nanomateriales aplicaciones biologicas

Un equipo internacional con investigadores de Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y la Universidad de Granada han realizado una serie de ensayos con nuevos nanomateriales, basados en óxido de titanio, que demuestran que éstos podrían tener interesantes aplicaciones biológicas y ambientales avanzadas. En concreto, promueven la formación de vasos sanguíneos en modelos animales y demuestran su eficacia en descontaminación de aguas.

A partir de los resultados obtenidos en este estudio, los investigadores han comprobado cómo la modificación de nanomateriales tan extendidos como el óxido de titanio, utilizado por ejemplo en cremas solares, lleva a la obtención de nuevos nanosistemas duales. También se ha observado que estos materiales, cuyo tamaño no supera los 100 nanómetros, tienen más de una funcionalidad. En concreto, tienen aplicaciones biológicas avanzadas y ambientales, en la descontaminación de aguas.

Según ha explicado Santiago Gómez, coautor principal del estudio, el equipo ha estudiado “las propiedades morfológicas de los nuevos materiales sintetizados, observando su modificación tras el dopaje con zinc, que ha sido determinada mediante microscopía de transmisión y que tiene una influencia clave en las propiedades biológicas de los materiales”.

Preparar nuevos materiales

El estudio, publicado en la revista Science of the Total Environment, abre la puerta a la preparación de nuevos materiales que puedan ser modificados. Todo ello, para encontrar mejores nanomateriales que puedan ser empleados como terapia local en la regeneración de tejidos dañados por lesiones cardiovasculares.

En este sentido, el equipo de investigación se encuentra trabajando en la preparación de nuevos nanomateriales similares con características morfológicas y de composición óptimas para su estudio biológico y su futura aplicación en humanos. Según ha destacado Gómez “Los nanomateriales preparados en este trabajo han demostrado que son capaces de aumentar la proliferación celular en células endoteliales, que recubren los vasos sanguíneos, en estudios in vitro. Además, llevan a la promoción de la formación de nuevos vasos en modelos animales basados en embriones de pollitos, lo cual es un paso importante en este campo”.

Finalmente, el investigador ha enfatizado que este trabajo también ha demostrado una posible aplicación para estos materiales en la descontaminación de aguas residuales de industrias textiles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here