SEK Lab: transformar la Educación con el apoyo tangible a las nuevas ideas

La sede del SEK Lab, en el Campus Madrid-Villafranca de la UCJC. SEK
La sede del SEK Lab, en el Campus Madrid-Villafranca de la UCJC. SEK

“Fue en la última edición de The South Summit cuando decidimos que SEK Lab sería una aceleradora y no una incubadora”, explica a este medio Félix López, director de la iniciativa promovida por la Institución Educativa SEK que, con más de 120 años a sus espaldas, se propuso hace unos meses dar forma a un radar que captara a los mejores innovadores en educación. Así, entre el 15 de diciembre y el 22 de enero pasados recibieron la candidatura de unas 40 empresas, de las que 34 cumplían el 100% de las bases y un primer mandamiento muy claro: las propuestas debían disponer de un proyecto de base sólida, con mercado y modelo de negocio.

Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK o el británico Stephen Heppel, uno de los más destacados investigadores en innovación educativa formaron parte de un jurado compuesto por 18 expertos en el ámbito del emprendimiento tecnológico y de educación, integrado también por especialistas como Bernardo Hernández, emprendedor del sector tecnológico, o Sonia Marzo, responsable de emprendimiento y centros de innovación de Microsoft España. 16 fueron los preseleccionados y 8 han sido los elegidos finalmente tras exponer su idea el 29 de enero en un acto celebrado en el BBVA Innovation Center de Madrid ante un jurado al que se sumaron los inversores.

El 11 de febrero, tras un acto de bienvenida en el Campus Madrid-Villafranca de la UCJC (donde se ubicará el SEK Lab y donde disfrutarán de una estancia gratuita de cinco meses), las startups recibieron una primera hoja de ruta para detectar necesidades puntuales y confeccionarles “un traje a medida”. Este jueves empezó el programa de mentoring. “Lo hemos diseñado a conciencia- explica Félix López. “Hemos elegido muy pocos mentores pero con auténtica vocación por la educación”. Un elenco del que forman parte Miguel Caballero, CEO de Tutelus; Javier Cuervo, de Medianet o Isra Gutierrez, director de Edupreneurs… “Los mentores eligieron a los mentorizados e incluso alguno escogió dos proyectos. Establecen una agenda y se rúnen cada semana con ellos para enfocar la estrategia”. Formación a medida, acceso a clientes, beta testing con la comunidad educativa UCJC y los colegios SEK, acceso a networking y eventos, o premios en especie valorados en más de 20.000 euros por proyecto ganador son otros de los beneficios para las startups.

'Foto de familia' con los proyectos seleccionados y los integrantes de la Institución. SEK
‘Foto de familia’ con los proyectos seleccionados y los integrantes de la Institución. SEK

Según el dirigente, “en los días en los que llevan funcionando hemos confirmado que todos los proyectos ya están en fase early, que facturan, que tienen visión internacional y que avanzan a un ritmo similar. Ahora se tienen que centrar en crecer y en captar clientes”. Y entre esos clientes, el mejor posicionado es el propio organigrama SEK, tanto escolar como universitario. “Ellos ganan un cliente importante y nosotros innovación”- apunta el responsable de SEK Lab, que entiende que la gran ventaja del proyecto es la posibilidad de estar en contacto permanente con tu target final: profesores y alumnos. “Somos verticales al máximo”. El objetivo es que SEK Lab tenga continuidad. “Nos gustan los líos, así que vamos a intentar hacer dos convocatorias al año”- concluye López Capel.

En el núcleo de la iniciativa hay una filosofía que va más allá del éxito o el fracaso de las nuevas ideas. Como afirmó Nieves Segovia durante la selección definitiva de propuestas, “es necesario transformar la educación como otros sectores. La disrupción está ahí, pese a que el confort está más asentado en el sistema educativo” (…) “Va a ser difícil transformar la educación desde fuera del sistema, pero imposible hacerlo solo desde dentro. Esa conversación es necesaria y desde la educación formal hay que abrir la puerta a otras instituciones. Hay que lograr que los niños valoren el emprendimiento desde la edad más temprana, y eso no pasa por una asignatura específica o por un master. SEK Lab quiere ayudar a transformar el sistema”.

Las startups

Tres startups en fase early:

Becash – Se define como el primer comparador de becas que ayuda a los estudiantes de todo el mundo a alcanzar sus metas. El usuario sólo tiene que completar su perfil y el algoritmo de la web se encarga de encontrar aquellas becas, ayudas y subvenciones que pueden ayudarle, indicando la probabilidad que tiene de conseguirlas y permitiéndole solicitarlas con un solo click. Como explica Carlos Mateo, miembro del proyecto, “todo el mundo debería tener la libertad de elegir su propio destino. El mercado de las becas es inmenso y queremos ayudar a más de 1,7 millones de jóvenes a alcanzar sus sueños”.

Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK, el pasado 29 de enero en BBVA Innovation Center. SEK
Nieves Segovia, presidenta de la Institución Educativa SEK, el pasado 29 de enero en BBVA Innovation Center. SEK

Homologation Students – Ofrece un servicio personalizado a estudiantes extranjeros o españoles encargándose de todos los trámites necesarios para comenzar sus estudios de carrera o postgrado en la universidad que deseen. Ayudan también a universidades y escuelas de negocios a captar estudiantes de todo el mundo.

Docente.me – Startup madrileña de ámbito internacional con una amplia comunidad de profesores. Es una plataforma que permite a los profesores integrar su identidad educativa global, pudiendo compartir tu experiencia y conocimientos con el resto de profesores.

Tres startups en fase seed:

EscueLab – “Había una vez una niña a la que los Reyes Magos le trajeron un microscopio; esa niña creció, estudio en Hong Kong y en Princeton biología molecular y se doctoró en el CNIO”. Cristina Balbás, una científica de éxito, decidió colgar la bata para emprender. Su objetivo es despertar la pasión por la ciencia en los más pequeños a través de diversas actividades y talleres en los que éstos se diviertan haciendo ciencia. Premiada por la Fundación Telefónica como una de las Top 100 Innovaciones Educativas, Balbás habla lo grave que es que en España los conocimientos científicos estén un 20% por debajo de la media europea. “Desde 2001 el interés por las carreras científicas se ha reducido un 33% y la inversión en I+D se ha visto mermada en un 40% desde 2008”.

Pentagrom – Startup con dos emprendedores al frente, apasionados por la música y la educación. Pentagrom es una App que hace que sea mucho más fácil tanto aprender cómo enseñar música, ya que muestra en tiempo real qué nota estás tocando o cantando, y cómo se afina. Para Lola Garralda, una de sus impulsoras, el problema en el aprendizaje musical pasa por “desarrollar una habilidad en base a la repetición. Con Pentagrom pretendemos unificar oído, vista y tacto de forma fácil e intuitiva. Es una herramienta, no es un método en sí, sino que se adapta al método del profesor”. El objetivo del equipo es lanzar Pentagrom app.

Schooltivity – Startup valenciana que nos presenta una App que optimiza la comunicación y gestión de los centros de educación infantil. Con Schooltivity los profesores dan feedback directo a los padres sobre las tareas y logros de los niños, con ello aumenta la comunicación y motivación de los más pequeños con su familia. Para Jorge Guijarro, uno de los fundadores, la comunicación profesores – padres es ineficiente. “Agenda, circulares en papel o páginas web, correos electrónicos o redes sociales son también ineficaces porque establecen una comunicación multicanal, que genera una información descentralizada, no adaptada a usos y costumbres y en la que los entornos suelen ser poco amigables. La app centraliza la información escolar y facilita la comunicación”.

Y dos startups de aceleración virtual:

Intoino – Startup con base en Italia, que ofrece kits tanto para colegios como para familias, para que los más pequeños aprendan a desarrollar sus capacidades STEM, a programar una pequeña placa con sensores que les permitirá fabricar cosas increíbles, incluso domótica para su hogar. El turinés Marco Bestonzo es su CEO y fundador, y afirma que Intoino busca enseñar a programar de forma divertida e inmersiva. El kit incluye un mini computador, sensores y actuators; y coordinando todo el proceso, la app de Intoino.

CreappCuentos – Startup formada por dos emprendedores gallegos que ofrece una App perfecta para que los niños inventen sus propias historias. Fomenta sus habilidades creativas, de dibujo y, sobre todo, la posibilidad de compartir sus propios cuentos con sus padres. Varios colegios ya lo han incorporado en sus aulas. Como explica Avelino Correa, “tenemos competidores pero nuestro valor es la customización de la app, adaptada para colegios, empresas o instituciones”. El proyecto ha sido validado en 70 talleres por 700 niños y 100 profesores. “Estamos empezando a funcionar muy bien en Reino Unido, contamos con 50.000 descargas desde 70 países y nos designaron como la mejor app educativa en SIMO”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here