Saskia Sassen: “Ningún sistema de poder duró para siempre, tampoco este”

Príncipe de Asturias 2013, sostiene que estamos viviendo una decadencia política

Saskia Sassen en el Centro de Ciencias Sociales y Humanas del CSIC

Estamos en una sociedad que nos empobrece y entontece, inmersa en un sistema político en decadencia. Es una de las muchas cosas que vino a decir a España Saskia Sassen (La Haya, Holanda, 1949), de la Columbia University de Nueva York, socióloga y escritora, que en 2013 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales, convirtiéndose en la tercera mujer en lograr este prestigioso galardón que recae salvo excepciones en hombres.

Su gran prestigio internacional, tanto desde el punto de vista de su actividad docente e investigadora en Europa y Estados Unidos como por el alcance e influencia de sus ideas, la hicieron merecedora del galardón. Una de sus mayores aportaciones es el concepto de ciudad global, actualmente aceptado y empleado en todas las ciencias sociales.

Sassen vino a Madrid invitada por la Real Academia de Ingeniería (RAI), donde pronunció una conferencia magistral “How can Digital Tech enable low wage workers and their poor neighbourhoods”, con motivo del acto de imposición de la medalla como Académica Correspondiente, el pasado jueves, 25 de octubre.

 “¿Realmente necesitamos una multinacional para tomar una taza de café? No. Para comprar un ordenador es posible que necesite una multinacional. Pero no para tomar una taza de café. Es importante recuperar pequeños negocios. Y Barcelona es un buen ejemplo de lo que pasa si no se hace: las franquicias mataron a muchas pequeñas empresas familiares que habían sobrevivido durante generaciones”, se lamenta Saskia Sassen, que asegura hablar gente de muchos mundos, especialmente para aquellos más explotados.

Sassen huye de la palabra neoliberalismo, “es una palabra, un lenguaje y trato de evitarlo, porque es una invitación a no pensar. Hay todo un empeño en construir estas nuevas condiciones que originan la concentración de la riqueza en unos pocos y el empobrecimiento de clases medias, esos cambios parece que caen del cielo. En Europa, en el pasado en cada generación los hijos prosperaban respecto a sus padres. Eso ahora se acabó, hay un empobrecimiento de las clases medias modestas y las clases trabajadoras. Y esto marca una diferencia con el pasado”.

Este sistema de franquicias no solo nos empobrece, también nos entontece, porque reduce el trabajo a tareas con baja especialización, monótonas y vacías de contenido: “Elimina los conocimientos, que antes eran necesarios para cualquier pequeño negocio familiar. Por ejemplo, en una floristería, vender flores requería tener conocimiento de lo que se manejaba, las épocas de floración, especies, siembras… Y ese conocimiento también recirculaba en la comunidad y pasaba de padres a hijos. Ahora se encargan de esos pequeños negocios las franquicias, donde el conocimiento ha desaparecido. Nosotros somos solo consumidores”.

Lo explicaba Saskia Sassen a Innovaspain, en una jornada muy apretada, llena de entrevistas y conferencias. Antes de la imposición de la medalla de Académica Correspondiente de la RAI, impartió por la mañana  la conferencia inaugural del XXV Congreso de la Asociación de Geógrafos Españoles. La cita, que cumple su 50 aniversario, fue organizada por el departamento de Geografía de la UAM y la Asociación de Geógrafos Españoles (AGE).

Respecto a la situación política actual, Sassia reconoció sentirse confusa: “No entiendo cuál es el siguiente paso de estas democracias, que no son perfectas, pero que funcionaban. Ningún sistema de poder duró para siempre, por qué va a durar este. Estamos viviendo una especie de decadencia política sutil, que apenas se nota. Y no sé dónde vamos. No soy muy buena con las predicciones”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here