[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Cómo migrar a la nube con total seguridad

Santander y Google se unen para ayudar a las grandes empresas a simplificar la transición del ‘mainframe’ (sistema tradicional) al ‘cloud’, aprovechando la innovadora tecnología del banco
nube

“La migración de tecnología tradicional a tecnología moderna es un reto clave para los bancos y para muchos otros sectores”, asegura Dirk Marzluf, responsable global de Tecnología y Operaciones de Banco Santander. ¿Cómo trasladar de manera segura al deslocalizado universo de la nube el inmenso almacén de datos y operaciones que hasta ahora han custodiado los sistemas tecnológicos tradicionales (conocidos como mainframe), vigilados de cerca en las instalaciones de las propias compañías?

La nube funciona como un disco duro externo donde se pueden guardar multitud de archivos, sistemas, etc, y acelerar su funcionamiento. Pero la mudanza no es una tarea fácil. La seguridad de los datos y las operaciones digitales es fundamental. Más aún si de lo que se trata es de llevar allí datos sensibles, como los que manejan, por ejemplo, los bancos. Sin embargo, no hay duda de que la nueva tecnología aporta más agilidad, potencia y eficiencia, e incluso permite ahorrar costes.

Banco Santander decidió asumir el desafío de aunar lo mejor de los dos mundos: crear una nueva plataforma propia de la que pudieran beneficiarse sus cerca de 160 millones de clientes y garantizar que cada una de las miles de operaciones financieras que realiza la entidad diariamente cuentan con la máxima protección y seguridad.  Así nació Gravity, un software de procesamiento de datos a medida desarrollado internamente por el banco, para poder trasladar a la nube su núcleo bancario, la parte más importante de la infraestructura tecnológica y donde se procesan las principales transacciones financieras, como transferencias, depósitos o préstamos.

El grupo ha sido uno de los primeros grandes bancos en el mundo en digitalizar su core y el pasado mes de mayo anunció que ya había migrado el 80% de esta infraestructura tecnológica crítica. Además, al permitir Gravity el procesamiento de datos de forma simultánea, el banco puede ejecutar cargas de trabajo en su mainframe y en la nube al mismo tiempo para realizar pruebas en tiempo real sin interrumpir el negocio.

Este cambio, según explican desde la entidad, permitirá un acceso más sencillo y rápido a los datos, mayor simplicidad, el lanzamiento de nuevas funcionalidades en menos tiempo o actualizaciones más frecuentes de apps, lo que ayuda al banco a generar valor con análisis en tiempo real y brindar mejores productos y servicios. El Santander espera completar la transición en todos los mercados y negocios principales entre los próximos dos y tres años.

Gravity ayudará a Santander a convertirse en una compañía nativa digital, con la agilidad y la capacidad para proporcionar la mejor experiencia de cliente, a la vez que seguimos brindando la seguridad de datos y activos que siempre hemos ofrecido. Esta iniciativa es un importante paso para la transición del banco hacia un ecosistema tecnológico común que se utilice en todo el grupo en beneficio de los clientes y los accionistas”, señala Marzluf.

Ahora, tras el éxito de esta experiencia, el gigante tecnológico Google ha llegado a un acuerdo con el Santander para lanzar un nuevo servicio basado en la tecnología única desarrollada por el banco: Dual Run, que ayudará a las grandes empresas de otros sectores a trasladar su mainframe a la nube para beneficiarse de todas las ventajas que ofrece sin perder ni un ápice de la seguridad de la tecnología tradicional. "La migración del mainframe a la nube ofrece a las empresas la oportunidad de utilizar mejor sus datos, implementar sistemas de protección de ciberseguridad más sólidos y construir una base para su transformación", afirma Sachin Gupta, responsable de Infraestructura de Google Cloud, que comercializa este servicio.

Dual Run ya ha sido probado en el sector financiero, muy regulado, y el banco que preside Ana Botín ha comenzado a utilizar el servicio para incorporar datos y cargas a la plataforma. La entidad también aprovechará el profundo conocimiento y las capacidades tecnológicas de Google en el uso de la nube y el software para acelerar su transformación digital.

Como explica Ana Botín, presidenta del grupo financiero español, en su perfil de Linkedin, esta tecnología "nos permite actualizar nuestra infraestructura y software existentes, evitando la necesidad de una migración clásica como los bancos se han visto obligados a hacer hasta hoy (…). Tendremos acceso en tiempo real a todos los datos de nuestros clientes, sin importar el mercado. Por lo tanto, mejorar la comprensión de las necesidades de nuestros clientes y hacer posible ofrecer nuevas capacidades en horas en lugar de días. También podremos lanzar actualizaciones frecuentes de productos. Todo esto será posible una vez que implementemos una capa de datos común en todo el grupo".

La exitosa plataforma del Santander está construida con las mejores capacidades, tanto propiedad del banco como de los proveedores. Esto brinda a los 16.500 desarrolladores de software e ingenieros de la entidad un entorno de alto rendimiento para crear aplicaciones centradas en el cliente y aumenta la capacidad para atraer el mejor talento. Además, reduce el consumo de energía destinado a la infraestructura tecnológica en un 70%, lo que contribuye a los objetivos de banca responsable de la entidad.

Deja un comentario

Recomendadas