El centro de la ciudad bulle con aires renovados. (Imagen: Guía de la Innovación de Madrid).

Madrid ocupa la 5ª posición entre los hubs tecnológicos más importantes de Europa por número de startups y es la 13ª ciudad del mundo con mayor volumen de inversión en este tipo de empresas (datos del Startup Ecosystem Overview 2019, Mobile World Congress). La inversión de  Capital Privado en la región se incrementó en un 147% entre 2015 (996,3 millones) y 2017 (2.457,1 millones); y la inversión en Venture Capital creció en un 340% entre 2013 (53,6 millones) y 2017 (236 millones).

Queremos ser líderes mundiales en movilidad

A día de hoy, la capital cuenta con una sólida red de apoyo a la innovación, con más de 40 incubadoras y aceleradoras impulsadas por el sector empresarial. Es en el distrito de Villaverde, en La Nave, donde el Ayuntamiento ha optado por concentrar de forma más tangible los esfuerzos públicos de fomento emprendedor. Eventos, formación, decenas de startups incubadas... Catorce meses de actividad frenética desde que la empezara a gestionar Barrabés.biz, en los que se han definido las líneas maestras prioritarias para la corporación: economía circular, gobernanza y movilidad. “Elementos donde la tecnología supone mejoras para gestionar la complejidad”, apunta Luis Cueto coordinador general de Alcaldía.

El Ayuntamiento pivota desde La Nave las líneas maestras de la innovación municipal.

“Queremos ser líderes mundiales en movilidad, y necesitábamos un gran espacio de debate, coordinación y convivencia de proyectos públicos y privados”. Así nace M3 (Madrid Mobility Movement), la llamada de Ferrovial y el Ayuntamiento a todo el sector de la movilidad que quiera involucrarse. Se han constituido 7 grupos de trabajo: movilidad eléctrica (que incluye carga eléctrica), drones en el espacio urbano, reparto de última milla, conducción autónoma, data analytics, infraestructuras alternativas y medios de pago. Más de 60 corporaciones, entre las que están empresas como Correos, Banco Santander y Telefónica, se adhieren a los grupos que consideren de su interés, allá donde pueden aportar mayor valor .

“El Ayuntamiento expone necesidades de innovación que precisa adquirir, salvo que ya estén desarrolladas por una de esas empresas dentro de M3; en ese caso hay que licitar sólo el suministro. También somos receptivos a que las empresas unan fuerzas para lograr nuevas soluciones”. Como ejemplo reciente, Cueto habla de la alianza de Banco Santander y Telefónica en el pago por móvil ya activo en la línea de autobús que une la ciudad con el aeropuerto de Barajas-Adolfo Suárez y en la línea 27, que atraviesa el eje Castellana- Recoletos-Paseo del Prado.

“No me extrañaría que, en el futuro, el reparto de última milla se concesione en cada distrito

Vehículo de compañía de carsharing en un punto de recarga eléctrica.

Por otro lado, al calor de M3, sin salir de La Nave, pero de carácter 100% privado, Barrabés.biz ha impulsado el proyecto Madrid in Motion, compuesto de siete retos que startups de todo el mundo se encargarán de resolver. “Son dos escenarios de movilidad totalmente complementarios”, añade Cueto.

En cartera, nuevos desafíos como mejorar la eficiencia del reparto de última milla, que se ha incrementado exponencialmente con la potencia del ecommerce. “No tiene sentido que tres furgonetas distintas lleguen a un mismo domicilio con media hora de diferencia. Hay quienes creen que este reparto se acabará concesionando en cada distrito. Es complejo de articular jurídicamente, pero no me extrañaría que suceda, al menos en lo que afecta a furgonetas, otra cosa es la capilaridad de Glovo y empresas similares”.

Esta reflexión engancha con otra más amplía, relativa a la agilidad para articular el uso del espacio público, competencia directa del Ayuntamiento, ahora que el carsharing o las bicis obligan a una cohabitación inédita. También los patinetes, que sirven a Cueto para explicar cómo tuvieron que actuar con una celeridad poco habitual hasta la fecha. “Se nos venía encima un aluvión de 100.000 patinetes, y pese al descontento de estas empresas, lo hemos limitado a 2.500 en la almendra central y a 7.500 en el resto de distritos. Esta ciudad es compleja, y hay que tratar de tener en cuenta a todos los madrileños. Es un precedente que muestra por dónde van a ir las cosas en limitación y concesión de espacios. Ya no hablamos sólo de carga y descarga o de aparcamiento”, detalla Cueto, que adelanta que están inmersos en la aprobación de una nueva instrucción sobre la coexistencia de taxis y VTC’s.

“Madrid Central tiene muy contentos a los residentes y aún expectantes a los comerciantes”

Pero la corporación de Carmena ha entendido la movilidad más allá del tráfico y el transporte. Concebida desde una óptica transversal, ha sido uno de los ejes vertebradores de la legislatura que concluye.  ‘Madrid Central’ es la propuesta más ambiciosa del área de Medio Ambiente y Movilidad, y la que ha acaparado los focos y un buen puñado de críticas. Pedimos a Cueto un primer balance, multas aparte. “Percibimos un enorme contento de los residentes y expectativas entre los comerciantes. Los resultados se empiezan a notar ahora. Hay que tener en cuenta que las restricciones del piloto coincidieron con las obras de Gran Vía. El siguiente reto es compaginarlo con la reforma de Plaza de España, además de la conclusión del proyecto de Canalejas”.

El coordinador general de Alcaldía va más allá al considerar que ‘Madrid Central’ es un campo de pruebas ideal para testar pilotos innovadores en movilidad basados en los retos mencionados. “Y no tenemos que esperar a que se haga en Los Ángeles para después aplicarlo aquí, hemos de tomar la iniciativa, hemos de atrevernos, y lograr que sean otros los que se fijen en nosotros”.

Hace apenas una semana Manuela Carmena recibió al diploma de pertenencia a los Campeones de Movilidad, un título que otorga la Unión Internacional de Transportes (UITP)  para reconocer a las ciudades que hacen apuestas valientes y decididas por la sostenibilidad en materia de movilidad.

Diálogo con otras partes

Para que la movilidad fluya hace falta que otros agentes destacados pongan de su parte. Cueto avanza que el Ayuntamiento no descarta comprar los 100 millones en acciones de Metro que Ruiz Gallardón vendió a la Comunidad de Madrid. “No tiene sentido que no lo gestionemos nosotros cuando el 90% de la red de Metro está en la ciudad”. Una propuesta que saldría adelante sólo si la izquierda gana las próximas elecciones en Madrid–“Gabilondo, Errejón y Podemos lo apoyarían”- y en un momento “delicado” para el suburbano. “Las cosas iban bien, pero en los últimos tres años, va de capa caída”, apunta Cueto.

Más alegrías son las que llegan desde los autobuses. “La EMT ha llevado a cabo una importante renovación de la flota, ya hay dos líneas 100% eléctricas y en el barrio de La Elipa se va a poner en marcha una estación de recarga masiva, un proyecto pionero a nivel mundial”. Cueto alaba el empuje de la dirección de innovación de la EMT, que les llevó también a la apertura de una planta de gas licuado “donde iban a cargar hasta los camiones de la basura”. 

¿Y las startups? Desde el principio de la legislatura, y en numerosas intervenciones públicas, Luis Cueto ha defendido las ventajas de la compra pública innovadora como un mecanismo idóneo para que las corporaciones municipales pongan nuevos servicios en órbita con celeridad y, de paso, apoyar el talento joven y disruptivo. La inversión municipal ejecutada en compra pública en innovación es la más alta de España y su evolución, ascendente, con la aprobación de proyectos por importe de 1,9 millones (2017), 3,9 millones (2018) y 10 millones (2019). “Esto no es casual, ahora el sistema funciona, ha acumulado la confianza suficiente y los procesos avanzan más rápido”, afirma Juan Manuel Garrido, director general de Innovación y Promoción de la Ciudad.

Luis Cueto, coordinador general de Alcaldía.

“Les pagamos por innovar y, si funciona, ellos se quedan la propiedad industrial”, detalla Cueto. “Es mucho mejor que una subvención porque pueden ir por el mundo vendiendo un producto que ya tiene como cliente institucional a Madrid”, añade Garrido, que explica que esa fue la vía para que prosperase el proyecto Efibús (basado en cómo influye la conducción en el consumo de combustible) y otros aún en fase de adjudicación. “También queremos escalar una propuesta de radar fijo capaz de medir la contaminación que genera cada coche y un sistema que mida las partículas en suspensión que desprenden los neumáticos al desgastarse. Existe una vinculación total entre movilidad y sostenibilidad”.

Esta interrelación se integra en una municipalidad distinta a la tradicional. “Hasta ahora”, apunta Cueto, “los municipios hemos sido percibidos como prestadores de servicios básicos que compraban la innovación. Y aunque adquirir cubos de basura entre tres ciudades para lograr un precio mejor ya es un paso interesante, el siguiente será innovar de forma conjunta”.

Madrid a la altura

Es ascenso de Madrid a la Champions League de ciudades innovadoras y emprendedoras tiene que ver, según Garrido, con un movimiento ciudad “que va mucho más allá de la economía digital y que atiende a la progresiva construcción de un ecosistema realmente emprendedor”.

Queremos convertir el Madrid Arena en el Madison Square Garden de los videojuegos

Madrid Games Week 2018.

Cueto añade que, en consonancia con el compromiso de sumar un plus de orientación a la inversión, el Ayuntamiento ha puesto en marcha tres fondos dedicados a economía social, eficiencia energética e industria audiovisual, videojuegos incluidos en esta última, un campo que integra los e-sports y del que Madrid quiere ser un polo de referencia global. La vuelta de la Games Week a Madrid es sólo el principio. “Tenemos sobre la mesa una propuesta muy ambiciosa para los próximos tres años, va a ser un bombazo. Además, en el Madrid Arena se celebran las Blast Pro Series, queremos hacer de este recinto el Madison Square Garden de los viodeojuegos”.

Una línea de actuación que se acerca a un punto óptimo de madurez afecta al Big Data, “y a devolver a los ciudadanos el valor de los datos públicos para que hagan negocio con ellos”. Garrido menciona otro enclave estratégico, el Silicon Alley, donde compañías multinacionales dedicadas al entorno cloud han encontrado su sitio. “En definitiva, muchas gotas de lluvia que al juntarse originan un tejido bien empapado”, concluye.

La traducción de estos esfuerzos se hace visible en numerosos ‘exits’ de startups radicadas en Madrid como Infojobs, Tuenti, Acens, Rumbo, La Nevera Roja o Idealista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here