De izquierda a derecha, David Romero, Patricia Martínez-Lope, Juan de Juanes, Rafael Puerto y Sara Gómez.

La transformación digital ha revolucionado la forma en que operan las empresas y uno de los grandes retos a los que se enfrentan depende no tanto de la tecnología como del factor humano. Por ello, expertos de distintas instituciones de Iberoamérica han reflexionado este viernes, en el II Congreso Iberoamericano de Ingeniería y Tecnología CIBITEC19, sobre el perfil de los hombres y mujeres que liderarán esta transformación y han señalado la importancia de la transformación cultural que deben llevar a cabo las empresas.

El problema, y las posibles soluciones, comienza desde la educación. “Tenemos que revalorizar la educación técnica y tecnológica”, ha apuntado el profesor e investigador del Tecnológico de Monterrey, David Romero, quien ha subrayado la importancia de generar las mismas oportunidades de crecimiento profesional, mediante una mejor remuneración, a quienes se dedican a las labores más técnicas en las empresas.

La escasez de ciertos de talentos es uno de los retos a los que estas se enfrentan. El 45 % tiene dificultades para encontrar el talento que necesitan, ha señalado Romero a partir de un estudio de Manpower, y uno de cada cuatro empleadores ha tenido problemas a la hora de encontrar oficios.

Para Brian Subirana, director del Auto-ID Lab, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), la clave también está en la forma en que aprendemos. “Todo se olvida, lo importante es aprenderlo bien”, ha apuntado. En esta lucha contra el olvido y contra la actual tendencia en la que todo cambia, Subirana ha destacado la importancia de combinar la práctica con el estudio. “Tendríamos que romper la idea de la carrera de cuatro años en trocitos y dar más importancia a la investigación en la enseñanza”, ha añadido.

Otro de los aspectos que debe fomentar la enseñanza es la cultura digital. “Tú puedes tener la mejor estrategia de digitalización del mundo pero si no consigues crear cultura en tus trabajadores, jamás conseguirás tu objetivo”. Así lo ha asegurado Juan de Juanes Márquez, subdirector de RRII y Promoción de ETSII de la UPM. Para generar esa cultura es necesario a su vez generar esta actitud digital, mas que una aptitud.

Pero la educación no basta, el autoconocimiento también es necesario. Al menos es lo que piensa Rafael Puerto, Business Director de Wyser España, quien ha reivindicado el modelo de gestión individual ADKAR (por sus siglas en inglés) que se centra en la conciencia, el deseo, el conocimiento, la capacidad y el refuerzo.

Sara Gómez, miembro de la Real Academia de la Ingeniería, ha cerrado esta mesa de reflexión, moderada por Patricia Martínez-Lope, ingeniera y divulgadora de Onda Cero, con un mensaje contundente: “La cuarta revolución digital debe ser femenina”.

Te puede interesar leer esta entrevista a Sara Gómez.

La directora del proyecto “Mujeres e Ingeniería” ha apuntado que, de lograrse la paridad entre hombres y mujeres, se añadirían 160.000 millones de euros al PIB de España y que, pese a que en las universidades hay un 55 % más mujeres que hombres, en carreras como la ingeniería informática, ellas solo representan el 11 %. “Si las mujeres no se incorporan a la construcción de este nuevo mundo que se nos viene encima, corremos el riesgo de que no se tengan en cuenta nuestras necesidades, nuestros deseos y nuestros intereses”, ha concluido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here