imprenta

Mucho tiempo ha pasado desde que, en el siglo XV, Gutenberg inventó la imprenta. No obstante, la importancia actual de este invento no reside solo en el hito que supuso su aparición, sino también en su capacidad para reinventarse y modernizarse con el paso del tiempo. Este éxito se manifiesta hoy en día por medio de iniciativas como la imprenta online Marcaprint, en las que la imprenta sigue presentándose como ese invento imprescindible y revolucionario, adaptado a los nuevos tiempos y a las nuevas tecnologías.

La imprenta: una revolución sin precedentes

La necesidad de conservar información y de democratizarla por medio de duplicados y copias ha existido siempre. De hecho, ya en la época de los romanos, cuatro siglos antes de Cristo, se empleaban moldes elaborados con arcillas para poder reproducir mensajes. Posteriormente, en el siglo XI, en China se usaban piezas creadas con porcelana que permitían hacer reproducciones. No obstante, la llegada de la imprenta supuso toda una revolución inigualable hasta ese momento. Con su llegada se multiplicó exponencialmente el número de libros y textos que circulaban por Europa, se consiguió elevar el número de lectores y, sobre todo, se abrieron las puertas de la democratización del acceso a la lectura y al conocimiento como nunca antes se había hecho.

La revolución tecnológica y la adaptación de la imprenta al mundo digital

Los libros, las revistas, los catálogos, los folletos informativos, los carteles… En nuestra vida diaria nos encontramos con miles de objetos que nos trasmiten información y conocimiento y que dependen directamente de la imprenta. Sin ellos no podríamos estudiar, ni tomar apuntes, ni conocer las informaciones que percibimos a través de la publicidad, ni saber los eventos que hay en nuestra ciudad, ni un largo etcétera de cosas que ocurren a nuestro alrededor y que nos interesan. No obstante, las técnicas con las que dichos documentos han sido impresos difieren enormemente de cómo lo hacía Gutenberg o, incluso, de cómo se hacía hace unas décadas. A continuación, detallamos dos de las técnicas más empleadas en la actualidad que muestran claramente cómo la imprenta se ha adaptado a los nuevos tiempos. En todas ellas se utiliza un diseño digital que se imprimirá en el soporte elegido.

  • La impresión electrónica: este tipo de impresión es posible gracias a la aparición de lo que hoy conocemos como ordenadores y, más concretamente, gracias a sus procesadores de texto. A partir de ellos, en los que se redacta la información, podemos enviar esta a imprimir, modificándola las veces que sea necesario y volviendo a repetir la operación.
  • La impresión digital: se realiza por medio de las impresoras láser. Estas cuentan con una superficie en la que se encuentra una sustancia fotoconductora. Normalmente dicha sustancia es de cadmio o selenio, lo que permite que generar una propiedad aislante en la oscuridad dando lugar a la electricidad estática. En una cámara aparecen iluminadas ciertas áreas a través de un rayo láser y es en ellas en las que se pierde la carga. Las partículas que no pierden la carga quedan impresas dando lugar a imágenes sobre papel o plástico.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here