Se define como “políticamente incorrecta”, algo que para ella es fundamental para lograr cualquier tipo de progreso en la sociedad. Y en el debate acerca del emprendimiento femenino no tiene pelos en la lengua, lo que le ha llevado en algún momento a discutir incluso con otras mujeres por asegurar que “no podemos estar echando continuamente la culpa a los hombres de las cosas que nos suceden”. María Benjumea tiene 62 años, pero probablemente la vitalidad de la joven que quiere comerse el mundo en su primera aventura en el mundo laboral. Quizá porque es emprendedora o simplemente porque es ella misma, “digan lo que digan”.

Su tarea como fundadora de Spain Startup-South Summit va más allá de ayudar a que los emprendedores saquen adelante sus proyectos, al igual que en el ámbito de femenino considera que es tarea de todos conseguir mejorar la situación (sólo un 17% de los proyectos que se ponen en marcha en España están liderados por mujeres, un porcentaje muy similar al que se registra en el resto de Europa y Latinoamérica). “Cada vez que analizo el bajo porcentaje de emprendedoras que hay en España me da mucha rabia. ¿Cómo es posible con el talento que tenemos? Es hora de que empecemos a creérnoslo”.

Convencida de que “podemos y vamos a conseguir darle la vuelta a esta situación”, asegura que no hay más receta que el esfuerzo y la confianza, al igual que entiende el “complejo papel de la mujer en la sociedad actual” al tener que conciliar vida familiar con el trabajo. Ante esta situación, lo tiene claro. “Si alguna ventaja tiene ser emprendedora es que eres líder de tus horarios y de tus esfuerzos. Cuando una mujer monta una startup es dueña de su tiempo y eso es lo más importante en el tema de la conciliación. Se puede ser madre, emprendedora y triunfar, no tengo ninguna duda”.

De cara a la próxima edición de South Summit, la sexta ya y que tendrá lugar del 4 al 6 de octubre en Madrid, Benjumea anima a que haya “una masiva participación” de proyectos liderados por mujeres, en los que tiene una “absoluta confianza porque hay un talento enorme”. Acerca de si el ecosistema emprendedor debería apoyar y ayudar a las mujeres para que emprendan, comenta que “como todo en esta vida, cualquier ayuda siempre es buena. No podemos dejarnos caer en tópicos como el que ayudar a una mujer es machismo y no hacerlo también. La ayuda, sea para hombres o para mujeres, siempre será bienvenida porque un país no se crea solo con hombres o exclusivamente con mujeres, sino todos juntos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here