tapas telefonica segovia
Iniciativa ‘Tapas en...’ llevada a cabo por Telefónica en Segovia.

No todo ocurre en las grande ciudades. Madrid y Barcelona acaparan una aplastante mayoría de las iniciativas pioneras de cambio tecnológico, pero de vez en cuando hay alguna acción innovadora de primer nivel que logra escaparse de ese reducido ámbito. Es lo que sucede en Segovia, donde se está haciendo realidad la tecnología del futuro: el 5G. Telefónica convierte a esta localidad, durante el periodo 2018-2020, en un laboratorio vivo en el que descubrir las primeras capacidades de la quinta generación móvil.

“Siempre que probamos una nueva generación, los despliegues de red se inician en una o dos ciudades”, afirma Mercedes Fernández, gerente de Innovación de Telefónica España. La diferencia es que hasta ahora la compañía no lo hacía público. “En esta ocasión decidimos acometer el 5G de una manera diferente”, añade. Por eso anunciaron que ponían en marcha el proyecto Ciudades Tecnológicas 5G en dos municipios, Segovia y Talavera de la Reina (Toledo), con el fin de testar en cada localidad un proveedor distinto, Nokia y Ericsson, respectivamente. Luego se han ido incorporando otros núcleos de población, como Málaga o Barcelona.

“La elección de Segovia como ciudad piloto para el desarrollo de la tecnología 5G, con los diferentes casos de uso, demuestra el interés que despierta nuestra capital en la revolución digital y respalda el trabajo que se viene realizando para el desarrollo activo relacionado con la nueva economía”, señala la alcaldesa de la localidad, Clara Luquero. “Todo ello confirma la buena disposición de la ciudad para conseguir el objetivo fundamental de generar actividad y empleo, en definitiva, luchar contra la despoblación que afecta a toda la España interior”. 

Mejoras del 5G

La nueva generación móvil hará posible incrementar la velocidad hasta obtener picos desde uno hasta 10 Gb por segundo, triplicando la velocidad actual de la fibra en el hogar, y reducir la latencia hasta llegar a un mínimo de entre uno y cinco milisegundos, además de disponer de alta capacidad, con la posibilidad multiplicar por 100 el número de dispositivos conectados.

“Cuando cambiamos de generación, cambiamos lo que es la radio y esto nos mejora muchas características, por ejemplo, la latencia o el ancho de banda”, dice Fernández, quien destaca que se incrementará exponencialmente el número de dispositivos conectados a una misma antena y que la capacidad de subir contenidos se multiplicará por 10. La latencia es lo que solemos llamar retardo y es un factor fundamental para llevar a cabo proyectos como el coche conectado. Junto a SEAT, Telefónica presentó en Segovia, en julio de 2018, el primer caso de uso de conducción asistida a través de la red móvil en un entorno real en España. 

El vehículo, modelo Ateca, estaba modificado para poder ofrecer advertencias al conductor a través del cuadro de instrumentos. Se probó la conexión con un semáforo que avisaba de que existía un peatón cruzando un paso de cebra, o incluso de que iba a cambiar a rojo de forma inminente. Es el coche el que decide, según su ubicación, velocidad y trayectoria, si le da tiempo a cruzar. En caso negativo muestra un mensaje para que el conductor pueda realizar una frenada controlada. 

Red y casos de uso

Telefónica despliega la red 5G en el núcleo urbano de Segovia. “Empezamos por lo que no se ve –explica la gerente de Innovación de la compañía–. Para que los anchos de banda sean más grandes, tenemos que subir toda nuestra fibra de las estaciones base a 10 gigas. Pero sin densificar con antenas la ciudad porque de momento nos es suficiente con los mástiles que ya tenemos”.

Algunas de las mejoras pueden ser disfrutadas por los segovianos con sus dispositivos actuales, ya que se implantan como optimizaciones de la red 4G. Dentro del plan, la red 5G será inicialmente non stand alone, es decir, que para funcionar necesitará como soporte una red 4G, para finalmente llegar a ser una red 5G stand alone.

En paralelo al despliegue tecnológico, se están realizando pruebas de nuevos casos de uso, como el vehículo conectado de SEAT. Pero no es el único. Junto a Nokia y Samsung, Telefónica llevó a cabo la iniciativa “Tapas en…”, que permitió recrear una experiencia inmersiva en la que el usuario se trasladaba virtualmente a distintos escenarios, al tiempo que disfrutaba en vivo de las distintas propuestas gastronómicas asociadas a los mismos. El proyecto se basó en la realidad distribuida, un concepto desarrollado por Nokia Bell Labs que combina la realidad local del usuario (en este caso, sus propias manos y la tapa) con un entorno capturado remotamente y relacionado con la comida que se está degustando gracias a las gafas de realidad virtual.

La tecnología para este caso de uso se apoyó en los despliegues de funcionalidades pre-5G, junto con el uso de la tecnología Multi-access Edge Computing. El resultado de esta combinación proporciona una transmisión de vídeo de alta calidad, baja latencia e interactividad con la aplicación, a la vez que ayuda a descargar el tráfico de la red troncal. También se han instalado tres pantallas de televisión 4K en uno de los autobuses de la Línea 1 de Segovia, conectadas a un descodificador diseñado por Nokia. Éste se conecta, vía red móvil, al servidor de vídeo alojado en el Mobile Edge Computing (MEC). Por su parte, TELDAT aportó un router móvil de altas prestaciones que garantiza una conexión estable, continua y con la calidad que demanda la transmisión en tiempo real de video 4K. 

Autobús de la ciudad castellano leonesa en el que se han instalado pantallas 4K.

Así, durante el trayecto, los usuarios de la Línea 1-San José pueden ver canales en vivo de Movistar+ gracias al gran ancho de banda que ofrecen las nuevas redes móviles desplegadas. Y todo ello en calidad 4K, capaz de cuadruplicar la resolución que ofrece la Alta Definición HD (High-Definition).

Dentro del campo de la Industria 4.0, Telefónica y Nokia, en colaboración con la Universidad de Valladolid y el Ayuntamiento de Segovia, llevaron a cabo la monitorización en remoto del trabajo de montaje de un operario en una industria gracias a una aplicación de realidad aumentada sobre una tablet. En concreto, las imágenes del montaje se recogen a través de una cámara, se remiten vía 5G a un servidor MEC (Multi-access Edge Computing), donde un sistema de analítica de vídeo las compara con el montaje esperado y devuelve indicaciones al operario sobre una app de realidad aumentada en la tablet.

Este reportaje ha sido publicado en la edición impresa del Anuario de la Innovación en España 2018

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here