Un “círculo de eficiencia energética” en la alta cocina española

Circulo de eficiencia energetica Gas Natural

Una docena de cocineros reconocidos a nivel internacional –de hecho, suman entre todos 31 estrellas Michelin– han presentado el ‘Círculo de Eficiencia Energética’ de Gas Natural Fenosa, una iniciativa que tiene como objetivo fomentar la eficiencia energética en el sector de la hostelería mediante medidas de control responsable del consumo energético.

Presentado la pasada semana en el marco de Madrid Fusión, esta iniciativa está respaldada por los siguientes chefs: Quique Dacosta (tres estrellas), Martín Berasategui (ocho estrellas), Juan Mari Arzak y Elena Arzak (tres estrellas en España y una en Londres), Rodrigo de la Calle (una estrella), Nacho Manzano (dos estrellas), Diego Guerrero (dos estrellas), Mario Sandoval (dos estrellas), Ángel León (tres estrellas), los hermanos Sergio y Javier Torres (dos estrellas), Oriol Castro (dos estrellas), Ricard Camarena (una estrella) y Marcos Morán (una estrella).

La iniciativa tiene como objetivo ayudar a los propietarios de establecimientos de restauración a tener un consumo de energía responsable, para lo que pone a su disposición diferentes herramientas, entre las que destaca Smart Energy Tool. Esta herramienta contribuye a la optimización de los consumos energéticos mediante un servicio basado en un sistema de monitorización energética. Así, el cliente recibe una serie de alertas informativas sobre imprevistos, informes periódicos sobre los consumos y el acceso a una aplicación web con el objetivo de ayudar al cliente a gestionar su energía, aportando el conocimiento sobre sus consumos en detalle de forma sencilla.

Básicamente, “un servicio que analiza los datos de consumo energético de un negocio para dar información útil que permita ahorrar tiempo y recursos en la gestión de la energía aportando toda la información necesaria, transmitiendo tranquilidad al estar siempre informado”, explican.

Asimismo, un equipo de expertos de Gas Natural Fenosa realizará una auditoría “energética” personalizada a cada restaurante, con el fin de aconsejar las mejores prácticas en sus hábitos de consumo energético permitiendo, de esta forma, el ahorro de costes y la reducción del impacto medioambiental de su actividad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here