GlucoSentry, el brazalete inteligente para un mejor control de la diabetes

GlucoNightWatch brazalete diabetes

Mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes. Este es el objetivo de GlucoSentry, un brazalete inteligente que integra un medidor de la glucosa y que, a través de una aplicación móvil y gracias a una conexión por bluetooth, avisa de las posibles subidas o bajadas preocupantes de los niveles de azúcar en sangre. El dispositivo integra un parche medidor continuo desarrollado por la farmacéutiva Abbott que realiza lecturas automáticas cada 5 minutos o puntuales bajo demanda.

Miguel Hernández, cofundador de GlucoNightWatch, la startup tecnológica que desarrolla este brazalete, ha explicado que “hasta ahora, lo que existe son los medidores continuos. Son unos parches que van en la piel que van midiendo cada 5 o 10 minutos la glucemia que tiene el usuario. Lo que pasa es que estos medidores, que hacen una gráfica de la glucemia durante todo el día, no permiten avisar si hay una bajada o una subida de azúcar”, episodios especialmente peligrosos si se dan por la noche.

Esa es, ha incidido Hernández, la principal novedad que presenta este dispositivo: alerta de si el paciente tiene algún desajuste importante en sus niveles de glucosa a través de una aplicación que se instala en un dispositivo móvil. La clave para ello es el desarrollo de “un dispositivo hardware que puede leer directamente del sensor y que de ahí pueda pasar la información a un dispositivo móvil a través del bluetooth”.

El brazalete es ajustable e integra un medidor continuo, de reducido tamaño, “que ya se encarga de disparar alarmas locales: pita, manda un sms o hace una llamada a un teléfono que el usuario haya configurado”, ya sea el del propio paciente o el de un tercero. De esta forma, en opinión de Hernández, el dispositivo está pensado “para todo el mundo”, tanto para adultos como para los niños diabéticos ya que “si hay problemas, alerta a los padres para que midan el nivel de azúcar en sangre del niño” o avisen a un responsable si no están presentes.

Al tener integrado el medidor continuo, el dispositivo hace una lectura automática del nivel de glucosa en sangre cada cinco minutos, si bien “le puedes ordenar que haga una puntual si tienes una duda y te lo dice inmediatamente”. Asimismo, los niveles de alarma que emite el brazalete se intensifican si, por ejemplo, el cuidador no responde a tres avisos consecutivos o, en algún momento, la batería del terminal utilizado para las lecturas alcanza el valor mínimo del 10% o se desplaza de su posición sobre el sensor generando un error en la lectura, por ejemplo.

OBJETIVO: COMERCIALIZACIÓN EN SEPTIEMBRE

Por el momento, los impulsores de este dispositivo cuentan con “cinco prototipos totalmente funcionales, pero queremos comercializarlo y fabricarlo industrialmente”. La fecha marcada en el calendario para ello es el próximo mes de septiembre y por ello han iniciado una campaña de crowdfunding para conseguir los fondos que les permitan lanzarse a este nuevo reto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here