e-Health Vision

La crisis del COVID-19 ha obligado a posponer las citas médicas de pacientes con patologías distintas a este virus, como es el caso de la diabetes. Ocho de cada cien personas en España la sufren, según cifras del Ministerio de Sanidad. Con el objetivo de rebajar la presión sobre los Centros de Salud en los próximos meses, la plataforma de teleoftalmología e-Health Vision ha lanzado sus servicios de forma gratuita para hacer un seguimiento en remoto a estos pacientes. El método es tan sencillo (a priori) como eficaz: analizar la fotografía de la retina.

"Unimos la tecnología de una plataforma de telemedicina por videoconferencia en tiempo real, con la posibilidad de atender a los pacientes a la puerta de sus casas, dada la extensa red de ópticas que hay en España", explica a este medio Carlos Fabuel, CEO de e-Health Vision. Su startup cuenta con la colaboración de más de 240 ópticas en toda España.

La fotografía se toma con un instrumento llamado retinógrafo, que se carga en la plataforma y es evaluada por un oftalmólogo de e-Health Vision, capaz de analizar, solamente con esta imagen, el sistema circulatorio del paciente y si existen signos compatibles con retinopatía diabética (enfermedad producida por los niveles altos de azúcar en la sangre que causan daño a los vasos sanguíneos en la retina).

Un factor clave en el éxito de esta tecnología, como apunta este óptico optometrista, es "la posibilidad de interactuar entre paciente, óptico y oftalmólogo, discutir el caso entre ellos, dibujar sobre las imágenes capturadas en la óptica para una mejor comprensión de las explicaciones, y la posibilidad de conectar cualquier dispositivo de captura de imagen del óptico con la plataforma". En menos de 24 horas el paciente recibe los resultados, junto a las recomendaciones del profesional que le indica si debe o no acudir de forma inmediata a un centro médico, o puede esperar unos meses a tener una revisión porque su salud es óptima.

Tecnología exportable a otras patologías

Aunque la estrategia de e-Health Vision se ha centrado en rebajar la presión sobre los Centros de Salud y, con ello, ayudar a los diabéticos –"durante el confinamiento, el enfermo diabético no ha podido controlar bien su alimentación y esto, añadido a la falta de ejercicio, ha supuesto un mayor riesgo para su salud", precisa Fabuel–, la tecnología de la startup permite valorar cualquier tipo de patología ocular en remoto.

"Si hablamos de patología del sistema circulatorio, los signos compatibles con retinopatía hipertensiva es un indicador de la necesidad de derivar al paciente a su médico de atención primaria para valorar la hipertensión arterial. Por lo que sí podemos detectar de manera precoz la diabetes y la hipertensión arterial como enfermedades sistémicas, además del resto de patologías oculares", aporta Fabuel.

A pesar de los avances de la telemedicina, el equipo de e-Health Vision, que hasta el momento ha llevado a cabo más de 40.000 retinografías y casi el 7% de los pacientes ha necesitado atención médica adicional, asegura que el objetivo no es reemplazar a las visitas presenciales con médicos oftalmólogos. Aunque aclarado esto, Fabuel no duda de por dónde pasa el futuro. "

"La telemedicina ha llegado para quedarse. Tanto las herramientas de atención domiciliaria a los pacientes, como las herramientas de ayuda a la toma de decisiones a los profesionales sanitarios. Tan solo necesitamos un marco regulatorio claro y ahora sería un gran momento para que todas las fuerzas políticas se pusieran de acuerdo y llegasen a un gran consenso sanitario. No es que el futuro de la medicina pase por la teleasistencia, sino que ya es el presente".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here