[jet_engine component="meta_field" field="antetitulo"]

Hacia un dato de calidad, transparente y cercano

Responsables de Endesa, Agbar, Ibermática e IBM reflexionan durante un desayuno organizado por Innovaspain– en colaboración con estas dos últimas– sobre los retos del big data y el avance de las empresas españolas hacia el gobierno del dato
gobierno del dato
Momento de la mesa de debate durante el #DesayunoDeLaInnovación, celebrado ayer en el espacio Puerta Innovación de Madrid. De izquierda a derecha: Luisa Casañer (Ibermática), Julia Urío (IBM), Íñigo Laña (Endesa) y Anna Inglés (Agbar). [Foto: Sofía Calero]

“El Gobierno del Dato ha subido su nivel de prioridad en las Empresas desde el puesto séptimo al tercero”, han coincidido la totalidad de los ponentes durante un desayuno organizado por este periódico, en colaboración con Ibermática e IBM en el espacio Puerta Innovación de Madrid. El llamado ‘gobierno del dato’ es uno de los grandes retos de las empresas españolas.

Lo que comenzó siendo algo enfocado a aspectos regulatorios y normativos, hoy en día es imprescindible que evolucione hacia una aportación de valor más evidente al negocio. Esta es la filosofía que está siguiendo IBM, cuya Senior Information Architecture SME y Data & AI Solutions, Julia Urío, ha asegurado que “el ciclo de vida del dato es importante desde su origen hasta su consumo”.

El Gobierno del Dato a lo largo de su ciclo de vida debe contemplar aspectos relativos a su calidad, privacidad, accesibilidad… Creando un catálogo que incremente su conocimiento y el de todos los activos y productos relacionados. “Incluso en el propio consumo hay que hacer seguimiento. La calidad puede degradarse porque el mercado cambia de criterio”, ha apuntado Urío, que también ha incidido durante su intervención al modelo ‘data fabric’ por el que apuesta IBM.

Se trata de un nuevo diseño para simplificar el acceso a los datos en una organización y facilitar el consumo de datos gobernados en modo autoservicio. Esta arquitectura debe ser flexible para adaptarse a los diferentes entornos, procesos, usos y ámbitos geográficos de los datos, e integra funciones de gestión de datos de extremo a extremo. “Se trata de que las empresas incrementen el valor de sus datos”, ha remarcado Urío.

Luisa Casañer, Head of Data Strategy en Ibermática, coincide en que “no podemos olvidar el valor del dato en tiempo real, más allá de su gestión”. A su juicio, en los últimos años la madurez de las compañías ha evolucionado. “Antes, los datos solo preocupaban a los departamentos de tecnología. Ahora son fundamentales en cualquier área. El conocimiento del negocio lo tiene el dato”. Aunque Casañer rehúye del nuevo concepto ‘gobierno de datos 3.0’ –bautizado así por gran parte del ecosistema empresarial–, asume que en plena era digital “hemos convertido el dato en producto”, algo que “aporta un gran valor”.

El reto, una vez más, vuelve a estar cuando las empresas se ponen cara a cara con el ciudadano. “Que la gente sepa qué hacemos con sus datos y qué tecnologías hay es prioritario. Cuanto más conozcan las empresas los datos, mejores decisiones se van a tomar y mejor influencia tendrá en los clientes”, ha afirmado Íñigo Laña, Endesa Data Driven Project Manager en Digital Solutions Iberia, que ha aprovechado el encuentro para lanzar una pregunta: “¿Cuándo consideras que un cliente es tu cliente?” La clave para el responsable de Endesa es “construir un modelo robusto de datos y considerar el dato como un activo más de la compañía”.

Los datos también intervienen en el sector del agua, como ha dejado claro Anna Inglés, Business Data Lead de Operaciones en Agbar. “Nuestros compromisos como empresa están ligados a los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) y hemos visto cómo una buena política de datos ayuda a cumplirlos”. Como ya contó Innovaspain, Agbar trabaja con soluciones punteras que van desde las basadas en IA e IoT, a los drones o el Machine Learning. Bajo este abanico tan amplio de opciones pueden abarcar la enorme cantidad de datos que genera el 25% de la población española a la que suministran agua.

Los retos son aún amplios, como ha reconocido Inglés. “Queremos crear un data hub corporativo, con un modelo de gobernanza único. Tenemos que compartir la información entre departamentos. Estamos ante un cambio cultural: para poder nutrir más y mejor al cliente necesitamos una amplia y buena información”, ha confirmado.

El sector del agua se encuentra en una situación crítica por el estrés hídrico. “Es muy importante disponer de la calidad del dato para dar respuesta a las necesidades del sector. La gestión responsable del recurso hídrico implica utilizar herramientas tecnológicas y los datos. Nos estamos fijando objetivos realistas basados en el análisis de estos datos, ha concluido la responsable.

Recomendadas