Iberdrola Heineken
Parque Eólico en El Andévalo.

En el mundo de la energía cada vez suena con más fuerza las siglas PPA (Power Purchase Agreement). Se trata de un acuerdo o contrato de compraventa de energía a largo plazo entre un desarrollador renovable y un consumidor. Esto es justamente lo que plantea la reciente alianza entre Iberdrola y Heineken, que contribuirá a hacer realidad la construcción de una nueva planta fotovoltaica en El Andévalo (Huelva) capaz de garantizar el suministro de electricidad verde a las cuatro fábricas de la cervecera en España.

Esta ubicación no es casualidad. El Andévalo forma parte de la estrategia de inversión en proyectos de generación de energía limpia de Iberdrola en España, donde prevé la instalación de 3.000 MW hasta 2022. Pero también de su apuesta por los contratos bilaterales como vía para promover el suministro de energía a precios asequibles y estables entre grandes clientes comprometidos con un consumo sostenible. "Las renovables han demostrado su competitividad y su capacidad para suministrar energía a precios asequibles y estables y los contratos PPAs a largo plazo se han convertido en una herramienta útil para la gestión del suministro eléctrico de grandes consumidores", explica Ángeles Santamaría, CEO de Iberdrola España.

El proyecto contará con una capacidad instalada de 50 MW y estará integrado por 147.000 módulos fotovoltaicos de silicio poli cristalino de 340 Wp que generarán 82 GWh/año. Una vez cubierta toda la demanda de energía eléctrica de sus fábricas en España con el desarrollo de esta nueva instalación solar fotovoltaica, Heineken, por su parte, se centra en sustituir las actuales calderas de gas por otras de energía renovable para hacer realidad el compromiso de elaborar sus cervezas exclusivamente con energía renovable en el año 2023. "Queremos ser la cervecera más verde y consolidar nuestro liderazgo como el referente del sector", apuesta Guillaume Duverdier, presidente de Heineken.

Ambas compañías se han convertido en pioneras en este tipo de acuerdo, ya que es el primer PPA entre una eléctrica y un grupo cervecero en España. Mientras que Iberdrola avanza en su objetivo de liderar la transición hacia una economía totalmente descarbonizada, impulsando las energías renovables y acelerando inversiones en España –prevé para ello destinar 8.000 millones de euros en el período 2018-2022–, Heineken consolida su estrategia de sostenibilidad 'Brindando un Mundo Mejor' y se centra en diferentes áreas prioritarias (como la lucha contra el cambio climático mediante la reducción de las emisiones de CO2) en las que la compañía considera que su actividad puede causar un impacto más positivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here