Con la colaboración de
Banco de Santander
alimentacion del futuro

La alimentación del futuro y el reto de hacerla sostenible y asequible (en el mundo entero)

El crecimiento poblacional en el período 1950-2000 fue de aproximadamente el 141%. Traducido a cifras más cercanas, actualmente habitan la Tierra 7.800 millones de personas. Muchas bocas que alimentar que se topan con un problema: los recursos son limitados

El mundo nunca ha estado tan lleno como ahora. El crecimiento poblacional en el período 1950-2000 fue de aproximadamente el 141%. Traducido a cifras más cercanas, actualmente habitan la Tierra 7.800 millones de personas. Muchas bocas que alimentar que se topan con un problema: los recursos son limitados. La preocupación se extiende cuando todas las estimaciones de la ONU prevén que en 30 años haya 2.000 millones de personas más. Por ello, cuando se habla de la alimentación del futuro –una idea que dada la evolución del sector tiende a quedar obsoleta–, Beatriz Jacoste hace especial énfasis en que "los retos a los que nos enfrentamos no tienen fronteras".

Para la directora de KM Zero, la alimentación del futuro deberá ser accesible y sostenible. De hecho, esta es una de las principales conclusiones del informe 'Fooduristic’22' elaborado por su empresa. El él se destaca a las 50 personas que están liderando el futuro del sector. Y el escenario de la presentación jugó en armonía con el informe: la exposición La Ciudad del Futuro: de la Huerta a la Mesa, comisariada por Jorge López Conde, que, entre otras cosas, quiere dar respuesta a cómo producir alimentos y volver a relacionarnos en equilibrio con la tierra, el campo y la ciudad para evitar el cambio climático.

Todos los expertos que han participado en 'Fooduristic’22' coinciden en que la industria alimentaria debe transformarse con el fin de preservar los recursos naturales, producir y distribuir mejor minimizando al máximo su impacto en el entorno. Para Jacostem esto significa "reducir el uso de materiales como el plástico, luchando por combatir el desperdicio alimentario y creando nuevos alimentos saludables, sabrosos y sostenibles".

Beatriz Jacoste, directora de KM Zero, durante la presentación del informe 'Fooduristic’22'.

A ojos de KM Zero, este cambio de paradigma solo será posible si las startups agritech y foodtech juegan un papel relevante. Una visión que comparte Ángel Niño, concejal de Innovación y Emprendimiento de Madrid. "Sin duda vamos a necesitar un kilómetro cero de la alimentación que esté estrechamente vinculada a la innovación". La estrategia del Ayuntamiento quiere ir en esta línea –la iniciativa Madrid Food Innovation Hub es el ejemplo más reciente–. "Queremos atraer a la ciudad a las más de 400 startups que se dedican a la alimentación del futuro", revela Niño.

Otra de las conclusiones más destacadas del informe es que la inversión de impacto se centra cada vez más en los sectores agritech y foodtech. El interés abarca ya proyectos que aportan disrupción en toda la cadena agroalimentaria, desde soluciones en el campo para la regeneración del suelo y de agricultura inteligente, hasta tecnologías como la Inteligencia Artificial o la robótica para la mejora de procesos industriales.

¿Pero cómo será realmente la alimentación del futuro? Según Km Zero y los 50 expertos que analizan esta industria, una combinación de la alimentación de nuestros antepasados y las nuevas tecnologías. La sorpresa, en tiempos de Instagram, en donde la estética parece serlo todo, es que se tratará de "una alimentación más básica en su presentación y recuperando su esencia y aportes nutricionales", reza el informe. El tiempo dirá si es así y si el lema del comisario Jorge López Conde –"de la huerta a la mesa"– será una realidad.

Deja un comentario

Recomendadas