Con la colaboración de
Institución Educativa Sek

La educación superior también tiene su particular LinkedIn

Educatly es una startup acelerada por EAE Business School en la que buscar, comparar y aplicar a más de 100.000 grados, posgrados y másteres
De izquierda a derecha: Joan Manuel Sánchez Barbera (cofundador); Mohammed El Sonbaty (CEO) y Abdelrahman Ayman (cofundador), creadores de Educatly.
De izquierda a derecha: Joan Manuel Sánchez Barbera (cofundador); Mohammed El Sonbaty (CEO) y Abdelrahman Ayman (cofundador), creadores de Educatly.

Educatly y LinkedIn comparten la misma idea: potenciar el networking y abrir nuevos caminos a sus usuarios en educación y empleo, respectivamente. También tienen en común que la primera pudo ser posible gracias a que en la sede de Irlanda de la plataforma de búsqueda de trabajo, Joan Manuel Sánchez Barbera y Mohammed El Sonbaty (CEO) idearon este homónimo centrado en la búsqueda de 120.000 opciones (grados, postgrados, masters) de educación superior a nivel global.

A ellos se les unió Abdelrahman Ayman. Los tres son cofundadores de una startup que a principios de diciembre levantó hasta 887.000 euros en una ronda de financiación. Según anunció EAE Business School, escuela donde se incubó (EAE Lab) y aceleró (EIN Accelerator de EAE Invierte) este proyecto, la inversión procede de Enterprise Ireland, the Falak Startups y otros ángeles inversores.

Esa cantidad permitirá consolidar el objetivo de sus tres creadores: crear una red social profesional en educación. “Nuestra intención es integrar a todas las partes de la industria en una misma plataforma. Actualmente está muy descentralizada y poco digitalizada”, explica a Innovaspain Sánchez, co-founder de Educatly.

En vista de ser una solución integral para el estudiante, englobaría la búsqueda del programa deseado, la comunicación con estudiantes de la misma nacionalidad que estudien en la universidad que lo ofrece y la aplicación en él. Además de cualquier gestión relacionada con temas administrativos (visados, por ejemplo).

En la actualidad, agrega Sánchez, Educatly tiene acuerdos “con 400 universidades en todo el mundo”. Lo que se traduce en aproximadamente 30.000 programas de Grado, Máster y Doctorado, incluidos cursos de idiomas. “Es solo el principio”, avisa. La financiación obtenida va a permitir potenciar la parte de marketing y ventas y testear nuevas tecnologías en la plataforma. Desde sus inicios, hace uso del Machine Learning para obtener una mayor precisión en la búsqueda de los usuarios más adecuados.

Blockchain

Pero esta ronda finalizada el 2 de diciembre permitirá además impulsar el sistema Blockchain. Sánchez desvela que ya existe una versión Beta de Educatly que permite verificar los diplomas académicos con este sistema de tecnologías que se postula como el futuro para la validación, entre otras, de microcompetencias. En el caso de la plataforma, permitirá verificar los grados y ahorrar tiempo a los empleadores, evitando “contratar una empresa externa para verificar manualmente”.

Además, se integrará Inteligencia Artificial. Ambas tecnologías permitirán maximizar el valor que ofrecen a sus clientes. El equipo técnico en Egipto está trabajando en nuevas tecnologías para apoyar un proceso de selección de estudiantes que no ha cambiado en más de dos décadas. Sánchez pone como ejemplo el método Netflix. “Te recomienda series; pues ahora enfocado en la educación en el extranjero. El sistema irá aprendiendo hasta que podamos identificar el programa perfecto para cada estudiante”, ilustra.

En pleno proceso de crecimiento

Si bien la plataforma cuenta ya con más de 45.000 usuarios registrados, la intención de sus fundadores es construir la red educativa más completa del mundo. “Queremos integrar toda la oferta académica mundial”, dice Sánchez. Y explica por qué: “Los jóvenes deberían tomar una de las decisiones más importantes de su vida de forma informada y no impulsiva. Cada vez son más los que están sobrecualificados en nuestra sociedad y queremos contribuir a revertir este problema”.

Por el momento, Educatly quiere expandirse por el mercado de Oriente Medio. Dos de sus fundadores son egipcios, lo que ha permitido abrir oficinas en El Cairo y en Dubái (Emiratos Árabes Unidos). Convencidos de que este proyecto es “para el largo plazo”, la empresa ya tiene una plantilla de 28 empleados. Para marzo de 2022 esperan ser casi medio centenar, 46. Esto, inevitablemente, atraerá la atención de compañías más grandes que quieran adquirir Educatly. Cuestión que ve como “una posibilidad” Sánchez, pero que no está entre las prioridades.

Más cuando se antepone el plano social de esta plataforma. Su cofundador recuerda cómo, cuando aún estaban en fases iniciales (la idea se empezó a gestar en 2018), le cambiaron la vida a Ahmed Elhatawy. “El primer estudiante que ayudamos”, de nacionalidad egipcia, pudo estudiar su Máster en el EAE Business School. Y “gracias a eso” hoy, esta persona vive y trabaja en España.

Deja un comentario

Recomendadas