transferencia no necesita un intermediario centralizado que identifique y certifique la información, sino que está distribuida en múltiples nodos independientes entre sí que la registran y la validan.

  • Cloud Computing

Es la conocida “nube” en la cual se almacenan nuestros archivos e información en la red de manera que tanto la empresa como los usuarios pueden tener acceso desde cualquier lugar y cualquier dispositivo, sin necesidad de disponer de una gran infraestructura.

  • Robótica móvil y colaborativa

Los robots industriales colaboran de forma eficaz con los trabajadores en los diferentes procesos de producción y logística dentro de la industria 4.0.

  • Sistemas Ciberfísicos

Son la aplicación de las tecnologías informáticas y de la comunicación a los dispositivos de una industria, dotándoles de inteligencia y autonomía, lo que redunda en una mayor eficiencia. Mediante la aplicación de sensores, cámaras u otro tipo de componentes, los objetos pueden enviar datos procesados o no, a otros sistemas o dar una respuesta inmediata.

  • Simulación y Gemelo digital

Tecnología que permite recrear digitalmente un proceso industrial, un sistema concreto o incluso una fábrica. De esta forma podemos observar el comportamiento de cualquier proceso y probar nuevas estrategias sin necesidad de realizar la prueba en un entorno real.

  • Integración de sistemas y ciberseguridad

Los sistemas informáticos de una empresa están integrados entre sí de forma que la información se comparte entre ellos sin duplicidades ni inconsistencias. Estos sistemas a su vez se comunican y comparten información con los de otras empresas a lo largo de toda la cadena de suministro y en tiempo real de forma totalmente segura.

  • Realidad virtual y aumentada

Mediante la realidad virtual podemos construir simulaciones exactas de productos, procesos o plantas productivas para comprobar en primera persona y de manera totalmente inmersiva su funcionamiento.

  • Fabricación Aditiva o Impresión 3D

Es el proceso basado en la fabricación o producción de piezas a partir de un modelo 3D mediante la sucesiva deposición de capas de material. Ofrece la posibilidad de crear piezas a demanda y la personalización de los productos, con la consiguiente reducción de costes. Esta tecnología ha supuesto una revolución en los procesos y sistemas de fabricación en la industria.

•	Fabricación Aditiva o Impresión 3D
Fuente:Shutterstock ID: 676361872

Pasos a seguir para conseguir la innovación tecnológica y sostenibilidad en la industria

A la hora de implantar la innovación tecnológica y sostenibilidad en nuestra industria (industria 4.0) deberemos efectuar una serie de acciones graduales para llegar a completar el proceso:

1. Definir la visión digital de la industria y sus objetivos

Hay que definir qué se pretende conseguir con la transformación digital en nuestra industria, ya que los objetivos, la visión corporativa, el sector y los recursos de los que se dispongan, hacen que cada organización tenga unas prioridades a la hora de afrontar la transformación digital 4.0.

La definición de las prioridades debe estar basada en una agenda que esté apoyada e impulsada desde la cúpula directiva, ya que solo desde ésta se pueden aprovechar las sinergias resultantes de la digitalización en diferentes departamentos.

La visión digital de la empresa debe ser ambiciosa y transformadora, plasmada mediante unos objetivos concretos y deberá evolucionar en el tiempo, adaptándose a las circunstancias tanto internas como externas de la industria.

2. Establecer un plan de acción

Una vez definidos los objetivos para la digitalización de la industria, deberán ser trasladados a un plan de acción que será construido a partir de un conjunto de proyectos integrados en diferentes áreas de trabajo.

Al definir el plan de acción es esencial la identificación de los proyectos y su correcta priorización en función del presupuesto de inversión.

3. Movilizar internamente a los departamentos

Es necesario explicar dentro de las diferentes unidades de la empresa las ventajas que se van a obtener del proceso de transformación digital y utilizar todos los canales posibles de comunicación, posibilitando la interacción y la recogida de sugerencias. De esta forma se involucra a todos los empleados de manera progresiva y natural.

4. Ejecutar y medir

La implantación de los proyectos de digitalización debe estar orientada a reducir riesgos financieros y operativos, teniendo en cuenta que debe combinarse un enfoque de largo plazo hacia la transformación digital completa aprovechando oportunidades en el corto plazo.

Los beneficios del autoconsumo en la industria

Como parte de este proceso de transformación digital de la industria 4.0 encontramos las energías renovables, las cuales han supuesto un cambio fundamental en la manera de abastecerse energéticamente de las empresas industriales. Y de entre estas energías renovables, la más eficiente y utilizada es la energía fotovoltaica.

autoconsumo en la industria
Fuente:Shutterstock ID: 1820196929

El autoconsumo fotovoltaico en la industria proporciona los siguientes beneficios:

  • Sin inversión inicial. Existe un precio pactado de la energía a largo plazo y muy competitivo frente a la volatilidad de precios del sistema eléctrico.
  • Rentabilidad. Se consiguen ventajas fiscales, independencia eléctrica y compensaciones por excedente de producción.
  • Monitorización. Podemos controlar nuestro consumo de electricidad en cada momento.
  • Escalabilidad. Podemos comenzar por una instalación inicial y que ésta vaya creciendo en función de las necesidades energéticas.

El contrato de compraventa de energía PPA (Power Purchase Agreement) destaca en este punto como la solución perfecta para ahorrar desde el primer día con la instalación de placas solares en el sector industrial. Con una instalación de energía solar podremos contar con autoabastecimiento eléctrico.

Contratando un PPA, la empresa instaladora se encargará de hacer una instalación fotovoltaica en la industria y de mantenerla como nueva durante la duración del contrato. Mientras, el usuario disfrutará de la energía producida por la planta, pagando una cuota mensual fija hasta que termine el contrato (duración media de 10 años). Desde ese momento, el coste energético se reducirá radicalmente y la empresa disfrutará de energía prácticamente gratuita. De esta manera, se protege de la volatilidad de los precios del mercado y evita una gran inversión inicial.

Existen distintas fórmulas u opciones de financiación que reducen la inversión o permiten planteamientos a medio y largo plazo en la instalación de paneles fotovoltaicos a nivel industrial. El acuerdo de compraventa de energía PPA es quizá una de las más atractivas.

Anuario de la Innovación en España 2020