cuero de cactus
Adrián López y Marte Cázarez en su plantación de nopal en Zacatecas, México.

Los mexicanos Adrián López y Marte Cázarez, de 27 años, son los creadores de una piel sintética hecha a base de nopal, una planta originaria de México, que está dando la vuelta al mundo. Este producto, al que llamaron Cactus Leather (cuero de cactus), libre de químicos tóxicos, ftalatos y PVC tiene una durabilidad mínima de diez años, y permite ahorrar hasta un 20 % del agua que requiere la producción de cuero tradicional. 

“Es un material competitivo a comparación del cuero animal y de algunas imitaciones de piel sintética de alta calidad”, añade López. Este producto los llevó recientemente al Raw Assembly, en Australia, un evento de tela sostenible para la industria de la moda. En mayo los llevará al Copenhagen Fashion Summit 2020, en Dinamarca.

La piel vegana de la marca Desserto se dio a conocer al mundo en la feria Lineapelle 2019, el pasado octubre en Milán (Italia), uno de los encuentros más importantes dedicado al cuero. El material se encuentra ahora en fase industrial de desarrollo y se exporta a todo el mundo.

Cuero de catus
Bolsa Desserto.

Tras dos años de investigación, en los que López y Cázarez recibieron la asesoría de expertos, sus productos lograron cumplir hace medio año con todos los estándares de durabilidad, calidad, resistencia y elasticidad que exigen las diferentes industrias (de moda, mueblera, marroquinera y automotriz). Personalizable al gusto, esta piel de nopal cuenta con distintos grosores, colores y texturas, además de ser suave al tacto y transpirable, con lo que se asemeja mucho al cuero animal.

Los empresarios se conocieron en 2011 en Taiwán y tiempo después se reencontraron en México. López, originario de Aguascalientes, estudió Política y Economía Global en la Tamkang University Lanyang, en Taiwán, mientras que Cázarez, de Culiacán, estudió Negocios Internacionales en el Tec de Monterrey, en Guadalajara. 

Ambos habían trabajado en la industria de la moda y mueblera y decidieron echar a andar un proyecto cuyo motor fuera un material sustentable, capaz de cubrir con las necesidades de estas industrias que tienen un alto impacto ambiental. La industria de la moda es el segundo consumidor de agua a nivel mundial, genera alrededor de 20 % de las aguas residuales y libera medio millón de toneladas de microfibras sintéticas al océano cada año, según la ONU.

Fue así como los emprendedores mexicanos dieron con la idea de hacer una piel de nopal, una planta que se da en todo el país y que no necesita de riego. Registraron la patente, crearon la empresa Adriano Di Marti, inscribieron la marca Desserto y abrieron una oficina en el edificio MIND (México, Innovación y Diseño) en Guadalajara, estado de Jalisco.

De Zacatecas para el mundo

La plantación de la que extraen el nopal para sus productos se encuentra en el estado de Zacatecas, en la región centronorte del país. Allí seleccionan y cortan solo las hojas maduras de la planta sin dañarla, con lo que aproximadamente cada seis u ocho meses vuelven a cosechar en la misma plantación, libre de herbicidas y pesticidas. El material que no se utiliza para el producto es vendido para consumo humano a nivel nacional.

El cactus crece solo con el agua de lluvia, además esta familia soporta las bajas temperaturas durante el invierno y tiene espinas más pequeñas, por lo que es más fácil y seguro a la hora de cosechar.

Después de cortar las hojas maduras, estas se secan al sol durante tres días hasta alcanzar los niveles de humedad deseados. No es necesario ningún horno ni ningún tipo de energía adicional, como el gas, en este proceso. Una vez procesada, se obtiene la materia prima orgánica con la fórmula patentada, Desserto. 

Un símbolo mexicano

Nopal
La plantación de nopal López y Cázarez en Zacatecas.

En nopal es un elemento fundamental del mito fundacional de la gran ciudad, Tenochtitlan (actual Ciudad de México). Los aztecas buscaban un águila posando sobre un nopal, imagen que se refleja en la bandera.

Hervido, asado, en guisos, sopas, ensaladas, zumos, dulces, y ahora hasta en bolsos. Muchas son las formas en que se consume el nopal. Un alimento básico desde la época prehispánica y reconocido por ayudar a proteger la mucosa gastrointestinal, a disminuir los niveles de azúcar en la sangre y a controlar el colesterol malo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here