Educación infantil o primaria

Si tu pasión es la enseñanza y te gusta tratar con alumnos, puedes convertirte en profesor de niños de hasta doce años estudiando un grado de educación infantil o primaria. Ambas especialidades tienen una duración de cuatro cursos, por lo que lo más habitual es terminar los estudios en cuatro años. Además, puedes estudiar ambos grados cómodamente desde tu casa asistiendo a las clases online o en diferido, una ventaja que en los tiempos en los que nos encontramos es imprescindible.

¿Crees que tienes buena mano para tratar con niños pequeños? Conviértete en profesor de educación infantil con el Grado en Educación Infantil. Si, por el contrario, te encaja más enseñar a niños de seis a doce años, tu mejor opción será decantarte por el Grado en Educación Primaria.

La profesión del maestro

Ser maestro es una profesión que requiere de una gran vocación. No es lo mismo enseñar a un niño de cuatro años que a uno de doce, y hay que tener estas diferencias presentes y estar bien preparado a la hora de escoger nuestros estudios. También hay que tener en cuenta que existen niños con necesidades especiales, por lo que será necesario disponer de conocimientos acerca de las mejores metodologías y herramientas para ellos.

La educación y la legislación actual han cambiado para mejor gracias a las nuevas tecnologías. Todos los niños son ahora nativos digitales y es imprescindible prepararlos para que formen parte de la sociedad del mañana, haciendo un uso responsable, efectivo y práctico de los medios tecnológicos que tienen a su alcance.

A diferencia de hace algunos años, actualmente son muy reconocidas y apreciadas las inteligencias múltiples de Howard Gardner, que preparan a los estudiantes para hacer frente al problem solving y se centran en el trabajo en equipo. Por este motivo, para ser maestro de educación infantil o primaria es necesario realizar un Grado y poder conocer los nuevos métodos y competencias que van surgiendo.

Existen universidades que ofrecen estudios a distancia para que puedas compatibilizar tus estudios con un trabajo. Gracias a que las clases son online, puedes estudiar desde casa o desde donde quieras; mediante un ordenador, una tableta o tu Smartphone.  Además, si no puedes asistir en directo, las puedes ver en diferido.

Normalmente, estas universidades presentan una evaluación continua y te solicitarán la realización de algunos trabajos o prácticas a lo largo del curso. Los exámenes finales suelen ser presenciales, con opción a segunda convocatoria en el caso de que no apruebes en la primera.

Ambos grados cuentan con asignaturas en común y asignaturas específicas. Si optas por empezar el Grado de Primaria, pero luego te arrepientes y prefieres seguir con el Grado de Educación Infantil a distancia, las asignaturas que has aprobado, en el caso de ser compatibles, podrán ser después convalidadas.

Si dispones de bastante tiempo libre puedes optar por matricularte en el mayor número de asignaturas. No obstante, si sólo puedes dedicar un par de horas a la semana al estudio, matricularte de una o dos asignaturas e ir a tu ritmo es la opción recomendada, aunque tardes algo más en obtener tu titulación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here