ana botin
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, durante la presentación de resultados de 2018.

“Estamos desarrollando una cultura de experimentación. Podemos probar ideas nuevas y aceptar que es posible que algunas no funcionen”. Con estas sinceras palabras, Ana Botín, presidenta de Banco Santander, reflexionaba en una carta a los accionistas de la entidad, publicada en el Informe Anual de Santander, acerca de los riesgos que supone la transformación digital para la banca. En 2018, el beneficio atribuido del banco vinculado a dicha transformación fue de 7.810 millones de euros, un 18 % más que en 2017, tras culminar con éxito su plan estratégico a tres años, cuyo eje fundamental ha sido la digitalización de productos, servicios y procesos.

Desde el comienzo, el foco operativo ha estado en considerar una estrategia distinta para dos conceptos distintos de banco según su velocidad de transformación: por un lado, los bancos tradicionales del grupo, las filiales de cada país (España, Brasil, Reino Unido, México, etc.), a los que se denominó 'superpetroleros' ('supertankers') y cuyo rumbo debe ser estable; por otro, las 'lanchas rápidas' ('speedboats'), nuevas entidades financieras y nuevas iniciativas disruptivas bancarias, muy fáciles de acelerar y de cambiar de rumbo para aprovechar mejor "las mareas". La propia Botín valora que "tanto los 'supertankers' y los 'speedboats' operan de forma autónoma, pero en lugar de canibalizarse, al compartir sus conocimientos y capacidades, aceleran nuestra transformación e impulsan nuestro crecimiento".

Ejemplo de 'lancha rápida' es Openbank. Basado en España, se ha convertido en el mayor banco puramente digital de Europa en términos de balance y depósitos, y uno de los pocos capaces de proporcionar exclusivamente por medios digitales la gama completa de productos bancarios a clientes particulares. Al cierre de 2018, Openbank tenía 8.300 millones de euros en depósitos de clientes, 1.300 millones más que en 2017. Su saldo de crédito hipotecario subió un 370 por ciento e incrementó su número de clientes vinculados un 51 por ciento en solo dos años. Además, Openbank es también un banco de pruebas para la plataforma tecnológica bancaria global del futuro, así como para la exploración de nuevas ideas e iniciativas que luego se extienden a otras áreas del Grupo.

Otra 'Speedboat' es OnePay FX, una de las primeras aplicaciones a escala que funciona con tecnología basada en blockchain y que permite a los clientes en Reino Unido, España, Brasil y Polonia transferir fondos de forma más rápida y transparente que nunca. En Latinoamérica, el banco lanzó Superdigital, una plataforma que ofrece servicios bancarios básicos orientados principalmente a personas no bancarizadas como alternativa  de bajo coste a la banca tradicional. Superdigital ha incrementado su base de clientes activos un 70 por ciento desde 2016 y ya es rentable, con un EBITDA de un millón de euros. “La digitalización de nuestros bancos principales ya está empezando a generar beneficios. Acelerar la ejecución de nuestra estrategia nos permitirá ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes, lo que incrementará su vinculación y así impulsará los ingresos”, explica Botín.

Los planes del banco

Durante la primera parte de este año, Santander va a lanzar otras dos plataformas globales –sistemas innovadores digitales y comerciales que pueden acabar aplicándose globamente en todos los países Santander– que estarán bajo el liderazgo y la responsabilidad de los Country Heads de Santander Brasil y Santander México. Se trata de Global Trade Services y Global Merchant Services, respectivamente. Del mismo modo que Santander lo ha hecho con negocios globales internacionales como Santander Corporate & Investment Banking (que hace banca para grandes instituciones y corporaciones) y Wealth Management (que gestiona banca privada, fondos de inversión y otros activos), las nuevas plataformas digitales brasileña y mexicana tienen el objetivo de ser flexibles y crear un ecosistema de servicios que ofrece, tanto a clientes como no clientes de la entidad, una mejor experiencia a menor precio.

Será el próximo 3 de abril, en Londres, durante el Investor Day, cuando la presidenta Botín anuncie más detalles sobre estas plataformas globales. Hasta donde ha podido saber Innovaspain, el objetivo, según anticipa Botín, "no es solo atender a nuestros clientes actuales y atraer nuevos clientes, sino incorporar a terceros a las plataformas de Santander, para construir una red que fomentará la innovación y facilitará el lanzamiento de productos y servicios al mercado". De hecho, el banco aspira a "cambiar las reglas del juego en mercados dónde antes no teníamos escala suficiente, como en Estados Unidos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here