CRUE universidad coronavirus
El presidente de Crue Universidades Españolas y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, en una reunión por videoconferencia con los ministerios de Universidades y de Educación y FP, y las comunidades autónomas.

Con las puertas de las universidades cerradas por la pandemia del Covid-19, una gran parte de la carga formativa de la enseñanza superior de nuestro país descansa en la actualidad en la enseñanza a distancia. La situación anómala que ha provocado el coronavirus es temporal, sí, pero dejará secuelas. Y no todas serán necesariamente malas porque “de cualquier crisis siempre se pueden sacar enseñanzas positivas”.

“Sinceramente creo que va a haber un antes y un después en todos los aspectos de nuestra sociedad, y esto incluye también la universidad”, afirma Rafael Garesse, presidente de Crue I+D+i y rector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM). Se refiere a que habrá que “replantearse” ciertas cuestiones. “No necesariamente porque se estuviera haciendo mal, sino simplemente porque esto nos enseña que podemos desarrollar procedimientos, tecnología y métodos que antes se estaban utilizando menos”.

Garesse cree que la universidad poscoronavirus se utilizarán más los métodos online tras comprobar en esta crisis “que la educación online también es muy interesante y tiene muchas facetas y aspectos muy positivos”. “Estamos en un periodo histórico de la revolución tecnológica a todos los niveles de la sociedad; también de la enseñanza superior –continúa–. Y esta incorporación de la tecnología que ha tenido que suceder de una manera tan brusca igual nos ayudas para usarla de una manera más pausada y con mayor capacidad de planificación en un futuro”.

Rafael Garesse, presidente de Crue–I+D+i y rector de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM).

“Eso no quiere decir que la educación a distancia vaya a sustituir a la enseñanza presencial porque no va a ser así, ni muchísimo menos”, puntualiza este bioquímico de prestigio. Se trata de sumar, no de sustituir.  No hay que olvidar que “las universidad ofrecen un valor muy importante en lo que es el contacto profesor-alumno”.

Plataforma Conectad@s

De hecho, ayer Crue y el Ministerio de Universidades anunciaron el lanzamiento de una plataforma para apoyar la transición de las enseñanzas presenciales a las enseñanzas online en las universidades del Estado español. Se llama ‘Conectad@s: la universidad en casa’ y nace con el objetivo de servir de apoyo a docentes, estudiantado y a la sociedad en general en materias de educación online.

Por todo ello, Rafael Garesse cree que “se está respondiendo de una manera rápida y razonablemente eficaz” y la universidad ha sabido mantener parte de su actividad formativa a través de los medios online.

Grupos de trabajo

Otro aspecto distintos es la investigación. El presidente de Crue I+D+i es consciente de que “tener los laboratorios cerrados hace que los proyectos que estaban en marcha se vayan a ralentizar; esto es inevitable y sucederá así”. Para todo lo “adicional” (gestión de las convocatorias y de las justificaciones de proyectos, nuevas solicitudes, etc.) se ha creado un grupo de trabajo con la Agencia Estatal de Investigación. “Esperemos que se pueda minimizar el efecto negativo que pueda tener”.

Es uno de los cuatro grupos de trabajo que han puesto en marcha la Crue, el Ministerio de Universidades y otros organismos públicos. Los otros tres se centran en: el desarrollo de la actividad docente y del curso académico, la EvAU o prueba de acceso a la educación superior –de la cual ya se anunció su retraso tras una reunión por videoconferencia en la que participó el presidente de Crue Universidades Españolas y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos– y la docencia digital.

Además, todas las partes mantendrán videoconferencias semanales para analizar la evolución del coronavirus y posibles iniciativas conjuntas. Se quiere así mantener un contacto fluido para coordinar las iniciativas dirigidas a minimizar el impacto de esta crisis inédita en el estudiantado.

A disposición de las autoridades sanitarias

Por último, hay que señalar que las universidades españolas han respondido en apenas 48 horas al llamamiento realizado por el Gobierno de España y de las Comunidades Autónomas para identificar a los 206 laboratorios y 307 investigadores con experiencia en la realización de la prueba de reacción en cadena de la polimerasa (PCR), con la que se detecta el Covid-19.

Laboratorio de la UAM.

Además, los centros universitarios han realizado un inventario de todo el material almacenado en sus centros susceptible de ser usado para contener la expansión del coronavirus. Un millón setecientos mil guantes, 75.000 mascarillas, 25.000 batas, 6.000 equipos de protección individual y 2.300 gafas de protección han sido ya puestos a disposición de las autoridades sanitarias.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here