[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

El papel de España en la nueva misión a la Luna 

Thales Alenia Space ha sido seleccionada por la ESA para desarrollar un demostrador de carga útil que extraiga oxígeno de la roca lunar
luna thales

Thales Alenia Space ha sido seleccionada por la Agencia Espacial Europea (ESA) para el desarrollo de una carga útil de demostración, cuya finalidad será extraer oxígeno de la roca lunar para apoyar las actividades humanas sobre la superficie de nuestro satélite. Así, se recolectará el denominado “regolito lunar” para luego aplastarlo y extraer el oxígeno calentándolo. Se trata de un primer paso importante para desarrollar y validar una tecnología que podría ser clave en el futuro de la exploración lunar.

Oriol Casas-Thió, responsable de marketing y comunicación de Thales Alenia Space en España, explica que la idea general del proyecto es proporcionar una fuente de oxígeno sostenible, capaz de dar soporte a las futuras actividades en nuestro satélite natural y, en definitiva, apoyar la denominada “economía lunar”. 

“El oxígeno es un recurso fundamental para poder establecer una presencia prolongada de astronautas en la Luna. La capacidad de extraerlo in situ, en vez de tener que transportarlo desde la Tierra, permitiría abaratar los costes de dichas misiones de forma considerable”, señala.

La especialidad “lunar” de Thales Alenia Space

Casas-Thió recuerda que la compañía ha participado en más de 600 satélites y naves espaciales para agencias espaciales y operadores de satélite en todo el mundo. Y que, además, está especializada desde sus inicios en sistemas de comunicaciones espaciales para todo tipo de misiones: telecomunicaciones, observación de la Tierra, navegación, exploración del sistema solar y del universo, vehículos espaciales y lanzadores. 

“Los subsistemas de telemetría y telecomando a bordo de un satélite o nave espacial son los encargados de establecer enlaces de comunicaciones con las estaciones de control en Tierra, con el fin de controlar y monitorizar su estado, en todo momento, y enviarle órdenes a lo largo de la misión. Se trata, por lo tanto, de un sistema sumamente crítico en cualquier misión espacial”, asegura. 

Asimismo, en la filial española son expertos en estas tecnologías para misiones orbitando la Tierra, misiones en órbita lunar y en la superficie de la Luna, misiones científicas a 1.500.000 kilómetros de distancia de la Tierra y en misiones a asteroides a 500 millones de kilómetros de la Tierra.

¿Cuál será el papel de la compañía española en la Luna?

Thales Alenia Space en España está intensamente involucrada en los programas de exploración de la Luna de varias agencias espaciales como la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA), la agencia espacial coreana (KARI) y de compañías privadas. La compañía española colabora en hasta 8 misiones a la Luna que se lanzarán en los próximos años para explorar el satélite natural. 

De hecho, participan directamente con la NASA en el desarrollo de la misión Viper, un rover que explorará el polo sur de la Luna para hacer prospecciones de otro recurso vital para la exploración espacial: el agua. Se estima que hay cantidades considerables de agua helada dentro de los cráteres del polo sur, donde no alcanza la luz solar. “Gracias a Viper -asegura Casas-Thió- dispondremos de un mapa de dónde se encuentra el agua y en qué cantidades”.

También participan en el programa Artemisa de la NASA, donde es el contratista principal de los dos módulos que aporta Europa a la estación espacial Lunar Gateway. Por otro lado, también participan en la primera misión de exploración lunar de la agencia espacial coreana, Kari, un orbitador lunar cuyo lanzamiento está previsto en el segundo semestre de este año. 

“Más allá de los programas de las agencias espaciales, existen varias iniciativas de compañías privadas en las que también estamos participando. Este es el caso de las plataformas lunares NOVA-C y Griffin de las compañías americanas Intuitive Machines y Astrobotic, respectivamente”, demuestra. 

Recomendadas