GMW BMW
En la imagen, el modelo BMW Vision iNEXT (Foto cortesía de BMW Group)

En la conducción autónoma es necesario disponer de tecnologías y sistemas que permitan llevar a cabo un posicionamiento con la máxima precisión, seguridad y fiabilidad. En este campo, la innovación de GMV ha despertado la confianza de BMW. La multinacional tecnológica española ha resultado recientemente adjudicataria de un relevante contrato para el desarrollo de una solución de posicionamiento por satélite (GNSS) preciso e íntegro para la nueva generación de vehículos autónomos del fabricante alemán.

"La automoción es un sector fundamental para la economía española e innovar en torno a la conducción autónoma es un plus para el país", explica a Innovaspain Sara Gutiérrez, directora de Automoción de GMV. La solución tecnológica aportada por la multinacional española se va a desarrollar por primera vez en los vehículos autónomos de BMW Group, proporcionando un software de posicionamiento que calcula la posición del vehículo y otras magnitudes, utilizando avanzados algoritmos desarrollados por GMV, incluyendo elementos ya patentados.

"El futuro de los coches autónomos no se entiende sin un impacto positivo en la seguridad vial y en la movilidad, por eso desde GMV trabajamos por dotar a esta conducción de la máxima precisión", sostiene Gutiérrez. En este sentido, el software desarrollado seguirá las normativas de automoción y los más altos niveles de calidad para el desarrollo de software crítico. Otro de los componentes clave proporcionados por GMV es un servicio de correcciones globales de navegación por satélite que se ejecutará en una infraestructura segura y que utilizará los datos obtenidos desde una red global de estaciones de seguimiento que la compañía va a desplegar en el marco del contrato.

GMV
Sara Gutiérrez, directora de Automoción de GMV.

La inversión que GMV ha realizado en los últimos diez años le ha posicionado como uno de los proveedores referentes de soluciones de posicionamiento para coche autónomo basadas en sistemas globales de navegación por satélite. Así lo ha confirmado su director general de Sistemas Inteligentes de Transporte, Miguel Ángel Martínez Olagüe: "hemos estado invirtiendo durante muchos años en las tecnologías GNSS clave que son esenciales para los sistemas de conducción autónoma". "Para nuestra compañía –continúa– este contrato es una oportunidad única para capitalizar todo ese esfuerzo, al proporcionar un producto con excelentes prestaciones para la industria de la automoción".

Potencial tecnológico español

Pese a no tener la fortaleza que tienen otros fabricantes de automóviles del mundo, como los alemanes, entre otros, España no pierde el tren de la tecnología en el sector –el país es el 8º productor mundial de automóviles y un importante actor en el mercado de los componentes–. "Tenemos que poner más en valor las áreas en las que destacamos", reclama Sara Gutiérrez, teniendo en cuenta que España "es un punto del mundo imprescindible en la validación de tecnologías para la industria".

No obstante, pese a que la tecnología avanza a pasos de gigante en materia de conducción autónoma, el sector aún está por definirse en cuanto a aspectos como el marco regulatorio, la seguridad vial e incluso las infraestructuras. "España también es fuerte en cuanto a infraestructuras y tiene la capacidad para dar los pasos correctos y que los vehículos autónomos conduzcan con la mayor seguridad".

GMV ha ido desarrollando su propia solución PPP (Precise Point Positioning), conocida como magicPPP, producto clave sobre el que se sustenta la solución de posicionamiento de alta precisión para conducción autónoma. Asimismo, la solución de GMV tiene presente las posibles vulnerabilidades y ataques a los que pueden estar expuestos los vehículos conectados y autónomos, garantizando su éxito frente a los ciberataques.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here