Objetivos 2030

Con la colaboración de

Cosentino

La comunidad solar que dará energía a todo un pueblo

La primera iniciativa de este tipo en España se realizará en Cedillo, en la provincia de Cáceres, de la mano de Iberdrola
comunidad solar cedillo

Cedillo, pueblo situado en Cáceres, pagará la mitad en la factura de energía de su consumo eléctrico. Esto será porque contará con la primera comunidad solar de España para un pueblo completo. Este proyecto de autoconsumo colectivo, que llevará a cabo Iberdrola, incluirá dos plantas fotovoltaicas, de 50 megavatios (MW) cada una, mientras que están a la espera de la construcción de una tercera, de 375 MW. 

El objetivo de esta comunidad solar, que se pondrá en funcionamiento a principios de 2023, es el de contribuir al desarrollo de esta localidad y a hacer frente a la despoblación, atrayendo nuevos habitantes al municipio. De hecho, los nuevos empadronados podrán beneficiarse de esta medida durante los próximos cinco años.

Olga García, consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, ha calificado el proyecto como “una muy buena práctica que incentiva el desarrollo rural y hace partícipe a todo un pueblo de los beneficios y las oportunidades que ofrece el despliegue fotovoltaico, que debe ser solidario al máximo con las localidades donde se ubica contribuyendo así a afrontar el reto demográfico. Espero que esto sirva de referente para otros pueblos de la región”.

En la firma del proyecto también ha estado el alcalde de Cedillo, Antonio González, que ha declarado por su parte que “la inversión, el empleo y los impuestos generados por los proyectos renovables de Iberdrola garantizan que este pueblo no va a desaparecer en el corto plazo. Somos un ejemplo de que se puede proteger el medioambiente y evolucionar al mismo tiempo. Aspiro a que Cedillo siga siendo durante muchos años el pueblo de la energía verde”.

Cedillo y la apuesta de Iberdrola por Extremadura

Según Iberdrola, Extremadura es un enclave fundamental para el desarrollo de la energía solar. De hecho, la región se ha convertido en la punta de lanza de la apuesta de la compañía por el impulso de las renovables en España. “El plan inversor de la compañía prevé la instalación de 10.000 nuevos MW en el país, hasta 2030. Un desarrollo en el que la región extremeña está jugando un papel clave”, subrayan.

La localidad de Cedillo y su comunidad solar, destacan desde Iberdrola, es solo una muestra de la contribución de las energías renovables al desarrollo sostenible de las zonas rurales. Y es que minimizarán su impacto ambiental en el entorno del Parque Natural del Tajo Internacional, un área protegida entre España y Portugal, donde evacuarán de forma conjunta la energía producida por las plantas fotovoltaicas del pueblo cacereño y, además, la central hidroeléctrica de casi 500 MW que tienen.

Por otro lado, como parte de esta iniciativa, la compañía ha instalado una subestación encapsulada de solo 300 metros cuadrados -frente a los 10.000 metros cuadrados de terreno que suelen necesitar- que minimiza su afectación al entorno. Su construcción, apuntan, ha supuesto un importante desafío logístico, ya que ha sido transportada íntegramente desde Italia hasta España.

Relaccionadas