realidad-virtual-confinamiento
La Plaza Mayor en 360. Imagen cedida por Iralta VR.

La realidad virtual es una solución que permite mantener viva la curiosidad del viajero y hacerle descubrir aquellos lugares a los que le es imposible ir por las restricciones impuestas por la pandemia de COVID-19. Esto es al menos lo que opinan algunos expertos.

“La realidad virtual rompe dos barreras que son el tiempo y el espacio, lo que en la situación actual es de gran utilidad para promocionar destinos y recursos turísticos”, ha asegurado Miguel Ángel Martínez, director de marketing de la compañía Yerba Buena VR.

“Una tecnología que hasta ahora era muy innovadora, muy de nicho, para momentos determinados, se convierte en una alternativa muy interesante”, ha señalado. Según Martínez, a raíz de la pandemia ha crecido el interés del sector turístico por la realidad virtual.

Esta ha empezado a utilizarse “para mantener viva la llama, la expectativa, del futuro visitante”, de acuerdo con Martínez. Su empresa está trabajando en un proyecto para visitar monumentos turísticos en Toledo, que arrancará a mediados de 2021.

César Urbina, director creativo de la empresa Iralta VR, también ha notado el interés por parte de la Administración Pública, la responsable de gestionar el Patrimonio, por el uso de esta herramienta “ante la imposibilidad del público de ir a los espacios”.

Urbina ha asegurado que su empresa tiene un proyecto en marcha de virtualización de espacios con Madrid Destino, tanto en museos como en monumentos históricos. “Apostamos por la producción de contenidos dando un salto en la calidad. Con vídeo 360, 3D, con personajes, para que haya una narrativa y una experiencia más interesante. Son historias con personajes, interactivas, tú puedes elegir el camino que vas a hacer”, ha detallado.

Por su parte, el director de identidad gráfica y audiovisual de Madrid Destino, Luis Medina, ha precisado que Madrid lleva tiempo trabajando con esta tecnología que “fideliza al que desea venir, ya que cuando visita el destino comprueba que lo que ha visto era una realidad”.

Por el momento están desarrollando una experiencia 360 en la Plaza Mayor y en un futuro piensan hacerlo en el Museo del Prado, el Reina Sofía o al Wanda Metropolitano. Por medio de fotogrametría, las gafas realizan un escaneo de los espacios y así el usuario puede moverse en ellos.

“Por ahora hemos escaneado el Museo Sorolla y uno de los salones del Palacio Real”, ha asegurado Medina. A lo largo del primer trimestre de 2021, quienes acudan a los puntos de información del Ayuntamiento de Madrid o a las tiendas Oculus podrán vivir estas experiencias, según él.

En Granada, la Diputación también está apostando por esta tecnología para ayudar a generar interés en los turistas. La institución está trabajando para que las oficinas de turismo de la provincia tengan contenidos de realidad virtual con los que mejorar la atención y experiencia de los visitantes, así como aumentar el deseo de visitar otros sitios de la provincia.

Como ha explicado su director, Francisco Maldonado, la idea es generar experiencias inmersivas por el Río Verde, recorridos virtuales por las playas de Granada y la Alhambra, así como por Sierra Nevada, las Alpujarras y el Geoparque, a lo que añadirán algunas fiestas populares como procesiones de Semana Santa, romerías o las fiestas de Moros y Cristianos.

De acuerdo con Urbina, “el escaneo y la virtualización de los espacios es algo que se va a quedar, no va a sustituir los viajes. Pero por qué no viajar a Egipto esta noche con unas gafas”.

Martínez, por su parte, considera que este debería ser no solo un medio de promoción sino una nueva vía de ingresos. “Que el turista haga una visita digital y pague por ello para que pueda contribuir a la conservación de los espacios”, ha asegurado. Eso sí, siempre que sea una experiencia de calidad, ha advertido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here