[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

De estaciones de servicio a hubs de movilidad: la nueva apuesta sostenible de Galp

La compañía da un paso más en su apuesta por la transición energética y revela desde la nueva Estación Fernando Alonso de Alcobendas (Madrid) su nuevo modelo de sostenibilidad
galp

Desde la recién inaugurada Estación Fernando Alonso de Alcobendas (Madrid), el Country Manager de Galp España, João Diogo, anunciaba el nuevo camino de la compañía hacia la movilidad sostenible. "Nuestro objetivo es ofrecer soluciones multienergéticas y evolucionar el concepto de estación de servicio". El resultado de estas palabras se reflejará en un nuevo proyecto de transformación de estos puntos en hubs, "espacios centrados en la movilidad y comodidad, aprovechando los avances y la ubicuidad de las nuevas tecnologías digitales", como los ha definido el propio Diogo.

Galp cuenta en la actualidad con 557 estaciones de servicio en España y solo en 2022 transformado más de 100 puntos de venta entre España y Portugal. Esta estrategia responde a las nuevas tendencias de consumo, derivadas de la falta de tiempo de los consumidores y la proliferación de establecimientos de conveniencia con horario ampliado. "Las estaciones de servicio pasarán a ser un lugar de paso a un lugar de destino, que ayude a optimizar la experiencia de cliente mediante la tecnología", ha confirmado Diogo.

Para lograr estos objetivos, Galp está realizando "un importante esfuerzo", remarca el responsable, en la renovación de la imagen de las estaciones, "convirtiéndolas en un espacio más acogedor". A nivel energético, busca generar más eficiencia, por ejemplo a través de la instalación de paneles solares para el autoabastecimiento de energía eléctrica, promovido por Galp Solar.

El despliegue del autoconsumo también está migrando a las marquesinas de los puntos de recarga eléctrica, lo que permite reducir los consumos de la red y contribuir a la reducción de emisiones de CO2. Se calcula que la instalación de autoconsumo en el tejado ayudará a evitar, aproximadamente, la emisión de casi siete toneladas de CO2 anuales. "Queremos ser un punto de estacionamiento, sea la hora que sea, que cuente con una oferta integrada de servicios, entre ellos, una cuidada selección de productos de proximidad y calidad, que emplean recipientes reciclables", apunta Diogo.

La relevancia de la digitalización

Otro concepto clave en la transformación de las estaciones de servicio es el papel que juega la digitalización. El objetivo es que las estaciones ofrezcan soluciones 100% digitales e integradas para dar respuesta a una sociedad interconectada. Para lograrlo, Galp está poniendo en marcha distintas iniciativas, desde la integración de pago vía la Aplicación Mundo Galp (repostajes o carga eléctrica, entre otros) hasta sugerencias y promociones dirigidas al cliente en tiempo real gestionadas por la app de fidelización. "En poco más de un año, más de 600.000 usuarios de Mundo Galp ya interactúan digitalmente con las Estaciones", subraya Diogo.

Por otro lado, la apuesta por la digitalización ha llevado a Galp a ser el primer operador energético en disponer de una tienda de conveniencia autónoma en Europa, cuyo primer piloto ha sido inaugurado en Portugal. En estos puntos, los clientes pueden comprar con la app o escanear el código QR a la entrada de la tienda, retirar los productos de las estanterías y completar automáticamente su compra. "La tecnología permite que el pago se realice de forma automática al estar asociada a una tarjeta de crédito y así podemos ofrecer una experiencia sencilla y rápida", concluye el responsable.

Deja un comentario

Recomendadas