Dos nuevos sensores para controlar el estado de los viñedos

sensores viñedos

Obtener, mediante métodos y técnicas novedosos información sobre el estado de los viñedos es el objetivo de los dos nuevos tipos de sensores diseñados por investigadores de la Universidad Pública de Navarra (UPNA). A través de estos dos tipos de dispositivos, se podrá conocer más fácilmente cuál es el estado hídrico de las plantas y cómo está creciendo la vid.

El primero de los sensores desarrollados proporciona información sobre el estado de un viñedo sin necesidad de estar en contacto con las plantas y capta información en terahercios, uno de los rangos del espectro electromagnético situado entre las microondas (las que necesitan el móvil o la televisión para funcionar) y las ondas infrarrojas. Gonzaga Santesteban García, líder de la investigación, ha explicado que los dispositivos “emiten una señal en terahercios y miden qué proporción de la señal es devuelta por el tronco de la viña”. Se trata, ha incidido, de emplear la tecnología de reflectancia, sin contacto con la planta ya que “de esta manera, podemos comprobar el estado hídrico de la planta. Es una técnica que no se había utilizado hasta ahora con este enfoque”.

Los investigadores recalcan que han simplificado el diseño del sensor, porque no necesita un gran ancho de banda. Además presenta una tecnología plana, lo que permite una alta miniaturización y reducir de forma importante el coste por unidad, puesto que muchos de sus chips se pueden obtener comercialmente a un bajo precio.

Menos costes y más flexibilidad

El segundo sensor diseñado por este grupo de investigadores españoles lo que busca es medir los cambios que se producen a lo largo del día y de la noche en el tamaño del tronco o del sarmiento de la planta. Es decir, indica cómo está creciendo la vid, pero con dos mejoras con respecto a otros métodos ya existentes. Según ha expresado Santesteban, “por un lado, se trata de una tecnología diferente que permite abaratar los costes y, por otro, hemos mejorado su flexibilidad, de forma que pueden colocarse no sólo en el tronco, como hasta ahora, sino en distintas partes de la vid, como por ejemplo, en el racimo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here