El acelerador de Arquímedes

Por Álvaro Bernad, director de Innovación Disruptiva y Desarrollo de Negocio de Calidad Pascual

El pensamiento creativo y el espíritu emprendedor siempre han acompañado a la mente humana. Desde que en la antigüedad Arquímedes formulara su célebre principio sumergido en la bañera, hasta los grandes inventos más recientes como el automóvil o Internet, todos los grandes descubrimientos comparten ese mágico momento de entusiasmo y revelación.

En estos últimos años, las startup se han convertido en la principal fuente de ‘Eurekas’, esa archiconocida exclamación de Arquímedes que desde entonces precede a cualquier hallazgo científico. El fenómeno de las startups no solo se ha consolidado, sino que continúa en auge, cambiando sustancialmente la metodología clásica de creación de nuevos productos y servicios. Y es que pocos saben innovar y gestionar la incertidumbre de una forma tan ágil y creativa como las startups.

Albert Einstein definió la creatividad como la inteligencia divirtiéndose, una filosofía que caracteriza a estas empresas emergentes, expertas en ofrecer soluciones inexploradas y ángulos innovadores, capaces de cautivar a un cada vez más amplio número de clientes.

Muchas compañías tradicionales han comprendido ya la necesidad de innovar tanto desde el seno de la organización como de la mano de las startups. Colaborando coordinadas es más fácil agilizar procesos, trabajar con mayor flexibilidad, explorar nuevas vías, probar soluciones más creativas y aplicar una verdadera transformación, de producto y con frecuencia también de su aplicación digital.

Es precisamente esta forma de trabajar la que en Calidad Pascual llevamos apoyando por tercer año consecutivo con los premios Pascual Startup. Unos galardones que impulsan la innovación entre emprendedores españoles, y con los que desde la compañía apoyamos las ideas y proyectos de carácter innovador y disruptivo en el sector agroalimentario.

En la pasada edición, que resultó todo un éxito con más de 350 candidaturas presentadas, se llevó la innovación abierta y colaborativa al máximo nivel, sometiendo a las startups finalistas a votación popular. Fueron los ciudadanos quienes directamente pudieron escoger a la startup ganadora a través de #ApadrinaUnEmprendedor, una campaña social divertida, colaborativa y democrática.

Este año, junto con la entrada de la multinacional Tetra Pak como partner, los premios vuelven a sorprender abriendo la participación a jóvenes universitarios en la nueva categoría ‘Futuros Emprendedores’. Los estudiantes tienen ideas novedosas e inquietudes empresariales; lo único que a veces necesitan para hacerlas realidad es un pequeño empujón. Apostar por el talento joven es una oportunidad para lograr metas comunes, promover la cultura del esfuerzo y la innovación e impulsar la atracción del talento a la compañía. Tanto es así que al ganador de esta nueva categoría se le brindará la oportunidad de compartir jornada laboral con profesionales de distintos departamentos de Calidad Pascual.

Creer e invertir en la innovación forma parte de nuestra estrategia desde hace más de cuarenta años. Esta nueva apuesta es una iniciativa más de nuestro compromiso con el fomento del emprendimiento español. ‘Futuros Emprendedores’ se alinea además con los valores de iniciativas como MIDE, la nueva plataforma colaborativa para impulsar la innovación en la región de Madrid, que busca desarrollar el ecosistema de emprendimiento e incorporar desde el comienzo a jóvenes estudiantes.

Estamos persuadidos de que apoyar el talento de la generación española más preparada de la historia es una garantía de éxito para el futuro económico de nuestro país. Nuestros jóvenes rebosan ilusión y potencial, y en el reto de atreverse y lanzarse a emprender, nuestra responsabilidad es ser impulsores de su talento. Así, remando juntos en la misma dirección, contribuiremos a poner en marcha iniciativas y proyectos verdaderamente disruptivos. Con cada ‘Eureka’, también lograremos posicionar internacionalmente nuestro país como incubadora del talento joven.

1 Comentario

  1. A pesar de todo lo comentado en e artículo anterior, creo que hay grandes lagunas a la hora de “cribar” ideas y personas capaces de desarrollar nuevas soluciones o bien generar brillantes ideas. Los procesos de selección de personal de las grandes compañías, a veces descartan a personajes “atípicos”, pues no cumplen con unos patrones estandarizados de funcionamiento dentro de las organizaciones empresariales, siendo su ingenio y capacidad creativa el mejor aliciente para contar con ellos en la estructura empresarial.
    Igualmente se da mucha importancia a las nuevas ideas generadas por los jóvenes, pero los no tan jóvenes sufren a menudo la exclusión del “mundo creativo de las ideas nuevas”, se les aparta pues su “perfil” no cuadra en la organización.
    Tal vez si se mejorasen los procesos de selección ciertos “talentos” abandonados podrían recuperarse y la innovaciones podrían ser dignas de interés.
    Creo que el futuro de la innovación, al igual que como indican el eslogan de Pascual Startup pasa por los jóvenes, pero creo que también pasa por descubrir a personas no tan jóvenes, pero con una mente ágil y cargada de experiencias y conocimientos. Tal vez, en muchas ocasiones, las ideas creativas de los mayores pueden convertirse en mayores ideas para las organizaciones empresariales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here