hub biotecnología
El profesor del ITESO David Mendoza.

Producir harina de saltamontes o generar sistemas con levaduras para prevenir plagas. Estos son solo algunos de los proyectos en los que trabaja un nuevo hub de emprendimiento biotecnológico creado en Guadalajara (México). El principal objetivo de esta iniciativa, en la que participan 5 importantes instituciones del país, es desarrollar tecnología destinada al área agroindustrial.

Tras una convocatoria del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) estas decidieron hacer un frente común, en lugar de participar de manera individual. El proyecto es liderado por el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco (Ciatej) y participan el ITESO, la Universidad de Guadalajara (UdeG), la Universidad Autónoma de Guadalajara (UAG) y el Tecnológico de Monterrey.

El hub cuenta con una inversión de 24.2 millones de pesos (unos 915.000 euros).

[Le puede interesar: De pagar con el rostro a pagar con la voz. Así es la revolución del Payment Innovation Hub]

"La idea es dar herramientas tecnológicas para aquellas empresas que estén interesadas en desarrollar agrobiotecnología", ha explicado David Mendoza, profesor del Departamento de Procesos Tecnológicos e Industriales (DPTI) del ITESO, y ha agregado que más adelante podrían incursionar en áreas como biomedicina y salud.

El hub, que entró en funcionamiento a inicios de agosto, permitirá el desarrollo de la biotecnología en el estado por medio de la cooperación de las instituciones públicas y privadas, y busca reducir las limitaciones instrumentales, técnicas y de infraestructura con las que se enfrentan. Su sede principal estará en Ciatej aunque cada universidad cuenta con un espacio propio.

El ITESO participará con dos proyectos: uno es el de la producción de harina de saltamontes de manera masiva, que lidera Cristóbal Camarena, profesor de la carrera de Ingeniería en Biotecnología. Esta harina, que contiene “una gran cantidad de proteína”, fue lanzada en otoño de 2018 y está en busca de intermediarios que potencien su comercialización.

El segundo, encabezado por Alejandro Arana, también del ITESO, se enfoca en la producción de sistemas de biocontrol (proteínas o aminoácidos) para favorecer el crecimiento de cultivos, ya sea para nutrirlos o para mitigar la presencia de plagas. La propuesta “se ha ofrecido a empresas que cultivan berries”, asegura Mendoza.

El hub está abierto para todo tipo de empresas de la agroindustria, desde ganadería y pesca, a la transformación de alimentos. “Nos permite juntar a todas las entidades y tener la infraestructura para continuar con los proyectos y compartir ese equipamiento", agrega Mendoza.

[Le puede interesar: Tras las huellas de ADN de los agaves para conocer el origen del tequila]

En un futuro, el hub permitirá generar métodos innovadores de cultivo y, por qué no, producir agave (de donde sale el tequila) in vitro, señala Mendoza.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here